Economía

El miedo a más impuestos puede convertir el ahorro forzoso en precautorio y lastrar la recuperación

  • El Banco de España cifra en cerca del 2,5% del PIB el ahorro "forzoso" de los hogares
  • Las rentas altas, menos propensas al consumo, concentran la mayor parte
  • Los hogares podrían decidir mantener el nivel de ahorro ante la incertidumbre
Foto: Getty

La bolsa de "ahorro forzoso" acumulada hasta el tercer trimestre de 2020 podría situarse próxima al 2,5% del PIB tanto en la zona del euro como en España, según un artículo del Banco de España (BdE) sobre la economía de los hogares durante la pandemia. En la esperada vuelta real a la normalidad una de las claves para una recuperación robusta será que ese ahorro se convierta en gasto en consumo, sin embargo, el temor a la incertidumbre podría dar al traste con el plan.

La imposibilidad de llevar a cabo todos los hábitos de consumo como consecuencia de las restricciones y el miedo al contagio "ha generado un importante volumen de ahorro, que podría calificarse como de carácter forzoso". Según la institución, entre enero y septiembre de 2020 (último dato disponible hasta la fecha), tanto en España como en la zona del euro, el ahorro medio de las familias estuvo casi de 3,5 puntos de PIB por encima del observado en los tres primeros trimestres de los últimos cinco años. Una parte significativa del exceso de ahorro se acumuló en forma de depósitos bancarios.

Gráficos: Banco de España

¿De dónde viene este ahorro?

Según el análisis del BdE, el ahorro forzoso refleja una caída del consumo de los hogares mucho más acusada que la de las rentas, que "en cierta medida" se mantuvieron gracias a las ayudas activadas  para mitigar la crisis económica derivada de la pandemia.

Pero hay explicaciones derivadas de este análisis más allá de las restricciones. Y es que el consumo privado también ha retrocedido ante el ahorro preventivo de las familias ante la incertidumbre de lo que pueda pasar durante la recuperación. Por ejemplo, los hogares podrían decidir  mantener un nivel de ahorro "relativamente elevado" anticipándose a futuras subidas de impuestos que podrían darse ante el alto incremento de la deuda pública. O podrían modificar su patrón de comportamiento hacia el ahorro ante el riesgo de que este tipo de "eventos extremos" se repita.

La vacunación abre paulatinamente la puerta al gasto. En este sentido, el Banco de España advierte de que  parte el desembolso que previsiblemente supondrá la reapertura podría verse limitado precisamente por la inquietud sobre el futuro. Ante este escenario, el BdE recuerda que hay sectores, como la restauración o el ocio, en los que el gasto en consumo no es aplazable. Es decir -cuando los hábitos de consumo se restauren, no es previsible que al gasto habitual se le añada el no materializado durante la crisis sanitaria.

La bolsa de ahorro se concentra principalmente en las rentas más altas, cuya propensión al consumo es menor

Pero también influirá en la liberación de la bolsa de ahorro generada estos meses el nivel de renta. Según el informe, la "extraordinaria" bolsa de ahorro que se ha acumulado desde el comienzo de la pandemia se concentra principalmente en las rentas más altas, cuya propensión al consumo es menor, mientras que los hogares con las rentas más bajas tienen una menor capacidad de ahorro que incluso podría haber sido inexistente a pesar de que las medidas de apoyo.

En este punto, el BdE recuerda que los trabajadores con rentas más bajas son, por lo general, quienes trabajan en los sectores más azotados por la pandemia por lo que el ahorro alcanzado estos meses pesa menos en el gasto de los hogares con las rentas más bajas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud