Economía

El Banco de Japón amplía sus estímulos frente al coronavirus: destina 254.590 millones de euros a préstamos para pymes

  • El banco central nipón se ha reunido de forma extraordinaria hoy viernes
  • El esquema de estos nuevos préstamos estará en vigor hasta marzo de 2021
Sede del Banco de Japón (BoJ). Fotografía: EFE.

El Banco de Japón (BoJ) ha anunciado hoy viernes un nuevo esquema de préstamos para empresas por valor de 30 billones de yenes (254.590 millones de euros/ 278.760 millones de dólares) para ofrecerles liquidez frente a las dificultades causadas por la pandemia.

Esta iniciativa fue aprobada por la junta de política monetaria del banco central nipón durante una reunión extraordinaria celebrada este viernes, que se centró en discutir acciones adicionales de apoyo al sector privado ante el impacto que ha causado el COVID-19 y las medidas para contener su propagación.

El esquema de préstamos a bajo interés para pymes estará en vigor hasta marzo de 2021, se financiará con un fondo garantizado por el BoJ y gestionado por los bancos comerciales, y se sumará a otras medidas de apoyo a particulares y empresas ya adoptadas por las autoridades de la tercera economía mundial.

Al margen de esta medida, el BoJ ha decidido dejar intacta su política monetaria, después de ampliar sus medidas de flexibilización en la anterior reunión rutinaria a finales del pasado abril con el objetivo de paliar el impacto de la crisis económica derivada de la pandemia.

El nuevo programa de préstamos está destinado a "ofrecer financiación adicional principalmente a pequeñas y medianas empresas, con vistas a hacer frente a la propagación del COVID-19", explicó el instituto emisor japonés en un comunicado publicado al término de su reunión.

A través del esquema, el banco central prestará dinero sin intereses a bancos comerciales durante un año para que éstos a su vez ofrezcan créditos a las empresas, y por los que las entidades financieras recibirán una tasa de compensación del BoJ del 0,1%.

Los préstamos estarán respaldados por un programa de garantías del Gobierno enmarcado en su amplio plan de estímulos económicos, y se dirigen a cubrir las crecientes necesidades de liquidez de los negocios más vulnerables a la caída de la demanda o incluso a la interrupción de sus actividades debido a la pandemia.

El sector servicios y el del comercio minorista son de los más golpeados por el momento en Japón, donde las autoridades han recomendado el cierre temporal de numerosos negocios considerados no esenciales desde principios de abril con el objetivo de frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Junto al esquema de créditos, el BoJ continuará con sus programas de compra ilimitada de bonos de deuda pública y de adquisición de bonos corporativos, también dirigidos a sostener la liquidez del sector privado y la estabilidad de los mercados.

El banco central nipón dejó asimismo sin cambios la tasa de interés de referencia a corto plazo del -0,1% que aplica desde 2016 para los depósitos de las instituciones financieras, así como su objetivo de mantener el rendimiento del bono estatal a largo plazo en el 0 %.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

incredulo
A Favor
En Contra

En España en cambio, prefieren regalar o dilapidar el dinero dándoselo a la gente, y subiendo impuestos y regulaciones a la empresa.El resultado final es que no quedarán empresas. Japón en cambio, mucho más inteligentes, prefieren que existan empresas, y por lo tanto trabajo.

También es cierto que la idiosincrasia japonesa no ve con buenos ojos que el Estado te mantenga por estar en el bar echando cervezas. Aunque pueda haber algunas excepciones.

Spain is diferent.

Puntuación 5
#1