Economía

Warren Buffett quiere donar su fortuna tras su muerte. ¿Quién se quedará el dinero?

  • Su patrimonio se estima en casi 100.000 millones de dólares
  • Dos fundaciones serían las principales receptoras, pero el magnate no ha concretado cómo repartirá su riqueza
Foto: Alamy

La séptima persona más rica del mundo se ha comprometido a donar prácticamente toda su riqueza tras su muerte, una buena noticia que está siendo un quebradero de cabeza para muchas ONG.

Warren Buffett, uno de los más famosos inversores de Estados Unidos, firmó en 2010 que daría el 99% de su riqueza "a lo largo de su vida o tras muerte" a organizaciones que se encarguen de la salud y el bienestar de las personas.

El dinero tendrá que distribuirse en un máximo de 10 años una vez haya fallecido, según dejó por escrito, y procedería de la liquidación de sus acciones de Berkshire Hathaway, el fondo que dirige desde 1965.

La fortuna de Buffett asciende en este momento a 96.900 millones de dólares, según Bloomberg, debido a que posee el 37% de las acciones de clase de A de Berkshire Hathaway. Cada una de estas participaciones cuesta 417.000 dólares, y son consideradas las acciones más caras del mundo.

En agosto, Buffett cumplirá 92 años y por el momento no ha confirmado qué organizaciones serán las que reciban la herencia. No obstante, el inversor ha tenido una muy estrecha relación durante años con Bill Gates y su ex esposa Melinda French Gates, los dueños de la Fundación Gates, una de las ONG más destacadas del mundo.

Hasta el momento, Buffett ha donado miles de millones a la Fundación Gates en forma de acciones clase B, lo que ha servido a esta organización para convertirse en el segundo mayor donante a la Organización Mundial de la Salud y uno de los fundadores de la asociación Gavi, un grupo público-privado que promueve la vacunación global.

Otra de las ONG que recibiría una parte de la fortuna es la organización de la familia Buffett, creada en 1964 y renombrada en 2004 como Fundación Susan Thompson Buffett en honor a la esposa fallecida del empresario que se dedica a apoyar el derecho de las mujeres a abortar.

Tanto la Fundación Gates como la de la familia Buffett llevan años preparándose para el día en que el magnate reparta una de las mayores herencias de la historia. Según una investigación de The Wall Street Journal, ambas han creado equipos especializados en canalizar esta ingente cantidad de dinero, que debe ser gastado íntegramente en menos de una década. "Nada se destinará a inversiones, quiero que el dinero se gaste en necesidades reales de ese momento", según explicó Buffet en 2010.

Según documentos oficiales revisados por el periódico americano, la Fundación Gates recibirá unos 56.000 millones de dólares de la fortuna de Buffett y 17.400 irían a parar a cuatro ONG (entre ellas la fundación Susan Thompson), mientras que cerca de 18.700 millones estaría todavía en el aire sin un destinatario claro. Estas cantidades podrían ser mucho mayores, incluso duplicarse, si Buffet se mantiene en vida durante 5 o 10 años, teniendo en cuenta que su fondo de inversión ha registrado un retorno medio del 20% anual en sus últimos 50 años.

Sin embargo, la investigación del Journal concluye es que la promesa de Buffett de dar el 99% de su riqueza a la caridad es demasiado ambigua, ya que desde 2010 no ha concretado cómo se llevará a cabo esta transferencia. De hecho, el propio magnate contestó al periódico asegurando que había "un número significante de imprecisiones" en el cálculo del reparto de su herencia, pero no quiso especificar cuál serían las cifras correctas y rechazó colaborar en la redacción del artículo.

Otros acontecimientos recientes también han suscitado dudas sobre este compromiso. Tras el divorcio del matrimonio Gates, Warren Buffett dimitió como administrador de la Fundación Gates, aunque ha seguido colaborando con la organización.

Más sospechoso fue que a comienzos de 2022 la Fundación Gates corrigió un comunicado de prensa para eliminar una frase que decía que Bill Gates, Melinda French Gates y Warren Buffett dedicarían la mayor parte de riqueza actual a la fundación. Una portavoz de la fundación dijo entonces al Journal que el comunicado se había corregido "para aclarar un error relacionado con promesas a futuro" y que la fundación no podía hablar en nombre de Buffett.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud