Economía

Un tercio de los hogares españoles no pudo pagar gastos imprevistos en 2020: la población en riesgo de pobreza, en cifras récord

  • El ingreso anual medio por persona en el año 2019 en los 12.292 euros
  • Casi un 20% podría mantener más de un año su nivel de vida sin ingresos
  • Un 26,4% de la población, en riesgo de pobreza: récord desde 2017

El 10% de la población llegó a fin de mes con "mucha dificultad" en 2020, porcentaje 2,2 puntos superior al de 2019, y el 35,4% no tuvo capacidad para afrontar gastos imprevistos, frente al 33,9% del año anterior. Todo, a pesar de que en 2019 el ingreso medio por persona había registrado un aumento superior al 5% con respecto al año previo.

Los datos, reflejados en la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), sitúan el ingreso medio por persona en 2019 en los 12.292 euros. Desde el INE, recuerdan que "el efecto de la pandemia en estos datos es nulo, ya que se refieren a una situación previa a la misma".

Según Estadística, los ingresos medios anuales más elevados en 2019 se registraron en País Vasco (15.813 euros por persona), Navarra (15.094) y Madrid (14.580), mientras que los más bajos los anotaron Extremadura (9.147 euros por persona), Murcia (9.850) y Canarias (9.935). Esta última comunidad, junto a Andalucía y Extremadura, obtuvieron los mayores porcentajes de personas que llegaban a fin de mes con "mucha dificultad" en 2020, con 15,6%, 14,8% y 12,7% respectivamente.

Sobreendeudamiento y el ahorro

La ECV incorpora un módulo, armonizado a nivel europeo, sobre el sobreendeudamiento y el ahorro que señala que  el 5,9% de los hogares tuvo en 2020 retrasos en el pago de recibos no relacionados con la vivienda, como teléfono, educación, sanidad... (no se incluye el pago de préstamos hipotecarios o los recibos relacionados con la vivienda como los de agua, gas, calefacción, etc.).

En cuanto a la capacidad de ahorro, el 41,1% de los hogares ahorró dinero al final de un mes normal, mientras que el 7,3% necesitó pedir dinero prestado en 2020. Por tipo de hogar estos porcentajes fueron del 24,5% y del 21,1%, respectivamente, en los hogares formados por un adulto con hijos dependientes a cargo. Y del 45,3% y 4,9% en los hogares con dos adultos sin hijos dependientes. 

De nuevo excluyendo los préstamos hipotecarios para la compra de vivienda principal, el 2,2% de los hogares tenía en 2020 un nivel de endeudamiento alto (superior al 33% de los ingresos netos del hogar) y un 14,2% bajo (menor del 10%). Por su parte, un 72,8% de los hogares no tenían préstamos (excepto las hipotecas para la compra de residencia principal).

El 12,7% de los hogares mantenía en el año 2020 préstamos destinados a la compra de coches, motocicletas u otros medios de transporte (frente al 15,2% en 2008) mientras que el 7,6% tenía préstamos para la adquisición de bienes o servicios de la vivienda (mobiliario del hogar, electrodomésticos, decoración...), frente al 10% de 2008.

Atendiendo a la capacidad para mantener el mismo nivel de vida con los propios ahorros en caso de que el hogar no tuviera ningún ingreso, el 44% podría mantenerlo menos de tres meses, frente al 19,6% que podría hacerlo durante más de 12 meses.

La mayor tasa de riesgo de pobreza desde 2017

El porcentaje de población española en riesgo de pobreza o exclusión social (AROPE) subió 1,1 puntos en 2020, año marcado por la pandemia de coronavirus, y se situó en el 26,4%, el dato más elevado desde 2017, según la misma encuesta. En 2017, el porcentaje de población en riesgo de pobreza y exclusión social fue del 26,6%; en 2018, bajó al 26,1%; en 2019 fue de un 25,3% y en 2020 ha aumentado al 26,4%.

La tasa AROPE 2020 se construye con tres variables: población en riesgo de pobreza; con baja intensidad en el empleo y con carencia material. El efecto de la pandemia solo se puede observar en este último indicador, el de la carencia material, ya que los dos primeros--pobreza y empleo- se refieren a datos de 2019.

Analizando cada una de las tres se desprende que la población en riesgo de pobreza aumentó de un 20,7% en 2019 a un 21% en 2020, y la población con carencia material severa también se incrementó, pasando de un 4,7% en 2019 a un 7% en 2020. Por su parte, la población con baja intensidad en el empleo descendió de un 10,8% en 2019 a un 9,9% en 2020.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin