Economía

La inflación aumentará la recaudación del IVA con 5.000 millones adicionales

  • Los datos muestran ya una subida del 13% en los ingresos del impuesto
  • Montero estudia rebajas fiscales para carburantes por la escalada del IPC
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. EFE.
Madridicon-related

La inflación de los últimos meses aumentará la recaudación tributaria del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). La subida de precios, que se traslada de forma casi directa a los ingresos a través del IVA, supondrá, en función del desempeño del IPC este año, unos 5.000 millones de euros extra para Hacienda después de que los analistas estimen una inflación para el conjunto del año cercana al 7%. Este alza se trasladará a la base imponible del impuesto. Hasta noviembre -los últimos datos disponibles de la Agencia Tributaria-, los ingresos homogéneos del IVA crecen un 13,2%.

La subida de la recaudación aún recoge el impacto de la caída del consumo en el año 2020, por la pandemia del coronavirus Covid-19. Sin embargo, los datos de Hacienda ya incluyen el impacto de la subida de precios. "La aceleración tiene que ver con la recuperación de la actividad y del consumo y con las subidas de precios vividas en los últimos meses", explica Hacienda en su informe mensual.

A falta del informe oficial de recaudación del año 2021, que se publicará en una semanas, los datos adelantados muestran que los ingresos tributarios aumentan un 14%, el doble que la economía. Tanto la inflación como la economía sumergida tienen que ver con este asunto. El sistema fiscal español no deflacta las tarifas. Una subida de precios como la actual, al 7,6%, se traslada a los impuestos de manera casi inmediata. Así, el impacto de la crisis del coronavirus ha sido mayor en sectores donde la economía sumergida está más presente. Aunque sin datos oficiales, el acceso a los Ertes y las ayudas han podido aflorar gran parte de este trabajo en negro.

Los ingresos de la Agencia Tributaria aumentan un 14%, al doble de ritmo que la economía

Los datos provisionales de la Agencia Tributaria indican que la base imponible del impuesto podría recuperar el nivel previo a la crisis, hasta unos 485.000 millones de euros. De aplicarse la inflación a esta cantidad a un tipo efectivo del 15%, los ingresos por el impuesto aumentarían en un total de 5.000 millones de euros.

El dato de noviembre recoge, sobre todo, el devengo de septiembre y supone de nuevo una mejora con respecto al mes anterior, igual que sucedió, con intensidad, en octubre, aunque en este caso sin la aportación que tuvieron entonces las declaraciones trimestrales. Una de las consecuencias de estos resultados es que los ingresos homogéneos acumulados en el año superan por primera vez a los estimados para 2019.

En 2020, la recaudación por IVA se redujo un 11,5%, hasta los 63.337 millones, lo que supuso una pérdida de más de 8.000 millones respecto a los ingresos alcanzados en 2019. Los efectos del confinamiento y de otras medidas restrictivas, así como las limitaciones a la movilidad, tuvieron un fuerte impacto en la evolución del IVA bruto, que cayó un 9,4%. En esta ocasión, la recaudación cayó menos que el consumo. El gasto final sujeto a IVA cayó un 13,3%, frente a la caída de recaudación del 11,5%.

Los precios, en máximos

Ante esta situación, la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, anunció ayer que el Ejecutivo estudia un paquete de medidas para hacer frente a las consecuencias económicas de la invasión de Ucrania por parte de Rusia y confirmó que algunas de ellas pasarán por revisar la fiscalidad a la baja de algunos productos que "claramente" estén impactados por el incremento de la inflación.

"Tenemos que ser cautos a la hora de anticipar ningún tipo de medida hasta que no esté dialogada y consensuada", recalcó Montero en declaraciones a los medios antes de la presentación de un nuevo homenaje a las mujeres con el libro Pioneras, cien años de la presencia de la mujer en el Tribunal de Cuentas 1921-2021.

Aunque la ministra no detalló qué tipo de impuesto se pretende revisar, sí aseguró que se evaluará la fiscalidad de los productos más afectados por el alza de la inflación, como pueden ser los carburantes. Montero explicó que el plan nacional de respuesta a esta crisis, que espera que el presidente del Gobierno pueda presentar a final de este mes o principios del próximo, tiene una cuádruple dimensión, siendo el primero de ellos el consenso a nivel europeo.

La titular de Hacienda señaló que el Consejo Europeo de final de mes será trascendente para conocer la posición de Europa respecto a la regulación del gas y del pool eléctrico. "Esto ha sido una obsesión de España porque nuestros precios energéticos han subido de forma desorbitada", reconoció la ministra.

Además, la ministra mencionó al diálogo con los agentes sociales para impulsar un pacto de rentas, así como a las conversaciones que el Gobierno iniciará con los partidos políticos para conocer cuál es su opinión, ya que este tipo de regulaciones que se pretenden abordar tienen que ser ratificadas por el Congreso de los Diputados.

Montero también destacó que se convocará en una conferencia específica a las comunidades autónomas para poner en común las medidas que cada una entiende que pueden ser complementarias a las que adopte el Gobierno central.

Montero remarcó que la intención del Ejecutivo es prepararse por si la invasión dura más en el tiempo de lo esperado

"Con todo esto tendremos un proyecto colectivo, ojalá participado por todos los agentes, que nos permita hacer frente al impacto del incremento de la inflación, que es el síntoma más claro de cómo está afectando la guerra de Ucrania al conjunto de Europa", incidió la ministra.

Montero remarcó que la intención del Ejecutivo es prepararse por si la invasión dura más en el tiempo de lo esperado y que España sea capaz de prevenir todas aquellas actuaciones que pueden ocurrir por las sanciones contra Putin.

Sobre la propuesta del secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Mathias Cormann, de subir impuestos a las eléctricas para paliar la factura de los consumidores, Montero recordó que el Gobierno en materia eléctrica ha topado los llamados "beneficios caídos del cielo". Argumentó que existen diferentes formas de abordar los beneficios, bien por la vía fiscal directa o por la vía de la regulación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud