Economía

EEUU destruyó 27.000 empleos en marzo con las pequeñas empresas llevándose el peor golpe, según ADP

  • El dato, pese a ser el peor desde 2017, ha sido mejor de lo esperado
  • Los expertos preveían una destrucción neta de empleo de 150.000 personas

EEUU ha destruido 27.000 empleos en el mes de marzo. El dato ha sido mejor de lo esperado (se vaticinaba una destrucción de 150.000 empleos), pero hay que tener en cuenta que durante parte de marzo la economía de EEUU siguió funcionando con relativa normalidad. La próxima publicación referente al mes de abril podría mostrar el verdadero impacto del coronavirus sobre el mercado laboral americano. El dato publicado en febrero presentó una creación de 183.000 puestos de trabajo.

Oxford Economics: "Se perderán más de 20 millones de empleos en las próximas semanas, con los trabajadores precarios y las pequeñas empresas siendo los más afectados"

ADP es una agencia de recursos humanos y de procesamiento de nóminas del sector privado, que publica su informe nacional de empleo de forma mensual basado en datos de sus clientes, por lo que este no es el dato oficial de empleo mensual en EEUU. Los pronósticos predecían una caída de 150.000 empleos, frente a la creación de 183.000 de febrero.

Las empresas más pequeñas son las que lideran la destrucción de empleo de una forma destacada

Las empresas pequeñas han llevado todo el peso de esta destrucción. Según ADP, las firmas que tienen entre 1 y 49 empleados destruyeron 90.000 puestos de trabajo, mientras que las medianas (entre 50 y 499 trabajadores) crearon 7.000 empleos netos y las grandes 56.000 puestos de trabajo. 

Desagregando todavía más los datos, se puede ver con las empresas más pequeñas (entre 1 y 19 empleados) destruyeron 66.000 empleos, mientras que tienen entre 20 y 49 despidieron a 24.000 trabajadores en términos netos (despidos menos contrataciones).

Estos datos no reflejan el impacto total que puede tener el coronavirus. Las dos primeras semanas de marzo la economía de EEUU siguió funcionando con relativa normalidad. No fue hasta la tercera semana de marzo cuando las empresas comenzaron a tomar medidas de precaución para enfrentarse al parón de la economía. 

Esa semana, las peticiones semanales de subsidio por desempleo en EEUU se dispararon hasta los 3,283 millones, alcanzando un nuevo récord en la historia del país. Este dato es bruto y se recogen los subsidios y no tienen en cuenta las nuevas contrataciones, algo que sí pondera el dato mensual de ADP y el que publicará este viernes la Oficina de Empleo (BLS por sus siglas en inglés).

Los economistas de Oxford Economics para EEUU creen que "se perderán más de 20 millones de empleos en las próximas semanas, con los trabajadores precarios y las pequeñas empresas siendo los más afectados. Si bien algunos de estos trabajos deberían recuperarse una vez que la economía salga del agujero, esperamos que el déficit de empleo persista hasta 2021".

La paralización de la actividad económica en EEUU, sobre todo en el sector servicios, es prácticamente absoluta. Los analistas de Commerzbank y JP Morgan venían advirtiendo durante la semana de los despidos masivos que se estaban produciendo en centenares de empresas. Estos recortes han conducido a un incremento dramático de las peticiones de subsidio por desempleo.

Miguel Faria e Castro, investigador de la Reserva Federal de San Luis, en un cálculo rápido y simple destaca que la tasa de paro en EEUU podría alcanzar el 32% en algún momento del segundo trimestre del año. El número total de desempleados podría ascender hasta los 52,81 millones de personas, teniendo en cuenta los ocupados que corren serio riesgo de perder el empleo en esta recesión. No obstante, este cálculo no tiene en cuenta el impacto de los dos billones de dólares en estímulos aprobados por el Senado hace unas horas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0