Economía

Este es el dinero que debes tener ahorrado si te despiden del trabajo

  • El fondo de emergencia surge como un colchón para situaciones imprevistas
  • Sirve para pérdidas de ingresos y también en los casos de gastos inesperados
Foto: Dreamstime.

Las circunstancias de la vida pueden dar al traste con nuestras previsiones económicas e incluso con nuestros ingresos habituales. No solo los gastos inesperados como la avería de un electrodoméstico, una visita al dentista...o también la desagradable pérdida de un empleo. Para todos estos casos hay que tener, a modo de escudo, unos ahorros guardados.

En este punto surge la idea del fondo de emergencia, que según el blog 'Finanzas para todos' del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se concibe como una protección ante estos gastos imprevistos destinado a "impedir el descarrilamiento de nuestros planes".

El funcionamiento es el siguiente: durante el tiempo en el que el trabajador no tiene imprevistos ha de ir ahorrando dinero con el objetivo de blindarse para cuando estas sorpresas desagradables lleguen a nuestra vida. La forma de ahorrar ha de ajustarse a las posibilidades de la persona, pero existen ciertas referencias.

La cantidad recomendable a ahorrar oscila entre los tres y seis meses de gastos corrientes. Aquí entran la hipoteca o alquiler, gastos de suministros, seguros, colegios y de comida. Para aproximarse más a la cifra correcta, será indispensable atender a los miembros del hogar y sus ingresos. Como norma general, se aconseja ir revisando de forma periódica si esta cantidad que se ha acordado resulta apropiada o no.

Una vez elegida, se puede empezar a ahorrar. Lo normal, como con cualquier tipo de ahorro, es ir reservando una cantidad mensual para este fondo de emergencia, pero otra modalidad es comenzar con una entrada algo más grande y después completar el fondo mes a mes.

Cuando finalice ese objetivo de ahorro, podrá usar el dinero en otros menesteres. Aún así, y como deberá revisar de cuando en cuando si le basta dicho fondo, podría darse que en el futuro necesitase ampliar las aportaciones. En ese caso, podría retomar el ahorro hasta el nuevo objetivo marcado.

¿Dónde guardamos el fondo de emergencia?

Pero, ¿cómo guardar este dinero del fondo de emergencia? La respuesta no es única, ya que depende de varios factores. Por lo general, los imprevistos generan necesidades muy urgentes, por lo que la opción de los depósitos a plazo fijo se debe descartar.

Será indispensable poder disponer de dinero de forma rápida, aunque la opción de guardarlo en la cuenta corriente no es recomendable si se trata de la misma cuenta en la que se domicilian los gastos habituales. Tampoco se recomiendan acciones o fondos de renta variable que pueden hacernos perder parte del valor del fondo.

Con todo, cuentas con total disponibilidad de líquido y con el pago de intereses de forma mensual se conforman como una de las opciones más apetecibles, aunque desde el Banco de España y la CNMV recomiendan revisar los posibles gastos de mantenimiento y comisiones y saber si, en total, hacen que la inversión merezca la pena o no nos suponga pérdidas.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
KIKO GOMEZ ORTIZ
A Favor
En Contra

Para ahorros estamos los currantes como no deroguen de una vez la reforma aboral del 7 plagas. Ahora, eso sí; ellos con el vitalício y la giratoria en el bolsillo. Los que no somos competitivos somos nosotros, ellos son siempre imprescindibles en cualquier empresa, cargo, negocio o lo que sea. Un buen traje y corbata de seda hacen milagros.

...Y que carrerones tienen todos, y con que notazas, y en que poquitos años las sacaron, y tienen más de una. Fallan un poco en los idiomas, pero eso no tiene importancia. Tenemos unos líderes muy competentes, honestos, aplicados, extraordinariamente inteligentes a la par que muy numerosos. Somos un país afortunado, en eso. Cuando los oigo hablar me emociono, me entra un gran amor patrío y se me saltan las lágrimas.

No se que sería de nosotros sin ellos. Gracias, gracias Dios mío...

Puntuación 2
#1