Economía

Las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual siguen la escalada y mantienen el nivel más alto en cuatro años

  • Se dispararon un 253,2% en el segundo trimestre, hasta las 3.243
  • En la comparativa trimestral, subieron un 1,1% sobre el primer trimestre
  • No todas las ejecuciones de hipoteca terminan en lanzamiento (desahucio)

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se disparó un 253,2% en el segundo trimestre del año en relación al mismo periodo de 2020 hasta situarse en 3.243, y se mantiene en su mayor nivel en cuatro años que ya alcanzó en los tres primeros meses del año.

La comparativa anual hay que enmarcarla dentro de la crisis sanitaria. El segundo trimestre de 2020 España vivió el confinamiento severo y el iniciando la desescalada, por lo que muchas ejecuciones no se pudieron iniciar en los Registros de la Propiedad.

La estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) establece para la comparativa con el primer trimestre un incremento del 1,1% de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales entre abril y junio.

Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca (embargos) terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

Desglose por tipo de propiedad

En el segundo trimestre del año se iniciaron 9.753 ejecuciones hipotecarias, un 18,1% más que en el trimestre anterior y un 79,3% por encima del dato del segundo trimestre de 2020. De ellas, 9.239 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 514 a fincas rústicas.

En concreto, las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas subieron un 16,9% en relación al trimestre anterior y un 73,8% respecto al segundo trimestre de 2020. Dentro de las fincas urbanas, 5.887 ejecuciones correspondieron a viviendas, un 13,7% más en tasa intertrimestral y más del doble en términos interanuales, y de ellas 4.090 eran ejecuciones sobre viviendas de personas físicas, un 5,2% más que en el trimestre anterior y cifra un 242,8% superior a la del segundo trimestre de 2020.

Y dentro de las viviendas de personas físicas, 3.243 ejecuciones se realizaron sobre viviendas habituales de personas físicas (como se apuntó anteriormente) y 847 sobre viviendas que no son residencia habitual de los propietarios. Estas últimas aumentaron un 208,1% respecto al segundo trimestre de 2020 y un 24,2% en relación al trimestre anterior.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas jurídicas totalizaron 1.797 entre abril y junio, un 39,4% más que en el trimestre anterior y un 5,9% por encima de la cifra del mismo periodo de 2020.

Casi el 89% de las ejecuciones sobre viviendas afectan a pisos usados

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas concentraron el 60,4% del total de ejecuciones hipotecarias en el segundo trimestre de este año y el 33,2% del total de ejecuciones hipotecarias afectaron a viviendas habituales de personas físicas: el 18,4% correspondió a viviendas de personas jurídicas y el 8,7% a otras viviendas de personas físicas.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias de otras fincas urbanas (locales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios destinados a viviendas, otros edificios y aprovechamientos urbanísticos) representaron el 31,6% del total.

El 11,2% de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas del segundo trimestre fueron sobre viviendas nuevas y el 88,8% sobre usadas. El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas se incrementó un 20,9% tanto en tasa anual como trimestral, mientras que el de usadas se disparó un 123% en relación al mismo trimestre de 2020 (una subida del 12,8% trimestral).

El 16,5% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el segundo trimestre corresponde a hipotecas constituidas en el año 2007; el 12% a hipotecas constituidas en 2006 y el 9% a hipotecas de 2005. El periodo 2005-2008 concentra el 45,9% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas entre abril y junio.

Andalucía sigue en cabeza

Por comunidades autónomas, Andalucía se mantiene en cabeza de las ejecuciones sobre viviendas en el segundo trimestre, con un total de 1.349, seguida de Comunidad Valenciana (1.191), Cataluña (1.175) y, más lejos, Madrid (530). En el lado opuesto, con el menor número, se situaron Navarra (30), Cantabria (37), y País Vasco y La Rioja (41 en ambos casos).

Si se analiza sobre el total de fincas, Comunidad Valenciana encabezó el número de ejecuciones hipotecarias, con 2.183, seguida de Andalucía (2.057), Cataluña (1.740) y Madrid (922). Por su parte, Cantabria (49), Navarra (53) y País Vasco (68) registraron el menor número.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.