Economía

Ahorrar hasta más de 3.000 euros al año dividiendo los gastos: así es la regla '50-30-20'

  • La clave está en clasificar los gastos en función de su tipología...
  • ...y dejar un apartado que debe destinarse íntegro al ahorro
Foto: Dreamstime.

Ahorrar es uno de los objetivos de las economías domésticas, pero llevarlo a cabo a veces puede ser muy complicado para los ciudadanos que soportan altos gastos en su vida diaria. En esas ocasiones, organizarnos conforme a unas reglas muy concretas puede ayudarnos a conseguir nuestra meta: arañar un poco de ahorro en cada mes.

La exsenadora estadounidense Elizabeth Warren ha desglosado un método de ahorro denominado '50-30-20' y que ha desarrollado en su libro All Your Worth: The Ultimate Lifetime Money Plan. La clave está en dividir y clasificar los ingresos mensuales y destinar una parte concreta al objetivo de ahorro.

Como no podía ser de otra manera, esas cifras que dan nombre el método hacen referencia al porcentaje de nuestros ingresos que hay que destinar a cada apartado. Warren hace una división en tres partes muy diferenciadas:

-El 50% para los gastos imprescindibles: aquí entran los gastos por alquiler, suministros, comida y el resto de facturas. Se trata, seguramente, del apartado más complicado y el consejo es que, si no se llega a ese 50%, se optimicen los gastos o se busque un incremento de los ingresos.

-El 30% es para los gastos de ocio: todo lo que abarca el entretenimiento y en lo que se engloban comidas y cenas fuera, suscripciones, viajes, compras...

-El 20% es la cantidad que hay que ahorrar. Con ella se puede hacer lo que se desee: desde invertir en un plan de pensiones hasta, simplemente, guardar el dinero en el banco o en un bote en casa.

Esto supone que, en la práctica, gracias a la organización de nuestros ingresos, podamos aparcar una quinta parte de lo que ganemos. Significa un sacrificio por nuestra parte de cuyo éxito también dependen las circunstancias económicas personales: en algunos casos será difícil llegar a ese 50% de gastos imprescindibles.

¿Cuánto se puede ahorrar con la regla 50-30-20?

Aunque los valores de la regla son claros, la intención de este método es imponerse una disciplina que ayude al ahorro, centrarse en tener una rutina de ahorro que, por ejemplo, en un sueldo de 1.000 euros netos mensuales significaría un ahorro de 200 euros al mes, unos 2.400 euros al año. En sueldos mayores, el ahorro aumentaría en proporción.

Así, teniendo en cuenta el sueldo medio que calculó el Instituto Nacional de Estadística (INE) para 2019 deja el salario medio en 24.395 euros, lo que deja aproximadamente el salario mensual neto (en 14 pagas) en unos 1.370 euros. Para estas cantidades, el ahorro mensual sería de unos 274 euros, unos 3.288 euros anuales sin contar pagas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin