Economía

Rusia se acerca al 'default': los inversores de bonos rusos aún no han recibido un pago del 2 de marzo

  • Se abre un periodo de gracia de un mes antes del incumplimiento
  • Los inversores que no han recibido el pago son internacionales

Los inversores extranjeros de bonos en moneda local del Gobierno ruso todavía no han recibido los pagos de cupones tres días después de su vencimiento, según ha confirmado el proveedor de datos financieros CBonds y cinco inversores de empresas estadounidenses y europeas.

El Depósito Nacional de Liquidación (NSD, por sus siglas en inglés) de Rusia recibió el pago de los intereses -11.200 millones de rublos (98 millones de dólares) sobre 339.000 millones de rublos en bonos conocidos como OFZ que vencen en febrero de 2024- del Gobierno el miércoles y pagó a los inversores locales, dijeron las fuentes citadas. Pero los tenedores internacionales no recibieron el pago debido a la orden del banco central ruso que prohíbe los pagos al extranjero.

"El dinero está en el NSD, se realizaron los pagos a los tenedores de bonos rusos", señaló Elena Avdonicheva, directora del Departamento de Renta Fija y CIS para Rusia de CBonds. "Los pagos a los no residentes no se realizaron debido a la prohibición del Gobierno; este dinero está congelado en el NSD hasta nuevo aviso. Técnicamente, podemos esperar que el dinero llegue a los tenedores de bonos más adelante".

Default técnico

La deuda local rusa tiene un período de gracia de 10 días hábiles después de que la Bolsa de Valores de Moscú publique lo que llama un default técnico, según Cbonds. No está claro si eso sucederá porque, técnicamente, Rusia ha pagado, aunque no ha podido entregar el dinero.

"Oficialmente en Rusia no se llama default", dijo Avdonicheva. "Pero si seguimos la lógica: el dinero no ha llegado a los tenedores de bonos en el momento correcto y los inversores no pudieron reinvertir los pagos de cupones, entonces es un default técnico".

Aunque Moscú pagó esta semana, a los inversores les preocupa si podrá o querrá realizar futuros pagos a medida que la guerra y las sanciones se intensifican. La confianza de los inversionistas ya es frágil, y los contratos de seguros de incumplimiento indican una probabilidad récord de default.

Todas las miradas están puestas ahora en la deuda rusa en moneda extranjera. El Gobierno debe pagar más de 100 millones de dólares en cupones de dos bonos en dólares el 16 de marzo. También tiene otro pago de intereses que vence el 21 de marzo y un bono de 2.000 millones de dólares que vence el 4 de abril.

Período de gracia

Los bonos internacionales tienen un período de gracia de 30 días y el no pago en ese lapso podría activar los swaps de incumplimiento crediticio, aunque existe la preocupación de si estos también se pagarán.

Un default por parte de Rusia podría conllevar un menor riesgo de contagio a los mercados financieros mundiales que en 1998, porque los inversionistas han reducido sus tenencias de activos rusos, según algunos analistas. Las exposiciones directas a Rusia a través de los flujos comerciales y los créditos de los bancos extranjeros ya se han reducido en dos tercios desde 2013 y son casi la mitad de las que había antes del último default de Rusia, según JPMorgan Chase.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud