Economía

Biden frustra las aspiraciones de Sanders con otra oleada de victorias en el Supermartes 2.0, entre ellas Michigan

Nueva York

El ex vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, continúa afianzando su carrera a la nominación demócrata frente al senador de Vermont, Bernie Sanders, con otra oleada de victorias en la noche del martes en Mississippi y Missouri. Ambos repartieron 36 y 68 delegados respectivamente. Pero mucho más importante fue el triunfo de Biden en Michigan, un estado clave.

La victoria de Biden confirmó una vez más su popularidad entre los votantes afroamericanos y la clase trabajadora que le otorgaron una sólida ventaja. Durante la jornada del martes, Washington, Idaho y Dakota del Norte también se dieron cita en la urnas para decidir quién será el favorito de los candidados demócratas en plantar cara al actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las elecciones del próximo 3 de noviembre.

El éxito de Biden en Michigan y otros de los estados que celebraron el martes sus primarias, cerca cada vez más las esperanzas del senador de Vermont de conseguir la nominación presidencial demócrata. En el ya acuñado como "Super Martes 2.0" estuvieron en juego un total de 352 delegados, 125 de los cuales proceden de Michigan, un estado en el que Biden confirmó el triunfo más importante de la noche. Sanders derrotó a Hillary Clinton en Michigan en 2016, con un 49,8% de los votos frente al 48,3%. Por su parte, Trump ganó Michigan a Clinton por solo unos 10.000 votos en 2016.

A lo largo del día, Sanders se quejó de las largas esperas y colas formadas en los centros de votación de algunos estados, especialmente en Michigan, la "joya" de la noche. El candidato más progresista del partido demócrata dijo que la situación era una "locura" y pidió a los funcionarios electorales que considerasen extender el horario de votación si fuera necesario.

No obstante, es importante destacar que la cita electoral en los seis estados se produjo en medio de la creciente crisis desatada por el coronavirus. De hecho, tanto Biden como Sanders cancelaron sendos actos de campaña en Ohio, otro estado clave, que celebrará primarias la próxima semana.

Antes de conocer los resultados definitivios de la jornada, Biden ganó alrededor de 107 delegados el martes, sumando ya un total de 777. Por su parte, Sanders ganó cerca de 49, hasta un total 623. La próxima semana, la atención virará a cuatro estados que repartirán 577 delegados: Illinois, Ohio, Florida y Arizona. El resultado de dichas primarias podría ser decisivo en la batalla por la nominación demócrata.

"Compartimos un objetivo común y juntos venceremos a Donald Trump"

Desde Filadelfia, Biden reconoció que todo apuntaba a que iba a tener "otra buena noche" al mismo tiempo que señaló que EEUU no puede aguantar cuatro años más del presidente Trump. "Nuestra democracia está en juego en estas elecciones, nuestros valores fundamentales, nuestra posición en el mundo. Todo lo que ha hecho EEUU está en juego", señaló.

El ex vicepresidente de EEUU también aprovechó para agradecer a Bernie Sanders y sus seguidores "por su energía incansable y su pasión". "Compartimos un objetivo común y juntos venceremos a Donald Trump", recalcó.

Biden gana nuevos apoyos de otros ex candidatos

El martes, el ex candidato presidencial demócrata, el emprendedor, Andrew Yang, respaldó finalmente la candidatura de Biden tras sus victorias en Michigan, Mississippi y Missouri. "Bernie ha sido una inspiración para mí, pero los cálculos indican que Joe será nuestro candidato".

En las últimas dos semanas, el ex vicepresidente de EEUU ha recibido una gran cantidad de apoyos de algunos de sus principales rivales demócratas en los últimos meses. Entre ellos destacan el ex alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, junto con las senadoras Amy Klobuchar de Minnesota y Kamala Harris de California así como el senador de Nueva Jersey, Cory Booker.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin