Economía

Garzón presentará en una semana el borrador del decreto de regulación de la publicidad del juego

  • Garzón deja para más adelante la regulación de otros aspectos del juego
  • "Hay una alarma social justificada por las consecuencias del juego"

El Ministerio de Consumo prevé presentar la próxima semana el Real Decreto sobre publicidad del juego que la cartera que dirige Alberto Garzón prepara desde que echara a andar. Según ha avanzado este miércoles el ministro, la regulación de los anuncios de las es una "prioridad".

Tras valorar positivamente los encuentros con las organizaciones y agentes relacionados con el juego por la "predisposición absoluta al diálogo" que ha percibido, Garzón ha asegurado que en una semana explicará en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso "las líneas estratégicas de este ministerio para los próximos meses".  

Será entonces cuando el Ministerio inicie la tramitación del real decreto sobre publicidad del juego, momento desde el que se podrán presentar alegaciones, "sin perjuicio de que más adelante podamos regular otros aspectos de la materia", ha aclarado Garzón.

Según el ministro, "hay una alarma social justificada en este país por algunas consecuencias que tiene el juego sobre la salud pública, en nuestros barrios, en la calle [...] Va a ser un proceso largo para que permita el diálogo con más actores, la sociedad civil y otros ministerios", ha concluido.

La primera medida conocida apuesta por acotar la presencia de publicidad de apuestas online tanto en radio como en televisión en el horario de 1 a 5 de la madrugada para reducir su influencia entre los sectores más vulnerables a la ludopatía.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.