Economía

Solo un 23% de los empresarios prevé contratar personal en 2021

  • El 44% de las empresas espera una caída de ingresos el próximo año
  • Tres de cada diez han reducido ingresos en más de un 5% el pasado año
  • El 48% de las empresas cree que el Covid-19 está siendo muy grave
Los informes reflejan un notable incremento del pesimismo de los empresarios con sus negocios. eE
Madrid

Solo el 23% de los líderes empresariales españoles tiene previsto aumentar la contratación de personal durante el próximo año, lo que significa una reducción de 14 puntos porcentuales con respecto al semestre anterior. Con todo, y al igual que ocurre con el optimismo, estas malas perspectivas de creación de nuevos puestos de trabajo son mejores que las mostradas en la crisis de la Eurozona, según el International Business Report de 2020, el barómetro de la firma de servicios profesionales Grant Thornton.

Además, tres de cada diez dirigentes españoles afirman haber reducido sus ingresos o facturación en más de un 5% en los últimos doce meses, una cifra superior a la media europea (42%) y la global (37%), En cuanto a las perspectivas de generación de empleo,

El informe marca una fuerte caída en la disposición de los directivos a aumentar los salarios por encima de la inflación, que baja del 21% expresado hace seis meses al 16%. España, en este sentido, se equipara a la intención media en el resto de países analizados, que también se sitúa en el 16%, aunque a escala europea esa cifra baja de forma ligera hasta el 12%.

Además, el 44% de las empresas españolas prevén que sus ingresos y beneficios se reducirán en los próximos doce meses, lo que refleja un notable incremento del pesimismo entre los empresarios sobre la evolución de sus negocios por el impacto de la pandemia, aunque también que el tejido empresarial es más optimista ahora que durante los peores momentos de la anterior crisis. Este informe analiza de forma semestral las percepciones y expectativas de más de 5.000 ejecutivos de 35 países de todo el mundo en el corto y medio plazo. En España, la se realiza sobre 400 compañías de entre 50 y 500 empleados.

El optimismo de los empresarios de cara a los próximos doce meses cae hasta el 24%. Sin embargo, y a pesar de lo inédito que ha supuesto una crisis que ha exigido un cese completo de la actividad económica de forma temporal, según los datos históricos de Grant Thornton, los niveles de pesimismo no son tan preocupantes como los de primer trimestre de 2011, cuando llegó a situarse en el 8%.

El sentir de los directivos españoles queda por debajo de los países de nuestro entorno, ya que en la Unión Europea el optimismo medio alcanza el 29% y a nivel global el porcentaje de quienes confían en una buena evolución de la economía alcanza el 43%. Los españoles se muestran menos confiados que los alemanes y británicos (31%), franceses (35%), griegos (37%), aunque el impacto de la crisis sanitaria ha dejado más tocados a los empresarios italianos (23%).

Grave impacto

Por otra parte BDO en su encuesta, muestra que el 48% de las empresas españolas considera que el impacto del Covid-19 está siendo muy grave, frente al 39% de las empresas del resto de Europa. Así lo revela la investigación realizada entre 244 líderes empresariales de alto nivel con sede en ocho mercados europeos (España, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Noruega y Reino Unido), con el fin de averiguar qué medidas adoptan para reaccionar ante la pandemia mundial y, sobre todo, cómo cambiaron sus aspiraciones estratégicas y prioridades operativas para los próximos meses.

Se trata del segundo informe realizado por BDO en 2020. El primero, presentado justo antes del estallido de la pandemia, reflejaba los planes agresivos de crecimiento esperado en 2025 por los líderes europeos, gracias a la inversión en tecnología, talento, e innovación en los productos. Ahora, el informe de ofrece una nueva perspectiva, a pesar de que el crecimiento no está completamente fuera de la agenda. Esta nueva realidad indica que la resiliencia pasa a ser clave, así como un recalibrado de los modelos operativos en cada empresa. Y la sostenibilidad, en cambio, no deja de ser una prioridad.

Autónomos sin vacaciones

Por otro lado, solo uno de cada cuatro autónomos, en concreto el 27,4%, se cogerá algunos días de vacaciones este verano, la mitad que en 2019, cuando el 53,8% de los trabajadores por cuenta propia afirmó que se iría de vacaciones, ya fuera en verano o en otra fecha, según un estudio de la organización ATA.

Por el contrario, seis de cada diez autónomos, el 60,8%, no se irá de vacaciones este año, porcentaje muy inferior al del año pasado (39,8%). Por su parte, el 10,7% de los autónomos aún no ha decidido si cogerá unos días de vacaciones o no a lo largo de 2020.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin