Economía

Así puedes pedir una pensión o el IMV sin certificado digital ni Cl@ve: esta es la novedad de la Seguridad Social

  • El sistema da la posibilidad de hacer trámites a través de un 'selfie'
  • Se pueden hacer gestiones de pensiones, prestaciones por nacimiento...
Foto: Alamy.

Tanto el certificado digital como el sistema Cl@ve pueden ser más complicados de conseguir para determinados ciudadanos, por lo que la Seguridad Social se ha puesto manos a la obra para facilitar a estas personas otra forma de hacer trámites tan habituales como los relacionados con las pensiones u otro tipo de prestaciones como, por ejemplo, el Ingreso Mínimo Vital.

El organismo ha informado a través de su cuenta de la red social Twitter de que está disponible la nueva plataforma en línea para trámites de la Seguridad Social y prestaciones "para que puedas realizar tus gestiones sin desplazarte".

El portal aparece en este enlace, aunque se puede acceder a ella tanto desde la Sede Electrónica como desde la propia web de la Seguridad Social. Independientemente del acceso, el ciudadano tendrá disponibles decenas de trámites diferentes que podrá localizar a través de un buscador en la parte central de la página.

En paralelo, el sistema facilita accesos rápidos a los trámites más frecuentes. Entre ellos están la solicitud de pensiones de jubilación y de otros tipos, de prestaciones por nacimiento, gestión del Ingreso Mínimo Vital, solicitud de tarjeta sanitaria...

Los ciudadanos también podrán acceder a los trámites mediante temáticas. Así, la Seguridad Social clasifica dichos trámites por categorías: solicitudes, variaciones de datos, informes, declaraciones...

Funciona a través de un 'selfie'

La Seguridad Social explica que lo único que necesita el ciudadano es "conexión a internet, ordenador, móvil o una tableta y acceso a un correo electrónico". Si no se tiene uno de estos dispositivos, también se puede usar el de un familiar o un amigo de confianza.

Accediendo a la página web de la sección de trámites, ha de elegir el trámite en cuestión y rellenar el formulario correspondiente, que es editable sin necesidad de descargarse para facilitar el proceso. También se puede rellenar un formulario electrónico que se irá cumplimentando respondiendo a las preguntas que vaya haciendo el sistema.

Cuando complete el formulario, ha de guardarlo en su equipo, así que es importante recordar dónde lo va almacenar. Si rellena el formulario normal, debe clicar en 'Enviar solicitud', mientras que si se decantó el formulario electrónico, debe pulsar 'Solicitar'.

A partir de ese momento, tiene 30 minutos para completar el proceso. Primero debe identificarse (como solicitante o representante), introducir su correo electrónico y clicar el 'confirmar correo'. Así le llegará un código que tendrá que escribir para confirmarlo.

Después, tendrá que rellenar los datos identificativos, tal y como aparecen en su DNI y, posteriormente, tendrá que hacerse un 'selfie' mostrando dicho DNI por el lado de la fotografía, con una webcam o la cámara del teléfono o la tablet y subirlo cuando el sistema se lo pida. Tras eso, hay que introducir la dirección personal y el resto de información que se considere oportuna para el trámite en cuestión.

El siguiente paso es subir el formulario que se ha rellenado anteriormente y guardado en el equipo, junto a la documentación restante que pueda necesitar para completar su trámite. Para terminar se debe clicar en 'Firmar solicitud', lo que hará que recibamos en nuestro correo electrónico una clave de firma que deberemos introducir. El proceso finaliza dibujando nuestra firma con el dedo en caso de tablet o móvil o con el ratón si se hace desde un ordenador.

Es recomendable una revisión detallada y, si tras ella, todo está bien, se puede clicar en 'Solicitar'. El trámite estará realizado. El sistema le permite hacer un seguimiento del proceso con un código que manda a su correo electrónico a tal efecto. En ese momento, al ciudadano ya solo le queda esperar a que el trámite se gestione en la Seguridad Social.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.