Economía

Reino Unido cortará el gas que envía a Bélgica y Países Bajos si sufre problemas de suministros

  • Las islas tiene una capacidad muy limitada de almacenamiento,
  • lo que convierte Gran Bretaña en un exportador neto al continente
  • Pero a veces necesita importar si hay picos fuertes de demanda

El plan de emergencia de Reino Unido ante la crisis energético contempla el cierre de los gasoductos que conectan las islas británicas con Bélgica y Países Bajos. La medida se tomaría si el país sufre problemas de suministros. La futura decisión complicaría la estrategia de unidad europea, en el caso de que Rusia termine de cortar todos los envíos de gas a Europa.

Europa, tarde o temprano, va a poner a prueba los planes de contingencia ante la escasez de gas, si la tensión con Rusia no se rebaja por arte de magia. Mientras los dirigentes de la alianza atlántica de la OTAN se organizan para hacer un frente común contra Moscú, Reino Unido aprueba su plan de emergencia, sin coordinarse con el resto de países.

Todos los países europeos contemplan en sus escenarios de urgencia racionamiento de suministros, en distintas fases avanzadas; pero Londres cerrará los gasoductos que conectan con el continente en Bélgica y Países Bajos, cuando Reino Unido se vea afectado a la mínima, según avanza Financial Times, en la alerta temprana. El plan británico incluye cuatro fases de emergencia.

La medida está despertando críticas porque directamente atenta contra la cooperación internacional. Varias gasistas europeas ha pedido al Gobierno de Johnson que coopere con Bruselas para optimizar los recursos. La patronal europea de gasistas apuntan que el corte será contraproducente para Reino Unido, si los problemas de suministros se alargan.

Las propias características de Reino Unido hacen que el país tenga una fuerte dependencia, sobre todo, de gas. Tiene una capacidad muy limitada de almacenamiento de gas, incluida las exportaciones de gas licuado. De hecho, durante los meses de verano Gran Bretaña se convierte en exportador neto, cuando baja la demanda interna, abastecimiento al continente. Desde marzo, las conexiones con Bélgica y Países Bajos están funcionando a plena capacidad con un suministro diario de 75 millones de metros cúbicos diarios de gas al continente, ante las necesidades de elevar las reservas para el invierno

Sin embargo, este invierno, Reino Unido salvo los problemas de suministro gracias a las importaciones procedentes del Viejo Continente. Estas importaciones supusieron hasta un 25% del total. La patronal europea del gas advierte de que el país tendrá problemas de suministro si hay un invierno duro.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud