Economía

Biden mantiene los compromisos de Estados Unidos con la OTAN y exige más implicación a Europa

  • España, el segundo más incumplidor, destina un 0,92% del PIB a defensa
  • La Alianza Atlántica exige un gasto militar de al menos el 2% del PIB
  • Prórroga de un año para renegociar el tratado sobre la base de Rota
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden. eE

La nueva Administración demócrata al frente de los Estados Unidos, con Joe Biden como presidente, exige más compromiso a Europa para financiar la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). La llegada de Biden a la Casa Blanca mantiene la línea de su antecesor y pide a los países europeos que cumplan con su compromiso de gasto en defensa. La alianza atlántica fija que sus miembros deben alcanzar una inversión militar de, al menos, el 2% del Producto Interior Bruto (PIB).

España es el segundo país que más incumple, solo por detrás de Luxemburgo, y mantiene el gasto en defensa en menos de la mitad de lo que exige la OTAN, un 0,92% del PIB. El Gobierno norteamericano ha señalado a España en varias ocasiones por este asunto. El secretario General de OTAN, Jens Stoltenberg, pidió hace un mes incrementar la financiación común para actividades de defensa y disuasión, reforzar la dimensión política de la Alianza o abordar el impacto sobre la seguridad del cambio climático.

Marruecos relanza sus relaciones con Estados Unidos y se rearma con el apoyo americano

Por su parte, el nuevo secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, mantiene la presión para que Canadá y los países europeos destinen más recursos a defensa. "Estados Unidos quiere reconstruir sus alianzas, principalmente con nuestros socios de la OTAN", dijo Blinken en su última visita a Bruselas, donde se reunió en marzo con los ministros de Exteriores europeos para garantizar su apoyo a la Alianza Atlántica.

Solo siete países de la Alianza Atlántica cumplieron en 2019 la meta pactada de destinar el 2% del PIB a defensa hasta el 2024. Se trata de Estados Unidos (3,42%), Grecia (2,24%), Estonia y Reino Unido (2,13% en ambos casos), Rumanía (2,04%), Polonia y Letonia (2,01%), según las previsiones de la OTAN.

Medios marroquíes informaron sobre un posible traslado de Rota a Marruecos, aunque los expertos lo ven poco probable

Se acercan a la meta Lituania (1,98%), Turquía (1,89%) y Francia (1,84%), mientras que Alemania destinará el 1,36% e Italia el 1,22%. De los grandes países europeos, España es el que menos recursos destina a la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

Por otra parte, este viernes vence el acuerdo firmado entre España y el Gobierno norteamericano sobre el convenio de la Base Naval de Rota. La base militar cuenta ya con 6.000 norteamericanos, 2.846 militares, 400 trabajadores civiles y 2.610 familiares, después del último despliegue del Escudo Antimisiles norteamericano.

El 21 de mayo de 2020 venció el convenio del Ministerio de Defensa con Washington que regula las bases de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla). Moncloa decidió prorrogarlo para poder renegociar las condiciones con la Administración Biden.

Varios medios marroquíes difundieron hace unos meses la intención de Estados Unidos de llevar la base a Marruecos. Sin embargo, ninguna fuente del Pentágono ni de Defensa confirmaron este hecho. Expertos militares consultados por elEconomista creen que será difícil que esta situación se produzca. Por un lado, destacan la excelente posición geográfica de Rota, que ocupa 2.400 hectáreas, la mayor base naval de Europa. Además, argumentan que la instalación sería difícil de reproducir en territorio marroquí, por su menor capacidad de infraestructura.

EEUU se acerca a Marruecos

En cualquier caso, las relaciones entre Marruecos y Estados Unidos se encuentran en el mejor punto en décadas. Las maniobras militares entre Marruecos y Estados Unidos denominadas African Lion previstas entre el 7 y el 18 de junio incluirán este año por primera vez el territorio del Sáhara Occidental, concretamente la localidad de Mahbes, en el extremo noreste del territorio. Esta es la primera señal que la nueva Administración estadounidense envía a Marruecos después del reconocimiento de la soberanía marroquí sobre este territorio por parte del expresidente Trump.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin