Economía

El aviso del SEPE: esto es lo que puede pasarte si dejas de sellar el paro

  • Es uno de los requisitos indispensables para cobrar la prestación
  • No renovar la demanda de empleo implica suspensiones y sanciones
Foto: EP.

Para cobrar el paro, la prestación contributiva por desempleo, es necesario acreditar una serie de requisitos que, en algunos casos, hay que mantener durante el periodo de la prestación. De lo contrario, el beneficiario se arriesga a perderla y quedarse descubierto en esa etapa sin trabajo.

Uno de los requisitos más importantes es la demanda de empleo, que se pide como condición para conseguir el paro y que también hay que ir renovando cada tres meses para poder mantener ese derecho. La tarjeta de la demanda de empleo se entiende como el documento con el que se acredita que el trabajador busca empleo activamente.

Si la renovación, que a menudo se conoce de forma común como 'sellar el paro', no se produce puede conllevar ciertos problemas al beneficiario, desde interrupciones en el cobro de la prestación hasta sanciones que pueden implicar la pérdida del paro.

Clara Martínez, asesora de la subdirección general de Prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) las ha explicado en el programa radiofónico 'Madrid Trabaja', de Onda Madrid. En él, ha explicado que las personas que no renueven la demanda de empleo pueden enfrentarse a dos problemas.

En primer lugar, Martínez ha explicado que "durante el tiempo en que la persona no esté inscrita como demandante de empleo, el SEPE le va a suspender el pago". No hay que confundir esta medida con una sanción, ya que solo se trata de la aplicación de las normas para cobrar el paro: en los periodos en los que no se esté inscrito como demandante de empleo se suspende.

Esto no significa que la prestación se pierda, lo único que pasará es que el pago de la prestación se atrasará, ya que durante el tiempo en el que no esté inscrito como demandante de empleo, no se tiene derecho a percibir el paro: "En vez de terminarlo el día que lo fuera a terminar, lo terminará más tarde, pero con el paréntesis en medio de los días que ha estado sin inscribir", informa Martínez.

En paralelo, y aunque el SEPE no lo sancione, no renovar la demanda de empleo es un hecho sancionable, así que en ese caso se le puede comunicar al ciudadano una sanción. Antes era el SEPE el que lo hacía, pero actualmente corresponde realmente a los servicios autonómicos de empleo, que se encargan de gestionar el régimen sancionador. 

Así son las sanciones

Según explica en su página web, el SEPE tipifica como infracción leve "no cumplir, salvo causa justificada, el requisito de mantener la inscripción como demandante de empleo, exigido para continuar percibiendo la prestación".

La comisión de una falta leve implica una sanción de un mes de pérdida de la prestación, pero si se vuelve a cometer la misma falta la sanción es de tres meses de pérdida de sanción, si se hace por tercera vez conlleva seis meses de pérdida y a partir de la cuarta se pierde definitivamente la prestación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin