Economía

El Gobierno alcanza un acuerdo con patronal y sindicatos para alargar los ERTE hasta septiembre

  • La CEOE y sindicatos quieren extender los expedientes a final de año
  • El Gobierno emplaza a tomar la decisión "llegado el momento"
  • Las empresas acogidas a los expedientes no podrán contratar, ni subcontratar

El Gobierno y los agentes sociales han alcanzado finalmente un acuerdo para extender los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta finales de septiembre y ha dejado la puerta abierta a que sigan en vigor durante el último trimestre del año. La prórroga hasta septiembre se aprobará este viernes en Consejo de Ministros extraordinario. Antes el Ejecutivo también había pactado con los autónomos extender y mejorar las ayudas para los negocios afectados de este colectivo.

CCOO, UGT y CEOE han dado el visto bueno a la última propuesta que el Ejecutivo presentó ayer a la mesa del diálogo social.

En la propuesta se recoge el mantenimiento de los ERTEs de fuerza mayor total para las empresas que aún no han vuelto a la actividad y la posibilidad de que las empresas que se vean obligadas a cerrar de nuevo por culpa de un rebrote del coronavirus pueden acogerse a un ERTE de fuerza mayor.

Según destaca la CEOE, en un comunicado, la iniciativa tiene importantes avances respecto a la propuesta inicial. Y resalta que "seguimos trabajando para que en el mes de septiembre podamos abordar cómo se afrontará el último trimestre del año, siempre con el deseo compartido por las partes de que para entonces se haya recuperado toda la actividad posible". Más claro ha sido el secretario general de UGT, Pepe Álvarez. El líder sindical ha dicho que habrá que llegar a otro nuevo pacto para extenderlos al menos hasta el 31 de diciembre."Por eso es importante que el Gobierno sea plenamente consciente de que antes del 30 de septiembre tendremos que tener un nuevo acuerdo que los extienda por lo menos hasta el 31 de diciembre para que podamos cubrir a los trabajadores de sectores muy importantes para el país, muchos de ellos en las islas, y que no van a ver reactivada la actividad durante estos tres meses", ha señalado.

Tanto la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, como el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, han coincidido en la utilidad de los ERTE para salvaguardar el empleo, pero han condicionado la prórroga al último trimestre del año a la evolución de la crisis. "Estamos haciendo un seguimiento continuo de la situación y el acuerdo nos debe permitir tener cierta certidumbre hasta finales de septiembre y evaluar la situación cuando llegue el momento", ha subrayado Escrivá. El ministro ha destacado que se están sentando las bases para dar cobertura a necesidades futuras.

El acuerdo a tres bandas ha llegado en los minutos de descuento, ya que la vigencia de los ERTE de fuerza mayor expiraban el próximo 30 de junio. Tras dos semanas de un intenso diálogo, hoy se termina de dar luz verde a la nueva generación de ERTE. 

El Gobierno creó el 12 de mayo una Comisión Tripartita de seguimiento del acuerdo firmado, también in extremis, entre el Gobierno y los agentes sociales cuyo cometido era determinar qué sectores deberían continuar en Ertes de fuerza mayor, bien de ámbito total (ningún trabajador se ha reincorporado a su puesto) o bien parcial (parte de la plantilla ya está trabajando).

La última propuesta del Gobierno que ha terminado por convencer a la patronal incluye una mejora en las actuales exoneraciones a la Seguridad Social que vienen disfrutando las empresas acogidas a los ERTE, tal como adelantó elEconomista.

Desde marzo hasta este mes de junio, las empresas con todos sus trabajadores en Erte han recibido una exoneración del 100% en las cotizaciones siempre que su plantilla estuviese por debajo de los 50 empleados y del 75% para las mayores. En los próximos tres meses, la propuesta del Gobierno de hoy ha sido que seguirán con reducciones, pero que se irán reduciendo según cada mes -julio, agosto y septiembre-.

Así, la exención será del 70% en julio, del 60% en agosto y del 35% en septiembre en el caso de empresas con menos de 50 trabajadores. Para las compañías con más de 50 empleados, será del 50% en julio, del 40% en agosto y del 25% en septiembre.

En el caso de empresas que están activas pero que se vean obligadas a cerrar como consecuencia de un rebrote, el Gobierno plantea que puedan acogerse a un ERTE de fuerza mayor, que contaría con una exoneración de cuotas para las empresas del 80% si su plantilla es inferior a 50 trabajadores y del 70% si tiene más de 50 trabajadores. Ha sido la principal novedad que ha permitido desatascar la negociación. Aunque en este caso, las exoneraciones no serán del 100% y el 75% actuales, como actualmente. El ministro Escrivá ha detallado que será la autoridad laboral de cada comunidad quien decida cuando se dará la situación de rebrote.

Para los ERTEs de fuerza mayor parcial (aquellos en los que ya hay trabajadores reincorporados a su puesto, pero no todos) y los ERTEs por causas técnicas, organizativas, económicas y de producción (conocidos como ETOP), las exoneraciones a las empresas serían las mismas que en los ERTEs por fuerza mayor

Los ERTEs de causas objetivas o ETOP pasarían así a tener exenciones de cuotas, antes sólo aplicables a los ERTEs de fuerza mayor. El objetivo es facilitar la transición de los segundos a los primeros ahora que ya ha finalizado el estado de alarma. Así, las empresas y entidades afectadas por ERTEs de fuerza mayor deberán proceder a reincorporar a los trabajadores, primando los ajustes en términos de reducción de jornada.

Las empresas acogidas a ERTE no podrán contratar

El acuerdo, que se aprobará mañana en un Consejo de Ministros extraordinario en forma de Real Decreto-ley, prohibe a las empresas en ERTEs la realización de horas extraordinarias, el establecimiento o la reanudación de externalizaciones de la actividad y la concertación de nuevos contratos, ya sean de mera directa o a través de una empresa de trabajo temporal (ETT).

Las empresas en ERTE sólo podrán contratar o externalizar tareas si los trabajadores de su centro de trabajo no pueden por formación, capacitación y otras razones objetivas o justificadas, realizar las funciones encomendadas al empleado que se contrata o a la externalización. Para ello, la empresa deberá informar previamente a los representantes legales de los trabajadores.

Esta prohibición, que durará mientras esté vigente el ERTE, sería de aplicación tanto a los ERTEs de fuerza mayor como a los ERTEs por causas objetivas y sancionables en caso de incumplimiento.

La nueva regulación que se da hasta septiembre extiende a los ERTEs por causas objetivas la prohibición de acogerse a este procedimiento si la empresa tiene domicilio en un paraíso fiscal.

Tampoco podrá repartir los dividendos correspondientes al ejercicio fiscal en el que se aplique el ERTE, salvo si la empresa en cuestión abona previamente el importe de las exoneraciones disfrutadas (estas medidas se aplicaban anteriormente sólo a los ERTEs de fuerza mayor). La limitación en el reparto de dividendos no será de aplicación a las empresas que, a 29 de febrero de este año, tuvieran menos de 50 trabajadores en plantilla.

También acuerdo con los autónomos para extender las ayudas

Antes el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha consensuado con las principales asociaciones de trabajadores autónomos (ATA, UPTA y UATAE) la extensión de las ayudas a este colectivo por los efectos de la COVID-19 hasta el próximo 30 de septiembre.

En concreto, las medidas incluyen una prórroga de la exención de las cuotas de la Seguridad Social para los trabajadores autónomos que vinieran percibiendo la prestación extraordinaria, que incluía una ayuda económica y una exención de las cuotas. Así, estos trabajadores no pagarán la cuota de julio y tendrán una exención del 50% en agosto y del 25% en septiembre.

Además, los beneficiarios de la prestación extraordinaria podrán solicitar la prestación ordinaria por cese de actividad, siempre que acrediten una reducción de la facturación del 75% del tercer trimestre de 2020 respecto al mismo periodo de un año antes, entre otros requisitos. Para ello, no necesitarán esperar a que termine el trimestre sino que pueden solicitar la prestación ordinaria cuando estimen que cumplen los requisitos y acreditarlos documentalmente una vez finalice el trimestre.

Entre las nuevas medidas también incluye una prestación extraordinaria por los trabajadores autónomos de temporada.

comentariosforum5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 5
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en elEconomista.es
chupate2
A Favor
En Contra

Bla,bla,bla aquí no pasa nada por que somos nosotros los autónomos y pymes los que reciben ayuda y trabajando, para ganar más.Ya es hora que nos beneficiemos alguna vez, de ayudas y reducción del pago de cotizaciones, a este paso me hago del PSOE, y mis trabajadores en el erte hasta septiembre, bueno alguno vendrá a trabajar pero en B,. .estoy contento y al que no le guste ya sabe, es lo que hay, y será peor lo que vendrá.

Puntuación -1
#1
Atascos
A Favor
En Contra

Ahora, los atascos de salida de Madrid por la A6, que antes eran los finde, los tenemos todos los días, los ERTE-tófagos están encantados de la vida y piden nuevos rebrotes pero sin confinamiento, se gastan el maná en gasolina para el buga.

Puntuación 0
#2
Bko
A Favor
En Contra

Pero es ilegal montar una empresa coger la subvención por contratar a 1.000.000 y mandarlos al ERTE. Los ladrones anteriores se cuidan de que el resto no se convierta en ladrón de la misma manera.

Puntuación -3
#3
Usuario validado en elEconomista.es
Nina
A Favor
En Contra

Yo estoy en ERTE desde Abril y para recuperarme mi empresa tiene que ser con mi contrato de 160 horas , otros se bajaron los pantalones , me veo hasta Septiembre en ERTE y después mucha suerte tendré que tener para volver a mi puesto .

Puntuación 4
#4
Carlos
A Favor
En Contra

Y hay que ser un lumbreras, sacarse un doctorado en economía para saber que esto acabará muy mal.El rebrote y confinamiento de nuevo no es una opción, es una certeza dentro de poco.... Y después qué?

Puntuación 1
#5