Economía

La mitad de la plantilla de funcionarios se jubilará esta década

  • Sólo el 12% es menor de 40 años y la media de edad es de 52 años
  • Consideran que no es el momento de pedir alzas salariales en funcionarios
  • Critican que el Gobierno les excluya de la reforma del acceso a la Función Pública
Madridicon-related

La Seguridad Social y la Función Pública afrontan un reto que tendrán que abordar de forma conjunta. Tras la parálisis de contratación del sector público a partir de 2010 y durante la pasada década, la medida de edad del funcionariado alcanza los 52 años, 55 en el caso de los A1. Este envejecimiento de la plantilla se traduce en un dato que prevé un vacío en el sector público: el 56% se jubilará esta década.

El envejecimiento es uno de los puntos que ha destacado la Federación de Asociaciones de Cuerpos Superiores de la Administración General del Estado (Fedeca), el sindicato que representa a 20.000 funcionarios y 43 asociaciones, en un desayuno privado con medios de comunicación. Este análisis del sector público se centra en los funcionarios, con casi un millón de trabajadores a las puertas de abandonar el servicio público

Cabe destacar que este grupo de trabajadores, los funcionarios de las clases pasivas, pueden optar a la jubilación anticipada voluntaria a los 60 años, justificando haber cotizado al menos 30 años, en cualquiera de los regímenes (general, autónomos, clases pasivas). Con este requisito mínimo de 30 años en servicio reciben algo más del 80% de la pensión pública que les corresponde, según datos extraídos de la Guía de jubilaciones de las clases pasivas de CCOO.

La reciente oferta pública de empleo récord publicada ayer, que ofrece unas 30.000 plazas, es una vuelta de tuerca a la parálisis mostrada a partir de 2010, en plena crisis financiera. Entonces se congelaron salarios dentro del modus operandi de José Luis Rodríguez Zapatero, que dio un tijeretazo a las pensiones o al cheque bebé entre otros. La oferta está directamente relacionada con la tasa de reposición que tiene el sector público.

El agujero al que está abocado el sector público cuenta con un contrapunto por la mala planificación: de la plantilla total compuesta por funcionarios, únicamente el 12% es menor de 40 años. Por lo tanto, urge renovar un sistema que, como las pensiones, también está presionado por el grueso demográfico de la generación del baby boom. En las conversaciones con el Gobierno para la reforma del sistema de acceso a la Función Pública, relatan fuentes de Fedeca, no está presente este sindicado que representa a 20.000 trabajadores públicos, pese a que han ofrecido su acercamiento; sí lo están CCOO, UGT o CSIF.

Sí al pacto de rentas

Fedeca ha mostrado una postura comedida por la evolución económica de este año. Este sindicato apuesta por una contención salarial, incluyendo a los funcionarios públicos dentro del hipotético pacto de rentas entre trabajadores y empresas para hacer frente a la evolución de precios y el impacto económico de la guerra de Ucrania a nivel global.

Eso sí, considerando que "no es momento de exigir alzas salariales", también recuerdan que los sindicatos del nivel A1 están mal pagados en España y se remiten a unos de sus puntos para trazar las líneas de actuación. Destacan la importancia de favorecer la retención de talento a través de la formación, la conciliación, el desarrollo profesional y, por supuesto, una mejora de las retribuciones.

La organización sindical hace un llamamiento para analizar a medio plazo, a 5, 10 ó 15 años vista, la evolución demográfica en referencia al sector público para realizar una planificación este periodo. 

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud