Economía

Las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual subieron un 37% en 2020, el mayor aumento desde 2014

  • En total se registraron 7.367, el segundo mayor dato desde 2017
  • En el cuarto trimestre de 2020, se dispararon un 109,9% (3.018)
  • Las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda se redujeron un 31,2%
Foto: Archivo

Las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual subieron un 37,4% en 2020 hasta las 7.367, registrando el mayor aumento desde el inicio de la serie en 2014 y tras cinco años de caídas, según los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, el número de estos procedimientos sobre vivienda habitual iniciados e inscritos en los Registros de la Propiedad aumentó un 37,4% durante el año de la pandemia, una tendencia totalmente opuesta a la recogida en los años previos (–19,0% en 2019; –39,8% en 2018; –48,3% en 2017; –30,3% en 2016 y –12,6% en 2015). 

No obstante, para el total de fincas el número total de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas en el año 2020 fue de 34.750, lo que supuso un 38,8% menos que en 2019.

Tabla: INE

Los datos del INE arrojan que un 21,5% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el  2020 correspondió a hipotecas constituidas en el año 2007, en "plena burbuja inmobiliaria"; un 13,3 % a hipotecas constituidas en 2006 y un 13,2 % a hipotecas de 2008. De este modo, el periodo 2005-2008 concentró el 55,4 % de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en 2020.

Las ejecuciones hipotecarios se dispararon casi el 110% en el cuarto trimestre de 2020

En lo que respecta al cuarto trimestre de 2020, se produjeron un total de 10.010 ejecuciones hipotecarias, un 15,7% más que el trimestre anterior y un 22,2 % menos que en el mismo trimestre de 2019. Del total, las relativas a vivienda habitual se dispararon un 109,9 % interanual hasta 3.018, la cifra más elevada desde el primer trimestre de 2017 y un 67,3% por encima del dato registrado en el trimestre anterior (1.804). Los datos contrastan con los del segundo trimestre del año pasado, cuando no se registró ningún embargo de vivienda habitual porque con el estado de alarma se activó la moratoria de las deudas hipotecarias.

En ese mismo periodo, el 17,7% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas corresponde a hipotecas constituidas en el año 2007, el 15,9% a hipotecas constituidas en 2006 y el 14,8% a hipotecas de 2008. Es el periodo 2005-2008 el que concentra el 56,3% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas es trimestre.

Los datos, por regiones

Por comunidades, las regiones con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el cuarto trimestre fueron Comunidad Valenciana (2.230), Andalucía (1.949) y Cataluña (1.425) mientras que Comunidad Foral de Navarra (27), País Vasco (68) y Extremadura (80) registran el menor número.

En el caso de viviendas fueron Comunidad Valenciana (1.391), Andalucía (1.194) y Cataluña (981) las que presentaron mayor número de ejecuciones y Comunidad Foral de Navarra (18), País Vasco (40) y Extremadura (44), las que menos.

Trasladados al total de 2020, las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en 2020 fueron Comunidad Valenciana (7.579), Andalucía (6.257) y Cataluña (6.181); Comunidad Foral de Navarra (116), País Vasco (178) y Extremadura (375) registraron el menor número.

También Comunidad Valenciana (4.643), Andalucía (3.538) y Cataluña (3.492) registraron el mayor número de ejecuciones sobre viviendas en en año y Comunidad Foral de Navarra (61), País Vasco (102) y La Rioja (148), las que menos.

La especial situación de 2020

Según detalla el INE, la situación atípica que se vivió en 2020 a consecuencia de sanitaria derivó en una evolución distinta en los diferentes periodos del año del número de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas en los registros sobre viviendas.

Así, durante los meses que duró el estado de alarma para la gestión de la situación de la crisis sanitaria, la atención al público en los Registros de la Propiedad se realizó exclusivamente mediante correo electrónico o por teléfono, con lo que las inscripciones bajaron notablemente, sobre todo en el segundo trimestre (-64,3%).

Con la desescalada y la llegada de la "nueva normalidad" se produjo una progresiva recuperación del número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias, con lo que, en el tercer trimestre, la cifra aumentó en un 56,3% en comparación con el segundo. Entre septiembre y diciembre se iniciaron 10.010 certificaciones por ejecuciones hipotecarias, lo que supone un 15,7 % más que en el trimestre anterior y un 22,2 % menos que en el mismo periodo de 2019.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin