Economía

Se retoman las obras en viviendas vacías aunque el edificio esté habitado

  • El acceso y salida de obreros debe ser solo al inicio y finalización de la jornada
  • Los trabajadores deberán adoptar las medidas de higiene correspondientes
  • La idea es minimizar el contacto con los demás residentes del edificio
Foto: EP

Desde ayer domingo vuelven a estar permitidas las reformas en viviendas no habitadas dentro de edificios con vecinos que quedaron suspendidas el 12 de abril mediante una orden que prohibía los trabajos de rehabilitación y mejora en edificios habitados como medida de prevención ante la propagación del coronavirus. En Directo | Evolución de la pandemia.

La orden firmada en el Ministerio de Sanidad y publicada el 3 de mayo -con vigor desde el mismo día- supone una modificación sobre la de abril al establecer que pueden retomarse aquellas obras que "se realicen en locales, viviendas u otras zonas delimitadas de un edificio no habitadas, o a las que no tengan acceso los residentes mientras duren las obras". Es decir, se permiten de nuevo los trabajos en edificios habitados. 

Para poder retomar estas actividades, habrá que cumplir varias condiciones encaminadas a reducir el riesgo de contagio por COVID-19 "para personas no relacionadas con dicha actividad" y que no aplican en caso de obras en edificios vacíos o en los que por sus circunstancias de sectorización no interfieran a los residentes. Se trata de tres condiciones que establecen el límite a la circulación y acceso de trabajadores y materiales y la necesidad de utilización de medidas de prevención e higiene.

En concreto, la orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) limita "la circulación de trabajadores y materiales por zonas comunes no sectorizadas" y establece la necesidad de adoptar "todas las medidas oportunas para evitar, durante el desarrollo de la jornada, el contacto con los vecinos del inmueble".

Además, la nueva norma marca que "el acceso y salida de esos locales, viviendas o zonas se produzca al inicio y a la finalización de la jornada laboral" y obliga a los trabajadores a adoptar "las medidas de prevención e higiene frente al COVID-19 indicadas por las autoridades sanitarias".

En cuanto al acceso a las zonas no sectorizadas del edificio este solo podrá darse "para realizar las operaciones puntuales de conexión con las redes de servicios del edificio que sean necesarias para acometer las obras".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin