Economía

De Ikea a Lenovo: varias empresas aún tienen 'secuestrada' su mercancía en el Canal de Suez

  • El Ever Given aún alberga 18.300 contenedores, que podrían quedarse allí meses
  • Un principio marítimo podría obligar a las empresas a pagar parte de la indemnización
  • La autoridad portuaria del Canal de Suez reclama 916 millones de dólares
El buque en el momento en que fue reflotado. Foto: Reuters

Aunque el bloqueo del Ever Given en el Canal de Suez se solucionó el 29 de marzo, los problemas persisten para empresas como Ikea o Lenovo, que tienen sus productos atrapados en un buque que por el momento sigue confiscado por el tribunal egipcio a la espera de que se resuelva la reclamación de indemnización de 916 millones de dólares que la Autoridad Portuaria del Canal reclama a la japonesa Shoei Kisen Kaisha, propietaria del barco.

Sobre los 400 metros de eslora del megabuque, que se atravesó durante seis días en una de las rutas comerciales más transitadas del planeta, aún descansan los 18.300 contenedores que guardan entre 600 y 700 millones de dólares en bienes de diferentes empresas.

Desde la sueca Ikea hasta la china Lenovo, pasando por otras compañías más pequeñas como las británicas Pearson 1860 o Snuggy UK, mientras dure la batalla judicial tanto el continente como el contenido del barco seguirán parados en el Gran Lago Amargo del Canal sin que las empresas sepan cómo y cuándo podrán recuperar sus productos.

Algunos calculan que serán meses. En declaraciones a CNN, Will Pearson, director de Pearson 1860, asegura no tener "muchas esperanzas de ver su stock este año" e incluso cree que el acuerdo puede tardar incluso años.

Un principio de ley marítima de más de un milenio podría hacer que las empresas tengan que afrontar parte de la multa

Pero hay más. En caso de que ese acuerdo llegara, las empresas con cargamento en el Ever Given o sus aseguradoras podrían tener que asumir parte del pago según un principio de la ley marítima llamado 'avería gruesa', que exige que las partes involucradas en un viaje compartan proporcionalmente los costos en caso de una pérdida. 

Jai Sharma, jefe de accidentes de carga en Clyde & Co (el bufete que representa a varias empresas con más de 100 millones de dólares a bordo del Ever Given, explicó al mismo medio que este principio de más de un milenio de antigüedad establece que "si alguien incurre en un gasto extraordinario por el bien común, entonces se les pide a todos que contribuyan".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin