Economía

Ribera apuesta por "acelerar" la transformación económica para combatir el cambio climático tras el informe de la ONU

  • La vicepresidenta tercera pide fijarse no ya en 2050, sino en 2030
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Foto: Alberto Martín

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha apostado por "acelerar" la transformación del modelo económico para hacer frente al cambio climático tras la publicación este lunes del sexto Informe de Evaluación sobre Cambio Climático del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

El informe, que se compone de tres partes y de un informe de síntesis, responsabiliza a los seres humanos de que el cambio climático esté afectando a todas las regiones habitadas del mundo y provocando que los fenómenos meteorológicos extremos, como olas de calor, fuertes precipitaciones, sequías y ciclones tropicales, se vuelvan más frecuentes.

El estudio, dedicado a las bases físicas de la ciencia del clima, corrobora que la escala de las perturbaciones del clima global no tiene precedentes en siglos o incluso milenios, y proyecta subidas de las temperaturas superiores a los 1,5ºC -o incluso a los 2ºC- a menos que la comunidad internacional logre "drásticas" reducciones de las emisiones de gases de efecto invernadero.

"Es tiempo de actuar y de hacerlo ya", ha sentenciado la ministra, quien ha asegurado que las nuevas aportaciones de la primera entrega del Sexto Informe de Evaluación "no dejan margen a la duda, ni caben paliativos", ya que las alteraciones del clima se suceden "a un ritmo cada vez más acelerado".

Para Teresa Ribera, la transformación del modelo económico para luchar contra el cambio climático "es inaplazable". "No podemos posponer la adopción de medidas correctoras no ya con el horizonte de 2050, sino ni siquiera el del 2030", ha subrayado.

Entre otros datos actualizados por el informe difundido este lunes por el IPCC, destaca que en el periodo 2011-2020 la temperatura media en la superficie ha sido 1,09 grados superior a la existente en el periodo 1850-1900, un incremento que ha sido mayor sobre las zonas terrestres (+1,59 grados) que sobre las marinas (+0,88 grados).

Además, el estudio apunta la capa superior del océano (entre 0 y 700 metros de profundidad) ha estado calentándose desde los años 70 del siglo pasado siendo extremadamente probable que el principal factor causante sean la influencia humana.

Asimismo, asegura las emisiones de CO2 son la causa principal de la acidificación global de los océanos y que el nivel medio global del mar se ha incrementado unos 20 centímetros entre 1901 y 2018; entre 1901 y 1971 el nivel del mar ascendió a una media de 1,3 mm/año; pasó a 1,9 mm/año entre 1971 y 2006; y ascendió a 3,7 mm/año en el periodo 2006-2018.

Entre otras consideraciones, los científicos constatan que las actuales concentraciones de CO2 en la atmósfera terrestre "no tienen precedentes al menos en los últimos 2 millones de años". Por su parte, las concentraciones de metano (CH4) y óxido de nitrógeno (N2O) son mayores que las registradas en los últimos 800.000 años.

El ascenso en el nivel medio del mar observado a partir de 1900 ha sido más rápido que el registrado en cualquier siglo anterior, al menos en los últimos 3.000 años. El cambio climático provocado por la actividad humana está detrás de los incrementos observados en los extremos climáticos, según el IPCC.

El estudio evidencia una certeza prácticamente total de que los extremos cálidos (incluyendo las olas de calor) se han hecho más frecuentes e intensos en la mayoría de las zonas emergidas desde los años 50 del siglo pasado mientras que los extremos fríos (incluyendo las olas de frío) se han hecho menos frecuente y severos. Algunos extremos cálidos recientemente observados habrían sido extremadamente improbables en ausencia de influencia humana.

Los científicos han detectado un incremento frecuencia y la intensidad de los episodios de lluvias muy fuertes a partir de los años 50 en aquellas zonas en las que se cuenta con datos suficientes. En el caso concreto de la región mediterránea, el informe atribuye a la actividad humana el incremento observado en los registros extremos de altas temperaturas y en las sequías agrícolas y ecológicas.

Qué dicen los otros partidos

Tras la publicación del informe, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha insistido en que es "imprescindible" llevar a cabo una transición ecológica justa "urgente".

"Es imprescindible que llevemos a cabo una transición ecológica justa urgente. Quienes más han contaminado y siguen contaminando deben corresponsabilizarse activamente", ha señalado Belarra en una publicación en su cuenta de Twitter.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, también ha hecho referencia al informe publicado este lunes por el IPCC, en el que los expertos advierten de que muchos efectos del cambio climático "ya son irreversibles para siglos o milenios".

"Los expertos del IPCC advierten de que muchos efectos del cambio climático ya son irreversibles para 'siglos o milenios'. Los liberales apostamos por invertir más en Ciencia e Innovación para reducir las emisiones sin renunciar al progreso y el bienestar", ha publicado la líder de la formación naranja.

En la misma línea, el vicesecretario general y portavoz nacional de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha asegurado que el nuevo informe de la ONU sobre el Cambio Climático es "inequívoco: tiene origen humano y una de las regiones más afectadas por la subida de temperaturas es el Mediterráneo". Por ello, el portavoz nacional de Cs ha hecho hincapié en que es "urgente" encarar esta realidad y tomar medidas. "No tenemos un Planeta B", ha alertado.

Ciudadanos: "No tenemos un Planeta B"

En este sentido también se ha pronunciado el líder de Más País, Íñigo Errejón, para el que la ciencia "es clara": "Si queremos un futuro en un planeta que no sea un infierno para la gran mayoría tenemos que cambiar radicalmente cómo vivimos en él. Ya."

Además, la portavoz de Más Madrid, Mónica García, ha subrayado que la ONU "deja clara la gravedad de los datos" del último informe del IPCC. "El calentamiento climático es real, es nuestra responsabilidad y aún podemos arreglarlo. La ambición climática ya no solo es una opción", ha precisado.

Por último, el diputado de Unidas Podemos y coordinador de Alianza Verde, Juan López de Uralde, ha afirmado que el informe del IPCC "fulmina" al negacionismo y considera como "inequívoco" que la humanidad "ha calentado la atmósfera, el océano y la tierra", lo que ha generado "cambios generalizados y rápidos" en el planeta.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

JILG
A Favor
En Contra

Recomiendo a los analfabetos que entre otras cosas hacen que nos gobierne Sanchez, coletas y sus secuaces, terroristas, separatistas, golpistas, se lean el librito "La tiranía de los imbéciles".

Lo que dice la ONU y los gobiernos comunistas y "socialdemócratas" es fallso y no es más que una estrategia para limitar la libertad y por ende, destruir al ser humano.

Me parece brutal el desconocimeinto de los medios de comunicación o peor, su complicidad que este movimiento mundial de alienamiento del ser humano.

Puntuación -1
#1