Economía

Comprar vivienda con bitcoins: una realidad en España a la que solo se arriesgan grandes inversores

  • En España es posible comprar inmuebles con bitcoins, aunque no es común
  • Solo los grandes inversores de criptomonedas aceptan estas transacciones
Foto: Getty

El mercado virtual de la criptomoneda está al alza. A pesar de su alta volatilidad, el bitcoin está registrando niveles máximos en un momento de incertidumbre económica provocada por la crisis sanitaria y se ha hecho un hueco real y legal ante diferentes inversiones, entre ellas, la compra de vivienda.

En España es posible comprar inmuebles con bitcoins aunque no todos los públicos están abiertos a estas transacciones precisamente por la inestabilidad del precio de la criptomoneda y la escasa legislación existente. En este sentido se pronunciaron la semana pasada la CNMV y el Banco de España al advertir de los riesgos de invertir en criptomonedas.

Primero, cambiar a euros y después elegir el momento exacto de la transferencia

Para quienes acepten esta forma de pago existen una serie de cuestiones a tener en cuenta. La primera, una vez pactada la compra entre vendedor y comprado, para que la adquisición se ajuste a la legalidad deberá registrarse en euros, es decir, habrá que traducir la moneda a la divisa local -en la Unión Europea, esta acción no conlleva IVA-. Hoy, un bitcoin equivale a más de 40.400 euros.

Según explica Emiliano Bermúdez, subdirector general de donpiso, "el problema con los bitcoins en estos casos es que, al estar descentralizados, no se puede de ninguna forma escriturar el piso en criptomonedas, sino siempre en divisas vinculadas a un banco central".

Otra de las claves es el momento de la transferencia del comprador al vendedor. La volatilidad del precio aconseja  fijar el momento exacto en el que hacer la traducción a euros ante notario para poder escriturar el inmueble de manera legal (en este caso, en euros). 

En cuanto al comprador, podría ser necesario que rindiera cuentas sobre el origen de las criptomonedas (situación que también suele reclamarse en los pagos de grandes cantidades en efectivo). Sin embargo, el mayor riesgo recae en el comprador, de ahí que sean muy pocos los que se animan en la actualidad a estas transacciones.

"Por lo general, los vendedores que aceptan este tipo de monedas son grandes inversores en el ámbito de las criptomonedas, por lo que casi siempre salen ganando", indica Bermúdez.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Anónimo
A Favor
En Contra

Vamos a ver.

La gente valora las casas en Euros.

Aquí lo que se busca es metérsela doblada a hacienda escondiendo una parte del valor de transferencia.

Si te acuerdas de lo del precio escriturado en A y luego el componente de precio en B.

Tranquilos que en Hacienda ya se pondrán las pilas.

Y el otro tema bueno es que en el ledger queda el rastro del pago a perpetuidad. Ya se ha tenido éxito pillando a gente en otros países. Es anónima la propiedad del bítcoin pero es público todo el movimiento de la moneda.. Ya se pondrán las pilas en tirar de la madeja.

Puntuación 1
#1