Economía

Arranca la vacuna de 'la esperanza' para recuperar la economía el próximo verano

  • En la primera remesa llegan 9.750 dosis
  • Alemania, Hungría y Eslovenia se adelantaron al sábado
Araceli, la primera española en recibir la vacuna contra el Covid-19

A España le han correspondido 9.750 vacunas del Pzifer de la primera entrega, calificada de testimonial, que realiza la UE, según el ministro de Sanidad Salvador Illa. Y ayer empezaron a inyectarse en residencias de ancianos de las 17 comunidades autónomas y las dos ciudades autónomas. El término más usado ayer fue el de "esperanza" para calificar el arranque de la vacunación que debe haber alcanzado al 60% de la población en verano. Cabe recordar que la vacuna, al menos de momento, es de carácter voluntario.

Se confía en que llegará a tiempo para la campaña turística estival. Y no sólo por el viajero interior, también por los internacionales, pues, igualmente, se empezaron a vacunar los ciudadanos de los principales mercados emisores. Ayer se inició en Alemania (en Sajonia se adelantaron un día, incumpliendo las normas establecidas por la Comisión Europea) y en Francia como en resto de países comunitarios. Reino Unido lleva varias semanas.

La primera persona que recibió la vacuna, a las 09.15 horas, fue Araceli, una anciana de 96 años de la residencia Los Olmos de Guadalajara. Después fue Mónica, una auxiliar de clínica de 40 años, del mismo centro. Personas de edad y personal sanitario de residencias son los dos colectivos con prioridad en la vacunación. En España y en el resto de países de la UE. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, declaró a las pocas horas que "Araceli y Mónica representan una nueva etapa esperanzadora".

Tras ellas dos, en distintas residencias de todas las comunidades autónomas se vacunaron bajo las luces de los focos los mayores de otras residencias: Josefa (83 años) fue la primera de la Región de Murcia, Vicente Mirón (73) en Extremadura, Doria Anatolia (84) en Canarias, Consuelo Landa (91) en País Vasco, otra Josefa (89) en Cataluña, Francisco Guerrero (70) en Navarra, Nicanor (72) en Madrid, Nieve Cobo (82) en Galicia, Emilia Nájera (80) en Aragón, María Dolores (72) en Cantabria, Antonio y Pilar en Andalucía, Javier Martín (68) en La Rioja, Áureo López (88) en Castilla y León, Batiste (81) en la Comunidad Valenciana y Avelina (94 en Baleares).

Presidentes de algunas comunidades autónomas se sumaron a Sánchez en el día de la esperanza. Francina Armengol, de Baleares, habló de "gran esperanza", Ángel Víctor Torres, de Canarias, "un día de esperanza e ilusión", María Chivite de Navarra "el principio del fin", Isabel Ayuso, de Madrid, "día para la esperanza", Guillermo Fernández-Vara, de Extremadura, "la esperanza", Juanma Moreno de Andalucía, se declaró "esperanzado e ilusionado", Illa insistió en la idea del "principio del fin", aunque también hubo tiempo de advertencias como Inés Arrimadas, de Cs, que pidió que no "se baje la guardia" o Aragonés de Cataluña que dijo "empezamos a ver la luz al final del túnel, pero queda mucho túnel".

Desde la CE se tildó ayer de V-Day, usando la uve por victoria y vacuna y lo consideró un "momento conmovedor de unidad", por el intento, vano, de que la vacunación arrancase al unísono en todos los países comunitario. Alemania, Hungría y Eslovaquia se adelantaron y una alemana de 101 años fue la primera comunitaria en vacunarse.

Previsiones ligadas a la vacuna

Todos los analistas ligan la recuperación de la economía española al éxito de la campaña de vacunación. De hecho, instituciones nacionales como el Banco de España, la Airef o varios gabinetes privados como Funcas, BBVA Research y Fedea y el propio Gobierno hablan de varios escenarios, –optimista, central y pesimista– en función de cómo se desarrolle el proceso de inmunización de la población, tanto española como europea.

España es uno de los países cuya economía ha sufrido más con la pandemia por la fuerte dependencia de algunas regiones del turismo. Las previsiones son que el PIB de Baleares caiga este año un 22% y Canarias el 16%. Pero también, estas comunidades, y otras como Cataluña, la Comunidad Valenciana, Andalucía e, incluso, la Comunidad de Madrid, crecerán este 2021 con más fuerza si se acaban las medidas de restricción a la movilidad. Así, se espera que Semana Santa quedará tocada, con turismo nacional solo, pero el verano debería estar al menos a media máquina.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud