Economía

La industria de EEUU se contrae en marzo por la pandemia del coronavirus, según el ISM

  • IHS Markit también recoge la caída de las manufacturas estadounidenses

La industria de Estados Unidos se contrajo en marzo como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Así lo muestra el índice PMI manufacturero que elabora el Instituto para la Gestión de Suministros (ISM, por sus siglas en inglés) publicado este miércoles, que también anticipa una trayectoria negativa. El indicador se situó en 49,1 frente al 50,1 del mes anterior.

Un nivel inferior a 50 en este índice refleja la contracción de un sector, mientras que si es superior a 50 supone expansión.

Así, el sector de manufacturas de EEUU volvió a contraerse después de dos meses de expansión. El PMI se situó en enero en 50,9 y en febrero, en 50,1.

No obstante, la contracción no fue tan marcada como la augurada por el consenso de mercado, que estimaba que el índice se situara en 45. Además, las manufacturas no han caído todavía hasta los niveles en los que acabaron 2019 (PMI de diciembre: 47,8). Pero el ISM apunta a una "trayectoria negativa".

Aún así, para el analista de Oxford Economics Gregory Daco, el Instituto para la Gestión de Suministros "subestima la debilidad subyacente de las manufacturas [de EEUU] a raíz de la pandemia de coronavirus".

"Las empresas cerradas, las interrupciones del suministro, la incertidumbre masiva y las condiciones financieras más estrictas a raíz del brote han causado un impacto sísmico en la actividad manufacturera", afirma este experto en un comentario.

"La pandemia de coronavirus y los shocks en los mercados mundiales de energía han impactado a todos los sectores manufactureros"

En la misma línea, Timothy R. Fiore, director del Comité de Encuesta Comercial de Manufacturas del ISM, destaca que los encuestados se han mostrado "negativos con respecto a las perspectivas a corto plazo" debido al brote de la COVID-19, además de "la volatilidad del mercado energético".

"La pandemia de coronavirus y los shocks en los mercados mundiales de energía han impactado a todos los sectores manufactureros", subraya este experto. Entre los seis principales, Fiore destaca como "los más fuertes" a los de alimentos, bebidas y tabaco.

Con todo, según el ISM, el conjunto de la economía estadounidense, la mayor de todo el mundo, creció en marzo por 131 mes consecutivo.

Lo peor está por llegar

En cambio, los datos recogidos por la consultora IHS Markit relativos al tercer mes del año, también publicado hoy, son todavía peores. Su índice PMI manufacturas ha caído desde la expansión mostrada en febrero (50,7) a 48,5, peor de lo estimado por los analistas.

Según sus cálculos, el deterioro de la industria norteamericana en marzo ha sido el más rápido desde agosto de 2009, en plena crisis financiera. Asimismo, el empleo en el sector ha caído a su ritmo más alto en una década.

Pero para Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, es probable que "lo peor" esté por llegar ante la caída del gasto en el consumo a lo largo de "los próximos meses" como consecuencia de unas mayores medidas restrictivas en EEUU para controlar la pandemia, además de unas tasas de paro más elevadas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0