Economía

Bruen (exfuncionario de Obama): "Biden debe continuar con presión y una politica dura respecto a China"

  • "Dejar a Trump sin un castigo significativo sería lanzar un mensaje peligroso al mundo"
  • "Europa no va a querer jugar un papel secundario con respecto a los Estados Unidos"
  • "Trump se promocionará en Europa dando apoyos a partidos populistas como Vox en España"
Brett Bruen. Foto: eE
Nueva York

Brett Bruen, con amplia experiencia como diplomático estadounidense, militó la Administración del demócrata Barack Obama, como director de Gestión Global de la Casa Blanca. Ahora, como presidente de la consultora Global Situation Room, conversa con este periódico sobre los retos de política exterior que enfrenta el nuevo gobierno de Joe Biden. Bruen reconoce que este año "será peligroso y difícil para la diplomacia americana" especialmente en lo que a China se refiere.

Según explica, Pekín tratará de seguir explotando sus ventajas económicas y sanitarias además de desafiar más directamente a los países en los que tiene intereses, "lo que inevitablemente llevará a incidentes militares y de seguridad más graves".

Para este exdiplomático es­ta realidad se hará cada vez mas evi­dente en los próximos meses a me­dida que la nueva Administración intente reafirmarse con sus aliados y adversarios. De hecho no descuen­ta que potencias emergentes, des­de Arabia Saudita hasta Turquía, desafíen a Washington de manera más agresiva tras la perdida de pres­tigio internacional de la potencia norteamericana en los últimos com­pases del mandato de Trump.

¿Cómo afectarán tanto el asalto al Capitolio como el segundo juicio político contra Trump a la nueva Administración de Joe Biden?

No solo queda la imagen de lo ocurrido sino también la inestabilidad política, que va a continuar. Obviamente se ha hecho mucho daño a la confianza y credibilidad del pueblo americano en las instituciones del gobierno. El primer desafío para Biden va a ser cómo repararlo y generar más confianza tanto en su gabinete como en él mismo. Desde el punto de vista internacional, la parte que quizás ha sufrido más es la pérdida casi completa de respeto e influencia en el mundo. Salvo contadas excepciones cono Arabia Saudí o Israel, que han dado su apoyo a las políticas de la Administración Trump, hemos visto una caída de confianza e influencia americana.

¿Cuáles consideras que deben ser las prioridades de la administración Biden en lo que se refiere a política exterior una vez tome posesión de su cargo?

La primera prioridad tiene que ser la reconstrucción del sistema internacional. Estamos hablando de la Organización Mundial de la Salud, de la OTAN, de Naciones Unidas. Todas las organizaciones multilaterales que han sufrido el mayor impacto de las políticas de Trump. El gobierno de Biden tendrá que hacer una inversión importante, no sólo en términos de dinero, sino en apoyo moral e importancia del multilateralismo. Estamos viviendo una época de post-americanismo en la que EEUU no va a jugar el mismo papel en el mundo. No tenemos la misma influencia ya que no podemos asegurar la estabilidad del planeta como lo hacíamos antes. Estamos viendo una mayor influencia por parte de China o Rusia, que intentan ganar más terreno para hacer lo que quieren y no respetar las reglas existentes. Además, Biden va a llegar al Despacho Oval con la dificultad añadida de que hay una parte significativa de su propio partido que considera que la era del intervencionismo estadounidense ha llegado a su fin y evitará involucrarse en los problemas internacionales, digamos Venezuela o Siria, por ejemplo.

"Dejar a Trump sin un castigo significativo sería lanzar un mensaje peligroso al mundo"

¿Cómo afectará el masivo estímulo propuesto por Biden a su capacidad de potenciar la influencia de EEUU en el extranjero? El gasto interno podría limitar las partidas en política exterior, ¿no es así?.

Hay un presupuesto muy limitado. Biden ya está hablando de dar más dinero al pueblo americano dada la situación económica, las necesidades derivadas de la pandemia y la distribución de las vacunas. Eso deja poco margen para la ayuda internacional así como para las organizaciones multilaterales. Cuando hablo con algunos de mis compañeros que van a formar parte del nuevo gabinete intuyo que van a depender de la buena fe y la bienvenida de los líderes mundiales a la nueva Administración. Biden va a tener quizás seis meses de influencia más alta a nivel internacional simplemente por el hecho de no ser Trump pero después vamos a ver una bajada importante. Cuando ese dinero y esa inversión no lleguen, Biden demostrará que la capacidad que tiene su gobierno en el mundo va a ser mucho más limitada.

¿Cuál será la influencia del presidente saliente, Donald Trump, a la hora de intentar minar los objetivos en el exterior de la Administración Biden?

La idea de dejar a Trump sin un castigo significativo mandaría un mensaje peligrosísimo al mundo, dado que otros líderes populistas como en Hungría, en Filipinas o en Brasil intentarán hacer lo mismo para mantenerse en el poder. Trump ha generado un riesgo no solo para la democracia en el país sino también para el resto del mundo y espero que el Senado determine que ha cometido un crimen y no le deje volver a presentarse a la presidencia. Dicho esto, tras hablar con algunos de sus asesores está previsto que, una vez abandone la Casa Blanca, Trump promocione su "show ideológico" en Europa, América Latina, Oriente Medio... dando apoyo a partidos populistas, como a Vox en España, en Grecia, en Francia, donde hay otros partidos similares. Trump no solo ofrecerá su imagen sino también guías para este tipo de movimientos políticos. Va a intentar por todos los medios posibles continuar siendo relevante en el debate político y esto debería poner en alerta, por ejemplo, a los líderes europeos.

"Trump se promocionará en Europa dando apoyos a partidos populistas como Vox en España"

¿Cómo será la relación de la Administración Biden con China, especialmente ahora que el país asiático es el único que creció en términos económicos pese a la pandemia?

Mi antigua compañera, Laura Rosenberger, va a ser la directora de China en el Consejo de Seguridad Nacional. Conociéndola y conociendo al equipo que maneja la política de EEUU en Asia, los objetivos van a seguir siendo los mismos. Con China, Biden va a aprovechar de las políticas extremas implementadas por Trump. Va a decirle a Xi Jinping que existe una imagen sobre China en EEUU que no puede cambiar y que, por lo tanto, requerirá un mayor compromiso, dado que sus opciones son muy limitadas. Biden va a intentar mostrar que puede haber un progreso y una política más estratégica con China. No obstante, China va a aprovechar esta situación para generar la narrativa que EEUU es el pasado y ellos son el futuro. Pekín seguirá manteniendo un fuerte control interno y regional. En mi opinión, Biden debe continuar con una política dura y de presión con un camino claro en el que se requieran ciertas acciones para recibir ciertos beneficios.

"Europa no va a querer jugar un papel secundario con respecto a los Estados Unidos"

Y en lo que se refiere a un aliado histórico como es Europa, ¿conseguirá Biden retomar la relación que dejó la Administración Obama?

Bruselas va a intentar no volver donde estaba su relación con Barack Obama o con otros presidentes americanos. Europa no va a querer jugar un papel secundario con respecto a EEUU, especialmente tras la caída de influencia sufrida durante la era Trump. En este sentido, seguramente, la relación con Biden y su secretario de Estado, Antony Blinken, advertirá que EEUU no puede tomar decisiones importantes y consultar a posteriori con sus aliados europeos. Se buscará un compromiso más significativo con respecto a los intereses europeos. Pero, al mismo tiempo, Europa tiene varios problemas, como la salida de Reino Unido o sus relaciones con China, que son bastantes cuestionables. Habrá un acercamiento entre Bruselas y Washington pero no hasta punto previo, dónde dábamos por hecho que era un aliado asegurado y por lo tanto no dábamos la misma importancia e influencia a la hora de tomar decisiones. En estos momentos, Europa buscará un papel más significativo por lo que será interesante cómo evoluciona la tensión entre ambos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin