Economía

Sánchez sale en defensa de Nadia Calviño tras el ataque de Ione Belarra

  • La ministra acusó a la vicepresidenta de interferir en la reforma laboral
Madrid

La ministra de Derechos Sociales y máxima dirigente de Unidas Podemos, Ione Belarra, solicitó esta mañana una reunión urgente de la mesa de seguimiento del acuerdo de coalición con el PSOE ante los "intentos de injerencia" de la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, en las competencias de su homóloga y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de cara a los trabajos para la derogación de la reforma laboral. Calviño señaló el jueves durante la inauguración del XII Congreso confederal de CCOO que se debía aprobar un "paquete moderado" en referencia a la reforma laboral. Igualmente, apuntó que solo se "habían producido contactos preliminares" con los agentes sociales -aunque llevan reunidos en la mesa desde el mes de marzo- y solicitó un acuerdo amplio en el que estuviese la CEOE.

Como un globo, la polémica se fue inflando a lo largo del día hasta el punto de que tuvo que intervenir el presidente del Gobierno. Pedro Sánchez respondió a Unidas Podemos que no existe una intromisión de la vicepresidenta primera en la negociación sobre la reforma laboral, pues es un asunto que compete a todo el Ejecutivo como ocurre con las grandes medidas, como los Presupuestos Generales del Estado. Específicamente, señaló que esta norma implica al menos a cinco departamentos, los cuales deben "actualizar" el marco normativo del mercado laboral: Trabajo, Economía, Educación, Inclusión y Seguridad Social y Hacienda.

Intromisión no, colaboración

"No hay intromisión, lo que hay es una colaboración, una coordinación y un aporte de los ministerios para que salga efectiva una reforma del mercado laboral", trasladó Sánchez en rueda de prensa tras la reunión del Consejo Europeo celebrada en Bruselas. El presidente insistió en rechazar términos como "inmiscuirse" o "intervenir" en competencias, sino de aportar y colaborar porque esta reforma es "de todo el gobierno". En este sentido, aludió a que la futura ley que cambiará el marco laboral afecta a "muchos ministerios" que tienen que colaborar, coordinarse y aportar, que es la orden que ha dado a todos los departamentos del Ejecutivo.

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, avanzó a primera hora en las redes sociales que su partido reclamaba entre ambos partidos de la coalicicón esa reunión sin especificar el motivo concreto de discrepancia. "Necesitamos abordar la gestión y ejecución de los compromisos de coalición", manifestó. El PSOE aceptó convocar este foro, según Ep que citó fuentes de Ferraz.

Posteriormente, fuentes del partido morado confirmaron que el motivo de la petición radicó en el "intento de injerencia" de Calviño en las competencias de la vicepresidenta segunda en la negociación con agentes sociales y trabajos para derogar la reforma laboral.

Por tanto, en Unidas Podemos consideran necesario una reunión para "dejar claro" cuáles son los compromisos alcanzados, es decir, la consecución del acuerdo de derogación de la normativa del PP, pero también las competencias que tiene cada uno. En este sentido, desde Unidas Podemos subrayaron que una cosa es la negociación entre los socios, algo normal en una coalición, y otra invadir las funciones asignadas a un departamento, en este caso Trabajo.

Por ejemplo, en Unidas Podemos aluden a que fue el Ministerio de Trabajo el que coordinó los trabajos durante seis meses para definir el componente 23 del Plan de Recuperación, que condensaba todas las aportaciones para definir la estrategia de las políticas públicas en el plano laboral.

Garamendi no entiende nada

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, también intervino en la polémica y señaló en Oviedo que no entendía "absolutamente nada" sobre las discrepancias abiertas en el Gobierno sobre la reforma laboral después de que Podemos pidiera una reunión urgente de la mesa de seguimiento del acuerdo de coalición por las supuestas injerencias de la ministra de Economía, Nadia Calviño.

En declaraciones a los periodistas a su llegada a Oviedo para asistir a la entrega de los Premios Princesa de Asturias, Garamendi señaló que la legislación laboral "influye de forma decisiva en la economía y es muy normal, y tiene toda la lógica, que el Ministerio de Economía pueda opinar".

"Si estoy sentado en la mesa y dicen que ya está acordado, como hace la vicepresidenta segunda (Yolanda Díaz), yo no lo entiendo y no sé para qué voy a sentarme", advirtió Garamendi tras subrayar que las afirmaciones realizadas por Calviño en el congreso de CCOO no tenían "nada de particular", dado que solo incidió en que se está hablando de la reforma laboral, "que es lo que se está haciendo".

El líder de la patronal española aseguró además que para él, como ciudadano, "el Gobierno es uno, no son dos" y que tiene la legitimidad "de hacer lo que tenga que hacer", pero otra cosa es que los empresarios tengan que "decir que sí" dado que, pese a que desde la CEOE hay disposición para llegar a un acuerdo, "así es muy difícil".

"Cuando metemos la política en las cosas de comer vamos por mal camino y si el tema es ir a un mitin a decir que esto va a ser así, que nos lo cuenten y que me pasen el papel", apuntó tras advertir de lo complicado que resulta trabajar en un acuerdo mientras se producen sucesivas filtraciones a los medios.

Largo historial de 'roces' del PSOE y UP por motivo laboral

El campo laboral es un constante foco de conflictos entre el ala socialista y el podemita del Gobierno de coalición. Un enfrentamiento que se ha personalizado frecuentemente entre la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño -responsable de la política económica del Gobierno y, por tanto, coordinadora de todos los ministerios de carácter económico, incluido el de Trabajo-, y la vicepresidenta segunda y titular del Ministerio de Trabajo, Yolanda Díaz. El conflicto más sonado se ha centrado en la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para este año. Nadia Calviño, siguiendo la posición de la CEOE, defendió que no era el momento y frenó en enero la subida. No obstante, otros miembros socialistas del Gobierno dejaron la puerta abierta a replantearse la subida después del verano en función de la evolución del empleo. Finalmente, el Gobierno, tras el buen comportamiento del mercado de trabajo, ha subido el SMI para el último cuatrimestre de 2021.

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

John
A Favor
En Contra

Jajaja, la reforma laboral no tiene nada que ver con la economía, las empresas no tienen nada que decir ya que no les afecta y la UE no pedirá ningún dato sobre los efectos en la economía que tienen que mantener porque yo me lo merezco.

Y no me toques que te empapelo.

Puntuación 6
#1
Elena
A Favor
En Contra

Esta vez Belarro lleva razón, estos inútiles del Gobierno no saben lo que hacen.

Puntuación -16
#2
A Favor
En Contra

españoles qué es el socialismo?

yo lo sé mi superiora. el socialismo eres tú

youtu.be/LJWurvxBzr4

Puntuación 3
#3
¡Viva el cachondeo!
A Favor
En Contra

Socialismo español es igual que el pancismo y el cagalerismo español.

El peperismo español es igual que lo que vivimos hace 80 años (muerte y represión).

El voxerismo español es igual al medievismo del derecho de pernada, la única diferencia, es que ahora, la tendrán que meter en un ladrillo de gafa sin pulir.

Todos estos, se pueden ir a dilatarse el ano con un cactus.

Puntuación 1
#4
Benalmadena
A Favor
En Contra

De verdad espero que toda esta panda de escoria andante sea juzgada. Si hubiese justicia fusilados y tirados a la basura de donde nunca debieron salir.

Pero como esto es España seguramente les den pensión vitalicia por joder el país y haya una medalla al honor como a los honorables puyols...

Puntuación 4
#5