Economía

Ikea alerta de que la escasez de productos va para largo y podría agravarse

  • El 77% de los puertos más importantes del mundo está sufriendo retrasos
  • BofAML: "La congestión de los puertos puede ser un problema para la Navidad"
  • Los productos serán más caros y algunos podrían llegar con retraso
Vistas del puerto de Felixstowe durante la carga del buque portacontenedores Ever Greet (Reino Unido). Foto de Reuters

Puertos totalmente atascados, empresas de transporte terrestre que no dan abasto, fábricas funcionando a medio gas en China, una crisis energética global que no hace más que empeorar y unos consumidores con los bolsillos llenos (tras el ahorro forzoso del confinamiento) que quieren disfrutar las primeras navidades relativamente normales desde que el covid llegó de Oriente. Aún es pronto para decir que la campaña de Navidad está en serio peligro, pero la amenaza crece por semanas. Las empresas de transporte y logística están haciendo todo lo que pueden, pero dentro del retail empiezan a presagiar unos meses un tanto oscuros.

El gigante sueco Ikea es uno de los grandes actores del retail que ha advertido que la escasez de productos en sus tiendas se va a mantener incluso en 2022. Desde el grupo sueco creen que los problemas en la cadena de suministros seguirán siendo importantes hasta mediados del próximo año. A día de hoy no hay suficientes contenedores para transportar todos los bienes e inputs que se demandan, mientras que en los puertos chinos, americanos y británicos se acumulan las mercancías tanto de salida como de llegada por la falta de personal y conductores de camiones.

Por ahora, "el mayor desafío ha sido sacar productos de China, donde ha habido una capacidad muy limitada", asegura en una entrevista Jon Abrahamsson Ring, el director ejecutivo de Inter Ikea. La escasez de contenedores de transporte y unos puertos colapsados han generado un nudo en la logística que está afectando a todos los vendedores minoristas del mundo, aseguran desde la agencia financiera Bloomberg.

Todo este revuelo podría prolongarse y, en el peor de los casos, agravarse durante los próximos meses, lo que está provocando que se lancen avisos (profit warnings) sobre posibles rebajas en el crecimiento de las ventas y un auge de los costes en empresas que van desde Hennes & Mauritz hasta Asos, la firma de venta online británica. Para hacer frente a la situación, Ikea ha tenido que priorizar y enfocar su oferta en los productos más populares, comenta Abrahamsson Ring.

"No estamos fuera de peligro"

"No creo que estemos fuera de peligro", asegura el CEO. Durante la primera parte de 2022 podrían persistir estos problemas en el suministro de ciertos productos y su distribución para que lleguen hasta el consumidor final. "Este es un gran desafío para toda la infraestructura de suministro".

Los analistas de Bank of America Merrill Lynch (BofAML) han publicado un informe esta semana en el que ponen el punto de mira en la ropa, un sector que puede sufrir con mayor intensidad estos atascos. "En el caso del retail textil europeo vemos varios problemas relacionados con la cadena de suministro: [1] posibles retrasos en la entrega del producto debido a la congestión de los puertos y la interrupción del transporte; [2] mayores costes en los fletes marítimos, aéreos y por carretera; [3] inflación de los precios de las materias primas; y [4] salarios más altos en la industria que produce la ropa".

"La congestión de los puertos, los retrasos en los envíos y los bajos niveles de disponibilidad de productos en inventarios pueden ser un problema ante la llegada de la temporada de compras más importante (es decir, abrigos al comienzo del invierno, novedades antes de Navidad)!, aseguran los expertos de BofAML.

Problemas para H&M

Estos expertos hilan incluso más fino y dan nombres concretos. Por ejemplo creen que H&M podría sufrir una escasez de productos más intensa que Inditex, cuyas cadenas de producción están más diversificadas: "El suministro de H&M está sesgado hacia China y el sudeste asiático (es decir, Bangladesh), especialmente en comparación con Inditex, que tiene una exposición relativamente alta de proveedores europeos. Por el contrario, H&M tiene una base de fabricación significativamente más pequeña en Europa y África del Norte. Teniendo en cuenta la gran cadena de suministro y las presiones de transporte que existen fuera de Asia, esto implica un mayor riesgo de retrasos o escasez de producción en H&M".

Desde Moody's Analytics creen que la presión en las cadenas de suministros está aumentando, al igual que los precios para los consumidores: "Las interrupciones de la cadena de suministro empeorarán antes de mejorar... La recuperación económica mundial continúa cobrando fuerza, pero se verá obstaculizada por las interrupciones de la cadena de suministro que ahora están apareciendo en cada esquina", aseguraban desde Moody's en un informe publicado este lunes.

Los analistas de RBC Capital Markets están de acuerdo con las preocupaciones que muestran desde Moody's. En un informe de este mes, el banco analizó los 22 puertos más influyentes del mundo y calcula cuánto tardan los buques de carga en entrar y descargar. Estos expertos revelan que el 77% de los puertos están experimentando tiempos de espera superiores a la media este año.

Por si los problemas fueran ya pocos, la 'fábrica del mundo' (China) está inmersa en una crisis energética que de empeorar pondrá en peligro parte de su producción, que resulta pieza clave en el comercio internacional y las cadenas de suministro. "La actual escasez de energía en China podría interrumpir la producción de sus fábricas y los volúmenes de exportación de transporte de contenedores, dependiendo de la magnitud y duración de la interrupción", advierten desde BofAML.

El caso de Reino Unido

Aunque todo el mundo se está viendo afectado por estos cuellos de botella e interrupciones, algunas regiones y países se están viendo especialmente golpeadas, como es el caso de Reino Unido y algunos puertos clave en China y EEUU.

Vista de los contenedores apilados en el puerto de Felixstowe, Reino Unido. Reuters

Los minoristas y las empresas de logística del Reino Unido han advertido que las interrupciones de la cadena de suministro en Felixstowe se están extendiendo a otros puertos en el país y agravarán la escasez de suministros navideños, advierten desde el Financial Times.

Grant Liddell, director de desarrollo comercial de Metro Shipping, una empresa de logística con sede en Midlands, cree que la acumulación de contenedores en Felixstowe, el puerto de contenedores más grande del país, también estaba afectando a London Gateway y pronto llegaría a Southampton.

El retraso en la instalación de East Anglian ya ha obligado a los grupos de transporte, incluidos Maersk y MSC, a desviar buques más grandes a puertos de Europa continental, lo que también incrementará la presión sobre los puertos europeos. Otra opción que también se están implementando consiste en pasar la carga a barcos más pequeños que pueden acceder y descargar en puertos británicos más pequeños.

Jon Swallow, cofundador de Jordon Freight, con sede en Felixstowe, que mueve mercancías entre Reino Unido y la Unión Europea, no cree que la situación mejore todavía. "Definitivamente no está mejorando, eso es seguro", explica. "Todavía no hay señales en el horizonte de que los conductores (transportistas) de la UE cambien de opinión. Están ocupados atendiendo la propia de demanda en Europa. Si la demanda continúa, no hay solución".

Unas navidades más caras

El aumento de precios de los transportes y las materias primas observado en los últimos seis meses ha desembocado en un aumento de los costes, que la compañía planea absorber en lugar de transferirlos a los clientes de Ikea, pero todo tiene un límite. "Queremos que Ikea sea aún más asequible", dijo Abrahamsson Ring. La compañía planea obtener una mayor participación en los ingresos de productos de menor precio, agrega.

No todo el mundo tiene capacidad (o está dispuesto) para absorber estos mayores costes con los márgenes. Carlos Moreno-Figueroa, portavoz de la Confederación Española de Comercio, explica a elEconomista hace unos días que "lo que está claro y lo que estamos viendo es que se va a producir una subida de precios general. Los costes en origen se están incrementando por las subidas de las materias primas y esto ya está suponiendo un incremento de precios generalizado que va a continuar afectando a todos los productos".

Este incremento de los costes, de trasladarse a los bienes y servicios finales, dará otro empujón a las cifras de inflación que ya se encuentran en niveles relativamente altos en EEUU, Europa y muchos países emergentes. Haya o no haya escasez de productos en Navidad, lo que parece evidente es que todo va a ser un poco más caro.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

¡Menuda recuperacion!
A Favor
En Contra

¡Menudo crecimiento!

¡Menuda creación de empleo!

Puntuación 1
#1
Pocholita
A Favor
En Contra

Excelente artículo!

Solo comentaros que Bangladesh no pertenece al sudeste asiático.

Un saludo

Puntuación 0
#2