Economía

Garamendi desconfía de las previsiones del Gobierno sobre el crecimiento para 2021 y el déficit de este año

  • El presidente de la CEOE pide que el Estado asuma el daño de la desescalada
Antonio Garamendi, presidente de CEOE.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, considera "muy difícil" que la economía española pueda crecer un 6,8% en 2021, tal y como estima el Gobierno en el Plan de Estabilidad remitido a Bruselas, pues implicaría un ritmo de recuperación "muy cercano al de caída".

"Nuestra experiencia en crisis como ésta, que afectan fuertemente al tejido empresarial, nos señalan que si bien las caídas suelen ser bruscas y rápidas, las recuperaciones son siempre más lentas y moderadas", defiende Garamendi en una entrevista con Europa Press.

El líder de la CEOE subraya que, del análisis del Plan de Estabilidad, puede concluirse que el déficit público será "algo mayor" al previsto por el Gobierno para este año (10,3% del PIB), ya que ve "difícil" que, estimándose una contracción de la economía española del 9,2%, los ingresos públicos sólo se vayan a reducir un 5%.

Garamendi advierte de que si el déficit público se desvía, la deuda pública en relación al PIB probablemente superaría el 115% estimado por el Gobierno. Las previsiones difundidas por CEOE hace unas semanas apuntaban a un déficit del 11% y a una deuda pública de entre el 115% y el 120% del PIB para este año.

"A nosotros, lo que más nos preocupa no es tanto el déficit o a la deuda en un año como éste, que también, sino el déficit estructural, ya que es el que más incide a largo plazo para valorar la sostenibilidad de las finanzas públicas", afirma el dirigente empresarial, para quien es necesario acometer "de una vez por todas" un plan integral de mejora de la eficiencia del gasto público.

Cierre masivo

Garamendi ve "bastante complicado" que, estando la economía como está, se vayan a poder "aguantar" todas las plantillas incluidas en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y advierte de un "cierre masivo" de empresas y de más paro si el Gobierno se niega a alargar estos procedimientos y a eliminar la obligación de las empresas de conservar los puestos de trabajo durante seis meses.

El líder empresarial ha insistido en que se necesita flexibilizar los ERTE y ha explicado que, para la CEOE, eso implica prolongarlos más allá del estado de alarma, mantener la exoneración de cotizaciones a las empresas que los hayan puesto en marcha, y suprimir la cláusula de mantenimiento del empleo asociada a estos procedimientos.

Sobre este último punto, dice que aunque no sabe si el Gobierno está dispuesto o no a abrir la mano, mantener esta cláusula provocará que más empresas echen el cierre. "Este tema nos lo impusieron. Partiendo de la base de que nadie quiere despedir, pensar que, estando la economía al ritmo que está, se van a aguantar todas las plantillas, es bastante complicado. Quien no quiera verlo, allá él", avisa.

El dirigente empresarial subraya que los ERTE "son la clave de la recuperación en caso de que se quiera que ésta se produzca", y hace hincapié en que las empresas que se han acogido a estos procedimientos temporales no lo han hecho porque les fuera mal el negocio o porque fuera mal la economía, sino porque el Gobierno ha ordenado su cierre por la pandemia del coronavirus. "Son ERTE por orden administrativa", ha enfatizado.

Garamendi subraya que, cuando finalice el estado de alarma, habrá sectores económicos, como el turismo, el transporte de viajeros, la automoción y la hostelería, que van a tener que seguir con ERTE. De lo contrario, advierte, habrá una "crisis masiva, un cierre masivo de empresas y un montón de gente que se irá a la calle".

"O la gente confía y cree de verdad en que la iniciativa privada es la que realmente da solidez a un Estado moderno o realmente tenemos un problema", opina el dirigente empresarial, que añade que "no se trata de que estos ERTE duren toda la vida", sino de que el personal pueda ir incorporándose de manera progresiva.

"El Estado tiene que hacer frente al daño de la desescalada"

Sobre el plan de transición hacia la normalidad del Gobierno, el dirigente empresarial asegura que las empresas siempre atenderán las recomendaciones preventivas de Sanidad, pero ha advertido de que si el Ejecutivo toma las decisiones para la desescalada, debe tener claro que "el Estado tiene que hacer frente al daño que provocan" dichas decisiones.

"Los aviones no tienen la culpa de que las fronteras estén cerradas. Los bares no tienen la culpa de que les hayan dado una orden de que tienen que cerrar a cal y canto o de que ahora sólo pueden abrir un 50% las terrazas. El Estado tiene que ser consciente de esto y la única forma de que el empleo pueda recuperarse es que se cuide a las empresas", subraya.

Además, considera que la gestión de la desescalada se debe realizar teniendo en cuenta especialmente a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos, que son los que conocen la realidad de sus territorios. "(Ellos) saben qué locales están alejados de las ciudades o los que tienen más metros cuadrados y por tanto pueden abrir antes. Ese conocimiento permite adaptar mejor la desescalada", argumenta..

Para Garamendi, cuidar a las empresas implica apoyarlas para que puedan sobrevivir a la crisis y eso supone, además de flexibilizar ERTE, proporcionarles liquidez. En este sentido, pide al Gobierno que ponga en marcha ya todos los créditos avalados por el ICO que anunció en su día. De momento, se han liberado 40.000 millones de euros de los 100.000 millones comprometidos, y el Gobierno ha anunciado que en el Consejo de Ministros del próximo martes habilitará otro tramo de 20.000 millones. Aún así, quedarían otros 40.000 millones por liberar.

Legislación laboral

En cuanto a si es partidario de nacionalizar empresas, Garamendi considera que "hablar de nacionalizaciones en pleno siglo XXI es antediluviano". "Son fórmulas fracasadas (...) y lo que me preocupa es que algunos quieren aprovechar la crisis sanitaria, no para poner en marcha el país de nuevo, sino para crear un nuevo país. Ahí no nos van a encontrar", avisa.

El líder de la CEOE ha advertido además que tampoco aceptará que se quiera aprovechar la crisis sanitaria para hacer cambios en la legislación laboral, en referencia a la demanda de los sindicatos de llevar a la legislación ordinaria las restricciones al despido objetivo instauradas durante la crisis del coronavirus. "No nos gusta ni nos va a gustar que, aprovechando una crisis sanitaria, se quiera hacer un cambio en la legislación, en la reforma laboral. Que lo hagan cuando pase este tema, pero que se haga en pleno estado de alarma, tiene su aquel", sostiene.

Sobre la renta mínima vital que quiere poner en marcha el Gobierno en la segunda mitad de mayo, Garamendi cree que "todo el mundo" entendería que en las circunstancias actuales se instaurara una renta de carácter coyuntural, pero no comparte que se quiera implantar una renta estructural "en pleno estado de alarma", ya que una medida así requiere hacerse con más calma. En todo caso, se ha mostrado partidario de que se vincule a la empleabilidad o la formación a fin de que sus perceptores "se integren en la dinámica económica".

Por otro lado, preguntado por los planes del Gobierno de seguir adelante con las subidas de impuestos a Sociedades y rentas altas, Garamendi advierte de que no es verdad que la presión fiscal sea menor en España que en Europa y que el problema en España es que existe un 24% de economía sumergida, frente al 13% de la UE. "Lo otro es decir: voy a cobrar más al que ya paga, y lo único que haces con eso es desmotivarle o que se deslocalice, como puede pasar con grandes empresas y multinacionales. Y España depende muchísimo de la inversión extranjera, por eso hay que cuidarla", subraya.

comentariosforum12WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 12

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Incrédulo
A Favor
En Contra

Son previsiones en clave política. Por desgracia, los datos serán mucho peores.Creo que para buscar la solución lo mejor es saber la verdad. Con mentiras no se tomarán las medidas económicas debidas, sino las menos malas para el Gobierno y su electorado potencial.

Quedaremos al final de esta crisis como la peor economía de Europa en datos macro. Y todo por no gobernar con seriedad, sino con calculadora electoral en la mano.

Malditos políticos. Y aún quieren más peso del Estado en la sociedad...

Puntuación 21
#1
luso
A Favor
En Contra

Yo creo que la deuda llegará al 130 %. Si el PIB cae sobre un 14%, menos no, y nos vamos a endeudar por lo menos en 200000 M de euros, hagan la cuenta. Con aprox. 900.000 M de PIB, una deuda aprox. de 1.300.000,M, hagan la regla de tres. Otra cosa es que hagan bolilla y no declaren toda la deuda.

Puntuación 15
#2
Angelaa
A Favor
En Contra

A este pardillo por llamarle amablemente ni defiende a las empresas y por su defecto a los trabajadores que se quedarán en paro por la INUTIL de la ministra de economía que es peor que el siniestro Solbes, el cual por acción o por omisión la anterior crisis fue peor por su gestión.

La actual es lo mismo pero femenino.

Si dicen que es tan buena porque estamos entrando en la mayor crisis de cualquier país desarrollado?

Respuesta o no es tan buena ( que ya lo creo) o es corre ve y dile( que también lo es) y está enmascarado el desastre económico como Solbes, pero bueno vpelillos a la mar y sigue cobrando.

Puntuación 8
#3
A Favor
En Contra

Los unicos que creen que su verdad es la unica del mundo ellos tienen todas las soluciones y nadie lo hace bien namas de vosotros os recuerdo que españa esta en la miseria y vosotros tambien habeis gobernado

Puntuación -12
#4
Usuario validado en elEconomista.es
todoporhacer22
A Favor
En Contra

Garamendi no se fia, ni nadie del mundo se fia a excepción de los abducidos comunistas españoles

Puntuación 12
#5
NAVEGANTE LA IZQUIERDA PREDICA PERO NO DA EJEMPLO
A Favor
En Contra

Y quien se va a fiar del que duerme en el palacio de la mentira.

Puntuación 8
#6
Carmen
A Favor
En Contra

1. Pues yo creo absolutamente lo contrario. Y en base a suposiciones interesadas no se puede acusar de mentir. Desde un principio Guindos habló de recuperación en V, no es una crisis con motivos como los del 2008, pero en cuanto la derecha ha podido coger el hilito de las apocalipsis económicas... hala. Es mucho más grave lo que está haciendo USA y eso no veo que os preocupe nada.

Puntuación -5
#7
Usuario validado en elEconomista.es
Trader2
A Favor
En Contra

Es que los.prepuestos serán dignos de estudio ya que el.PIB elmproximo trimestre calcular que cae un 22%.

Por encima del 10% =RESCATE.

Así que cada uno saque sus conclusiones

Puntuación 9
#8
mariano
A Favor
En Contra

Yo hago mi quiniela, bajada de un 20% del PIB, en el 2001 subida de un 3% , 4 millones de parados, y una cosa clara los curritos a pagar el pato y los ricos seran más ricos. En esto consiste este mundo capitalista.

Puntuación 5
#9
Carmen
A Favor
En Contra

9. Hasta que la gente se harte y rueden cabezas como en la Revolución Francesa o en la Revolución Rusa de aquí a 30 años. A tiempo están los capitalistas de pensar bien lo que hacen.

Puntuación -1
#10
Sebas
A Favor
En Contra

Y la reforma de la administración pa cuando?

Puntuación 0
#11
A los del capitalismo y los ricos cada vez más ricos...
A Favor
En Contra

La pregunta es por qué los pobres son cada vez más pobres... o por qué españa es el país de Europa que lidera el paro juvenil, o el segundo con más paro, (antes)...



La desigualdad no es mala... en ISA se considera pobre a una persona que cobra 30.000$ anuales, y vive con coche aire acondicionado y televisión de pago...

Puntuación 0
#12