Economía

El recibo de la luz de un consumidor doméstico en 2021 fue cinco euros más barato que en 2018, según CaixaBank

  • Advierten de que parte del aumento puede trasladarse en 2022
Foto: Dreamstime

El importe total del recibo mediano de la luz para un consumidor doméstico en España en 2021 ascendió a un total de 743 euros, ligeramente por debajo de los 748 euros que supuso en 2018, ajustada la inflación, según datos del centro de estudios CaixaBank Research.

La entidad financiera ha llevado a cabo un informe sobre el impacto en la factura de la luz del alza histórico en el mercado mayorista de la electricidad para un consumidor doméstico, basado en los recibos que tiene domiciliados por parte de clientes particulares.

Esta diferencia a la baja de cinco euros entre el recibo de la luz para 2021 con respecto al de 2018 estaría en línea con el compromiso del Gobierno de una factura, descontado el IPC, similar de un año con otro, a pesar de que el pasado ejercicio estuvo marcado por una espiral alcista, especialmente a partir de julio, en los precios del 'pool' eléctrico.

En este sentido, el informe destaca que las medidas adoptadas por el Gobierno para reducir el impacto del aumento de precios del mercado mayorista eléctrico en el recibo (como la rebaja del IVA o la suspensión temporal del impuesto de producción eléctrica) tuvieron su efecto en lo que pagaron finalmente los consumidores.

No obstante, el resultado cambia si se analiza en función del tipo de contrato que tiene cada hogar, siendo penalizado en el caso del mercado regulado, el más afectado por las oscilaciones en el mercado mayorista eléctrico.

En el acumulado de 2021, el recibo mediano en el mercado regulado ascendió a 579 euros, 20 euros más (+3,5%) que los 559 euros a que ascendió en 2018.

Sin embargo en el mercado libre, el recibo acumulado para un consumidor doméstico ascendió a 861 euros, un 4,5% menos que los 902 euros de 2018, señala el informe.

Datos por trimestres

Según los datos trimestrales, en el primer trimestre del año pasado el recibo mediano era de 68 euros, el mismo importe que en el mismo periodo de 2018. Sin embargo en el cuarto trimestre de 2021, el recibo mediano ascendía a 60 euros, un importe un 3,6% menor al del recibo mediano en el mismo periodo de 2018.

En el mercado regulado, que corresponde al 39% de los hogares, el recibo mediano en el último trimestre de 2021 ascendió a 54 euros, un 13% superior al recibo del mismo periodo de hace tres años (+28% respecto al del cuarto trimestre 2019 y +32% respecto al de 2020).

En el mercado libre los recibos disminuyeron de forma generalizada en el último trimestre del año pasado

En cambio, en el mercado libre, el recibo mediano en el último trimestre del año pasado se redujo hasta los 61 euros, un 16% menos que en el mismo periodo de 2018 (-18% respecto al de 2019 y -14% sobre el de 2020).

Estas diferencias estuvieron motivadas por el hecho de que, en el mercado libre, los precios de la energía son fijos por el periodo establecido en el contrato y solo se actualizan cuando este se renueva, por lo que las rebajas impositivas beneficiaron a los hogares que tienen este tipo de contrato.

En cambio, en el mercado regulado los precios de la energía son variables y cambian cada día y hora (corresponden al llamado precio voluntario para el pequeño consumidor, o PVPC), por lo que los aumentos
de precios se trasladan más rápidamente a la factura y fueron superiores a la rebaja impositiva.

Además, los incrementos en el recibo se concentran en los hogares con mayor consumo eléctrico del mercado regulado. Así, en función del importe del recibo, en el mercado libre los recibos disminuyeron de forma generalizada en el último trimestre del año pasado, tanto los de menor como los de mayor importe.

Para 2022, el centro de estudios de Caixabank augura una tendencia de precios altos de la electricidad, en línea con 2021, y cree que parte del aumento de precios en el mercado mayorista del año pasado "puede trasladarse al mercado libre a medida que se renueven contratos, aunque si los precios en el mercado mayorista se reducen, este efecto será temporal".

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Carlos
A Favor
En Contra

O sea, que hemos gastado la mitad de la electricidad para pagar lo mismo.

frio, lavadoras por la noche, estufas de gas....

Qué extraño que La Caixa no hable del menor consumo. Un cliente menos

Puntuación 6
#1
honorato
A Favor
En Contra

efectivamente el recibo ha sido 5 euros menos, la diferencia es que en 2018 el recibo era para dos meses y ahora es para uno.

Puntuación 2
#2
Marc
A Favor
En Contra

Hay que tener cuajo para escribir algo así. “Descontada la inflación”… No recuerdo que la promesa del presidente contuviste esa coletilla. Si la subida de la luz es uno de los mayores contribuyenres a la inflación, ¿qué sentido tiene la comparación descontando dicha inflación? Es como decir que el enfermo de cáncer está muy sano si obviamos el cáncer. Qué espera la Caixa y el Economista a cambio de escribir algo así? A mí se me caería la cara de vergüenza

Puntuación 2
#3
gbkmut
A Favor
En Contra

Vaya trileros estos de la Caixa…. leyendo esto como para fiarse de nada de lo q digan

Puntuación 2
#4