Economía

Trump acelera su regreso al ruedo electoral inquieto por su rezago en las encuestas

Nueva York

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuenta ya con el visto bueno de sus médicos para regresar a la vida pública tras su infección por Covid-19. Un desembarco que no se hace esperar en un momento en que las encuestas continúan ofreciendo una holgada ventaja a su contrincante demócrata, el ex vicepresidente, Joe Biden.

Según la media nacional que realiza el portal RealClearPolitics, Biden mantiene un margen de 9,7 puntos, con un 51,6% del favor popular frente al 41,9% del actual inquilino de la Casa Blanca. De esta forma supera la brecha de 6,6 puntos antes del primer debate presidencial del 29 de septiembre en Cleveland y la hospitalización de Trump la semana pasada tras contraer el coronavirus.

Salvo que Trump comience a cerrar la brecha en las encuestas con Biden, su ruta para lograr una victoria en 2020 se hace cada vez más difícil. Hace cuatro años, la candidata demócrata Hillary Clinton se enfrentó a las urnas superando al republicano en Pensilvania (1,9 puntos), Michigan (3,4 puntos) y Wisconsin (6,5 puntos). Trump ganó los tres estados y logró la Casa Blanca pese a que Clinton ganó el voto popular después de liderar en 3,2 puntos la media nacional de RealClearPolitics.

Cuatro años más tarde, Trump probablemente necesitará ganar al menos seis estados en duda, donde Biden lidera actualmente las encuestas. Entre ellos destacan Arizona (2,7 puntos), Florida (3,7 puntos), Iowa (1,4 puntos), Carolina del Norte (1,4 puntos), Ohio (0,6 puntos) y Wisconsin (5,5 puntos).

Si los gana, es probable podría permitirse perder Michigan (donde el demócrata lidera por 6,7 puntos) y Pensilvania (7,1 puntos). Si Trump se lleva cualquiera de estos últimos estados, puede permitirse perder Wisconsin. Pocos estados son tan importantes para un posible triunfo del presidente como éste último, donde ganó por un margen de menos de 23.000 votos en 2016.

Es por ello que no puede ocultar su impaciencia por regresar de nuevo a sus actos de campaña. Durante una entrevista con el presentador de Fox News, Sean Hannity, el presidente de EEUU señaló su intención de querer organizar un rally en Florida este sábado y otro en Pensilvania el domingo. Una decisión que se produce después de que el segundo debate presidencial, que estaba programado para el próximo jueves, en Miami, Florida, fuera cancelado por la Comisión de Debates presidenciales.

El presidente tiene previsto celebrar su primer evento en persona durante la jornada del sábado para abordar el tema de la "la ley y el orden". Este encuentro está previsto que se lleve a cabo en la Casa Blanca. Su primer evento de campaña se retrasa al lunes, con un rally en Sanford, Florida.

A 25 días de la cita con las urnas, el republicano también tenía previsto convencer a la opinión pública de que está lo suficientemente recuperado como para regresar a la campaña electoral sometiéndose a una "evaluación médica" en Fox News el viernes por la noche.

Un espectáculo que Nancy Pelosi, la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, sugirió que podría deberse a que Trump podría estar sufriendo efectos secundarios psicológicos de algunos de sus tratamientos contra el coronavirus.

El viernes Pelosi anunció una ley que busca crear una comisión para evaluar la salud de los presidentes e intervenir si fuera necesario bajo el amparo de la vigésimo quinta Enmienda de la constitución de los Estados Unidos, que permite la destitución de un mandatario si este no cuenta con las capacidades físicas o mentales para servir su cargo.

Dicho esto, la demócrata reconoció que la comisión, que incluirá a ex funcionarios del gobierno y expertos médicos elegidos por un grupo bipartidista en el Congreso, no estaría a tiempo de evaluar la salud actual de Trump.

"No se trata del presidente Trump. Éste se enfrentará al juicio de los votantes", dijo Pelosi en una rueda de prensa desde el Capitolio, quien eso sí consideró que el actual mandatario es un claro ejemplo de la necesidad de poner en marcha un proceso futuros presidentes.

Trump respondió via Twitter calificando a Pelosi de "loca" y de querer orquestar el reemplazo de Biden, de 78 años, por el de su nominada a la vicepresidencia, Kamala Harris. Todo ello antes de que el mandatario diera su beneplácito a la decisión de incrementar la propuesta de estímulo de la Casa Blanca hasta los 1,8 billones de dólares en las negociaciones en curso con los demócratas.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

GRADO33
A Favor
En Contra

Seguimos con lo mismo,cuando van a decir la verdad?,de que TRUMP va a ganar las elelcciones.

Puntuación 2
#1