Economía

Los empresarios demandan una mayor unidad de mercado en España

  • Clemente González Soler, presidente de Alibérico, pedirá liderazgo a la CEOE
  • García-Legaz considera que el PP debería haber explorado la armonización
Luis Berenger, Clemente González Soler, Jordi Sevilla y Jaime García-Legaz, durante la jornada. Alberto Martín
Madridicon-related

La vorágine política provoca que, en algunas ocasiones, los grandes temas se queden relegados. Es lo que está sucediendo con la falta de unidad de mercado derivada de la sobreproducción legislativa de las autonomías, según se puso de manifiesto ayer en una jornada organizada por la fundación valenciana Conexus realizada en Madrid. Entre los ponentes, el empresario Clemente González Soler, presidente del grupo Alibérico y vicepresidente de la patronal madrileña CEIM, apuntó la alta preocupación que existe entre el tejido empresarial español por esta falta de unidad de mercado y desveló que propondrá a la CEOE que lidere la campaña ante las administraciones para recuperar esta unidad.

Jaime García-Legaz, ex secretario de Estado de Comercio con Gobiernos populares de Mariano Rajoy y autor, entre otros, de la Ley de Garantía de Unidad de Mercado que fue recortada por el Tribunal Constitucional en 2017, explicó que desde el Gobierno vieron que tenían dos vías para legislar la unidad de mercado: el autonomismo, -con el principio de que cualquier legislación de una autonomía debería ser respetada en el resto del Estado- y la armonización, según la cual el Estado establece las bases de cualquier legislación desarrollada por los parlamentos regionales.

La ley optó por el autonomismo que derivó en la sentencia del TC. Preguntado por qué haría hoy, el político popular reconoció que optaría por la vía de la armonización, aunque precisó la poca disposición de los Gobierno centrales para decantarse por esta línea legislativa.

Por su parte, Luis Berenguer, ex presidente de la CNC, aunque se mostró optimista en lo que a mercado único se refiere, señaló ayer que el debate sobre este tema en la sociedad civil ha decaído "porque nos hemos resignado a que las cosas vayan mal".

González Soler afirmó tajante que la preocupación por la falta de unidad de mercado en el conjunto del territorio nacional es unánime al empresariado sin importar de qué comunidad procedan. "Pero alguien debería liderarlo". Y ese alguien, en opinión del empresario del sector de aluminio, es la CEOE. Por ello, adelantó que planteará retomar este lucha en la CEOE, de la que es dirigente destacado.

"Era más sencillo montar cuatro fábricas en cuatro países comunitarios que en cuatro autonomías"

El empresario desveló algunas jugosas experiencias de su trayectoria profesional. Como presidente de la patronal europea del aluminio, la Comisión Europea solicitó la colaboración de la asociación para desarrollar una legislación normalizada para toda la Unión Europea. Tras seis meses de trabajos, se estableció la normativa a nivel comunitario, pero a los seis meses, según desveló el presidente de Alibérico, las CCAA empezaron a legislar, cada una con criterios diferenciados. Incluso el ejecutivo catalán plateó doblar los requisitos. "Era más sencillo montar cuatro fábricas en cuatro países comunitarios, que en cuatro autonomías", dijo.

No obstante, tras contar con instalaciones en 90 países, González Soler compartió con los asistentes a la jornada, que su grupo ha decidido concentrar toda su fabricación en España, por el talento de los trabajadores. No obstante, pide a las Administraciones que traten mejor a los inversos ya asentados, que los que puedan llegar a España.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud