Economía

El Gobierno vasco prepara la tercera emisión de su nono sostenible por 500 millones de euros

  • Será operado por BBVA, Banco Santander, La Caixa, Natixis y Nomura

El Gobierno vasco ha informado este viernes de que se encuentra "ultimando los detalles" de la que será la tercera emisión del Bono Sostenible Euskadi, previsiblemente en el mes de marzo, que en esta ocasión tendrá un valor de 500 millones de euros a diez años, ya que es el límite del endeudamiento disponible por parte del ejecutivo vasco.

En un comunicado, el Departamento de Hacienda ha informado de que el próximo 17 de marzo una delegación vasca presentará el bono en Reino Unido (Londres), encabezada por el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, "tras comprobar el alto interés en emisiones sostenibles que existe por parte de inversores ingleses".

Con el objetivo de posicionar el producto financiero en distintos mercados, el equipo del Departamento de Hacienda y Economía se dividirá en dos grupos de cara a realizar road shows los días 16 y 17 de marzo. Así, se realizarán encuentros con inversores en París, Londres, Frankfurt, Munich, Dusseldorf y Colonia.

Por tercer año consecutivo, el Gobierno Vasco ha explicado que quiere "desempeñar un papel importante" en el desarrollo del mercado de bonos sostenibles, y promover la financiación "responsable y eficiente" para "abordar los desafíos medioambientales, económicos y sociales de Euskadi".

Este año, el Bono Sostenible Euskadi será operado por las entidades BBVA, Banco Santander, La Caixa, Natixis y Nomura (de cara a comenzar a trabajar el mercado asiático).

Las categorías a financiar corresponden en el 83% a programas sociales y en el 17% a programas medioambientales. Los ámbitos de actuación son vivienda asequible; acceso a servicios esenciales como Educación y Salud; Políticas Sociales; generación de empleo; energía renovable; transporte sostenible; prevención y control de la contaminación ambiental; y gestión sostenible del agua y las aguas residuales.

Anteriores subastas

El Gobierno Vasco ha destacado que su experiencia tanto en 2018 como en 2019 ha sido "muy positiva". Según ha recordado, en la primera emisión, se recibió una demanda que triplicó la oferta y más de 100 inversores solicitaron 1.583 millones de euros, llegando peticiones de 13 países.

La colocación se realizó al 65% en inversores internacionales y el 35% restante en inversores estatales y vascos. El tipo nominal resultante tras la negociación de la emisión fue del 1,45% a diez años, con un spread sobre tesoro de 15 puntos básicos.

Respecto a 2019, se recibió una demanda que cuadruplicó la oferta. Más de 140 inversores (30 más que en 2018) solicitaron 2.508 millones de euros, llegando en esta ocasión a 19 países, 6 más que en 2018.

El Gobierno Vasco realizó la colocación al 70% en inversores internacionales y el 30% en inversores estatales y vascos. El cupón resultante de la emisión fue del 1,125%, con un spread sobre tesoro de 10 puntos básicos.

El Ejecutivo ha señalado que la demanda internacional fue "llamativa", siendo uno de los inversores el Fondo Soberano Noruego, uno de los "máximos referentes" en productos financieros sostenibles.

Deuda pública vasca

Por otro lado, ha recordado que este pasado martes 18 de febrero el Consejo de Gobierno Vasco aprobó el endeudamiento para 2020. Considerando las operaciones de endeudamiento al cierre de 2019 y las amortizaciones a realizar durante 2020, el importe máximo a formalizar en el presente ejercicio se sitúa en 886 millones de euros y deberá garantizar el cumplimiento del objetivo de deuda pública acordado para 2020.

La deuda pública vasca a 31 de diciembre de 2019 tiene una vida media de 5,60 años y un coste medio de 1,72% y supone aproximadamente el 12,4% del producto interior bruto (PIB), cumpliendo de forma holgada los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública 2018-2020 acordados con el Estado, que estaban fijados en el 13,2 % del PIB para 2020.

Las cuentas públicas vascas se encuentran aproximadamente 1.000 millones de euros por debajo de la deuda permitida. La previsión que hace el Gobierno Vasco para 2020, es poder rebajarla a cifras cercanas a los 9.200 millones de euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0