Economía

Díaz asegura que aún no han decidido sobre el salario mínimo pero ve margen para subirlo en 2021

  • Este viernes se publica la senda de los expertos para el incremento del SMI
  • Empleo quiere plantear desde ya la subida hacia el objetivo del 60% en 2023
Yolanda Díaz. Foto: EP

La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha indicado que el Gobierno no ha tomado todavía ninguna decisión sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) aunque sí ve "margen" para plantearla antes de que acabe 2021.

Díaz ha anunciado que este viernes su Ministerio, junto con los expertos, harán público el informe sobre el SMI y darán a conocer la "senda que proponen los expertos para ir desplegando el incremento del SMI hasta el fin de la legislatura".

Tras participar en un coloquio sobre la productividad junto con el secretario general de UGT, José María Álvarez, y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, en la XXXVI Reunión Anual del Círculo de Economía, en Barcelona, Díaz ha destacado que el Gobierno no ha tomado aún una decisión sobre el SMI, en respuesta a las informaciones aparecidas en los últimos días sobre una posible subida del 10%, aunque ha considerado que hay "margen" para abordarla este año.

Según Díaz, para la decisión definitiva están a la espera de la publicación de este informe de expertos sobre cómo formalizar el incremento hasta final de la legislatura, y ha añadido que la postura de su Ministerio es "conocida".

Así, ha sostenido que Europa está volcada en establecer salarios mínimos y dignos porque "es la mejor manera de combatir la pobreza laboral"; ha asegurado que el 10% de asalariados no tiene convenio colectivo; y que son los más pobres y, por tanto, jóvenes y mujeres, los que quedan fuera del SMI. "Todo esta subiendo. Los más afectados son las personas a las que hoy no se les está garantizando su salario, que están perdiendo poder adquisitivo", y se ha referido a la subida de la luz y al nivel del IPC en el 2,7%.

También en las jornadas del Círculo, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha insistido en la posición de la patronal de que "no es el momento" de subir el SMI sino de consolidar el empleo, mientras que el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha esgrimido la presión sindical mediante movilizaciones si el salario mínimo no sube este año, ya que es una necesidad para los trabajadores y para la economía española: "Necesito comer y beber. No puedo comer y no beber, o beber y no comer. Es imprescindible crear empleo, pero para ello deben subir los salarios también".

Empleo quiere iniciar ya la subida hacia el objetivo del 60% para 2023

Por su parte, el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez, ha planteando iniciar este año la subida del salario mínimo hacia el objetivo de que en 2023 se coloque en el 60% de la media salarial del país, siguiendo el compromiso del Gobierno para esta legislatura. 

Durante el acto inaugural del Congreso regional de CCOO en Castilla-La Mancha desde Toledo, Pérez ha considerado que los fondos europeos son "una oportunidad única e insustituible que no se puede dejar pasar" para "transformar de arriba a abajo" lo que es el país.

El objetivo de Empleo pasa por que el salario mínimo llegue al 60% del salario medio en España en el marco de una senda de crecimiento que "empiece en 2021 y concluya en 2023", cumpliendo "de una vez por todas" con el compromiso adquirido con el Consejo de Europa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin