Economía

Los expertos creen que la política económica de Sánchez no cambiará pese al 19-J

  • Los economistas mantienen que solo adelantará elecciones si la UE exija ajustes
  • la Junta defiende que el 19-J refuerza la imagen de Andalucía de cara a los inversores
Sánchez, con Narbona y Lastra, en la ejecutiva del PSOE, este lunes.

Los malos resultados de las elecciones andaluzas para el PSOE no han hecho mella en Pedro Sánchez. Así lo corroboró ayer Ferraz, al justificar que la dirección del Ejecutivo es sólida y hay legislatura hasta el final. Y así lo rubrican expertos consultados por elEconomista.es, subrayando que el jefe del Gobierno no hará ningún cambio significativo en materia económica, y solo adelantará elecciones generales en el caso de que las instituciones europeas e internacionales le pidan ajustes de carácter urgente.

Los expertos remarcan que, no solo no hará cambios sustanciales en la dirección económica, si no que además, se radicalizará en sus posiciones, a medida que sus socios también lo harán de aquí a las elecciones municipales y autonómicas, y hasta incluso tomará decisiones que perjudicarán si cabe más la economía nacional.

Situación más complicada

Lorenzo Bernaldo de Quirós, presidente y socio de la consultora Freemarket, opina que, los resultados del 19-Jen Andalucía "aumenta las expectativas de una victoria electoral del PP, a nivel nacional, pero no veo que eso tenga una especial incidencia económica salvo que el presidente del Gobierno decidiese anticipar las elecciones, cosa que no veo salvo que se le obligue desde fuera a hacer un ajuste".

Mantiene Daniel Lacalle, director de Tressis Gestión, en que, además, "la situación económica va a ser aún más complicada, ya que la debacle de los socios de Pedro Sánchez en las urnas, va a provocar que éstos se radicalicen cada vez más, y por lo tanto, la labor de Gobierno será más difícil. Sin olvidar que, hay que tener en cuenta que Podemos es probable que se convierta en un fuerza testimonial".

Lejos de esta borrascosa coyuntura, Lacalle enfatiza que, "en Andalucía, como en Castilla y León, como en Madrid, el resultado del domingo ha sido una enmienda a la totalidad a la política económica de Pedro Sánchez; en definitiva, un rechazo a la política de impuestos del Gobierno, por eso la gente ya no aguanta más".

José María Rotellar, profesor de Economía de la Universidad Francisco de Vitoria, remarca que, "el problema es que Sánchez tratará de aguantar y en ese año y medio puede tomar decisiones que perjudicarán más a la economía de lo que ya lo ha hecho. En cualquier caso, sustancia Rotellar, "el resultado en Andalucía da esperanzas de que la economía española cambiará de rumbo, para bien, ante la ya más que probable derrota de Sánchez".

Atractivo inversor

En cuanto a la proyección de los resultados, Salvador Marín, director del Servicio de Estudios del Consejo General de Economistas, defiende que, "el principal mensaje que lanza este resultado en Andalucía es de estabilidad, y eso para la economía , inversores , proyectos , agencias calificadoras es bueno. Cierto que en este caso es solo para una CCAA, pero ésta es parte de España y en cierta forma influye en positivo. Además -abunda-, "otro mensaje que lanza a los analistas externos , los que hacen proyecciones a medio y largo plazo es que en España hay opciones de alternancia y opciones potentes y estables, por lo que ante futuras convocatorias pueden valorar que existen opciones reales de gobierno que son valoradas por una mayoría relevante de la población española y eso es una señal de madurez democrática y en definitiva confianza".

En clave andaluza, Lorenzo Amor, presidente de ATA, la Asociación de Trabajadores Autónomos, opina que, para esta "va a suponer que puede tener unos presupuestos para los próximos cuatro años. Y eso -matiza- está bien, sobre todo ante una situación de incertidumbre en todos los ámbitos económicos, porque unos presupuestos suponen estabilidad y poder articular medidas para amortiguar la situación actual".

De impuestos también habla la fiscalista María Crespo, miembro de la Fundación Civismo. En ese sentido Crespo sostiene que, "Andalucía ha experimentado una paulatina reducción de la carga fiscal, mediante la bonificación del impuesto sobre Sucesiones para ciertas transmisiones, estableció beneficios fiscales en el impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y en el Impuesto sobre el Patrimonio". Y, todas estas medidas -colige- "son el inicio de una tendencia que, de confirmarse, atraerá inversores y personas físicas a la región que, buscando una mejora en su carga fiscal practicarán la conocida como "votación por pies".

El economista, Daniel Rodríguez Asensio, sustenta que, "España tiene por delante un nuevo motor económico llamado Andalucía; y Bonilla ha demostrado una gran capacidad de gestión, con cada vez más gente pagando más impuestos porque han mejorado su renta". Mantiene Rodríguez que el presidente de la Junta ha demostrado que "Andalucía se consolida como parte de la solución para España".

Expone Rodríguez que, en el caso del resultado que han arrojado las urnas el domingo, "es evidente que la gente quiere que le traten como adultos". La compra de votos -concluye- no funciona, y mucho menos si es con subidas masivas de impuestos. Sánchez ha traicionado a España y todo el que se siente español se lo hará pagar en las urnas".

Finalmente, Eligio Taboada, presidente de Stop Sucesiones, opina que "los andaluces han dejado claro a la izquierda que el pueblo ha despertado y hace una firme apuesta por la Libertad Fiscal. No quieren más saqueo fiscal", remarca. Según el criterio de Taboada, y tras los resultados obtenidos por el PSOE este domingo, "Pedro Sánchez debería hacer un cambio de estrategia, discurso y argumentos y, escuchar las demandas de la sociedad civil, entre otras razones, porque ya no vende no bajar impuestos y ya no vende estar permanentemente hablando de saquear a los "ricos", indica.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud