Economía

Mercado desestructurado y subvenciones, el 'cóctel' que hunde la agricultura española

  • El peso del sector primario sobre el PIB lleva años reduciéndose
  • Los productores reciben una compensación que proviene de la PAC
  • En España hay 3.755 cooperativas y solo cinco grandes distribuidores

El sector agrícola, ganadero, forestal y pesquero vive un lento pero inexorable declive en términos de contribución al PIB de España desde que se inició la industrialización. Si bien se parte de que era una consecuencia lógica del desarrollo -la agricultura da paso a la industria y ésta a su vez al sector terciario- la situación ha ido mucho más allá debido a factores tanto endógenos como exógenos, que han ido interactuando con el sector en los últimos cuarenta años.

En términos de Contabilidad Nacional publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el peso del sector primario sobre el PIB se ha reducido en 1,2 puntos porcentuales en el último cuarto de siglo, pasando del 3,9% en el cierre de 1995 al 2,7% en 2019.

En el mismo período, la renta agraria en términos nominales ha crecido continuamente por debajo del PIB nominal: apenas un 1,7% anual acumulado, frente a un crecimiento promedio anual acumulado del PIB nominal del 4,2%. Según los datos del Ministerio de Agricultura, uno de los factores determinantes del diferencial de crecimiento nominal del sector primario frente a la media es el comportamiento de los precios.

Desde 2010, los precios percibidos por los agricultores se han situado en el 2,28% medio anual, con segmentos de producción estancados como los cereales o la leche; otros en fuerte recesión como las hortalizas o las patatas y, por último, los aceites, vinos y frutos secos donde los precios a 2018 son sustancialmente más altos que en 2010. Dada la estructura de producción, donde pesan cultivos como los cereales, las frutas y las hortalizas, la evolución de los precios ha supuesto un efecto negativo sobre la renta agraria en términos generales.

Este comportamiento de la macroeconomía agraria con respecto al resto de sectores está condicionado por una estructura institucional muy distinta a la del resto. Para España (también en general para Europa) la agricultura se considera una reserva que es usada para el cumplimiento de objetivos tan importantes como la seguridad del suministro alimentario (soberanía alimentaria), la provisión de alimentos a precios asequibles para el consumidor y, desde hace unos pocos años, para la consecución de los objetivos de reducción de emisiones de gases contaminantes.

La poderosa PAC

A cambio de ejercer de reserva y con la imposición de un sistema exigente de estándares de calidad y características de los productos, los productores reciben una compensación proveniente de los fondos europeos de la Política Agraria Comunitaria (PAC) por un importe anual de 6.300 millones de euros en 2018, de los cuales 4.900 millones corresponden a los pagos directos, es decir, aquellos que se otorgan sin condicionalidad alguna.

Sin embargo, esta organización del mercado agrícola español ha generado numerosas consecuencias negativas no previstas, siendo la más importante el hundimiento de los precios en origen de los productos y la incapacidad por parte de los agricultores de base de ejercer poder de mercado. En el segmento agrícola de graneles como vino, aceite o cereales, el precio de compra al productor no se fija por un cruce de oferta y demanda, sino que el comprador -normalmente un mayorista- impone el precio de compra tomando en consideración tres parámetros: volumen de inventarios, cantidad de pagos directos recibidos de las políticas europeas y coyuntura de los precios de importación de productos similares, especialmente de países con regulaciones alimentarias menos estrictas como los de fuera de la UE.

Esto es posible dada la atomización excesiva existente en los productores agrícolas españoles. En España hay 3.755 cooperativas y solo cinco grandes distribuidores. Mientras que cooperativas españolas como Dcoop o Coren facturan cada una en torno a los 1.000 millones anuales, Mercadona genera unos ingresos por encima de los 24.000 millones. Sin embargo, la cifra conjunta de negocio de las cooperativas agroalimentarias supera los 30.000 millones de euros. Con lo cual solo estas tres cifras dan idea de la ineficiencia del mercado: una integración cooperativa crearía una competencia real a la distribución y, por tanto, una oportunidad de enorme importancia para redistribuir el valor añadido generado en la cadena alimentaria hacia el productor y menos hacia el mayorista y el distribuidor.

En la actualidad, la ausencia de competidores hace del agrícola un mercado disfuncional con dos polos de concentración de poder de imposición de precios: por un lado, los mayoristas que compran el producto en origen y, por otro lado, los distribuidores o comercializadores que llevan el producto transformado al consumidor final. Ni el productor, ni el transformador ni tampoco el consumidor final tienen suficiente capacidad de intervención en el proceso, limitándose en la mayor parte de los casos a ser precioaceptantes.

¿Es necesaria una reforma?

Y en el caso del consumidor final, con una demanda elástica (sensible) con respecto al precio y no tanto por calidad. Por tanto, es necesaria una reforma de raíz de la conducta del mercado agroalimentario y de sus participantes. Pero el elenco de soluciones encierra algunas ciertamente peligrosas como el establecimiento de un control de precios y márgenes sobre los distribuidores o incluso un precio mínimo percibido por el agricultor. Siendo las soluciones más fáciles, son las más dañinas económica y socialmente, dado que el problema no es nominal (de precio del bien que vende el productor), sino de balance real entre ingresos y gastos para que su explotación sea mínimamente viable. Un precio mínimo suele acarrear economía sumergida, pero lo más grave es la repercusión en el consumidor final, que optará por productos más baratos provenientes del exterior, los cuales ni guardan los estándares europeos ni tienen sellos de calidad equivalentes.

Por ello, es necesario plantear una estrategia de creación de valor, no de redistribución del valor generado, en la cual el agricultor perciba una parte mayor del valor añadido de su cosecha gracias a tener canales de venta fortalecidos, lejos de posiciones de dominio, con una marca identificable y con un mercado real y potencial amplio. Esto pasa inexorablemente por una reforma en profundidad de la PAC para eliminar los pagos directos y transferirlos al segundo pilar de pagos condicionados, siendo estos menos distorsionantes para los precios en origen, tal como ocurrió en países como Nueva Zelanda.

En suma, hasta hace unos pocos años, el sector agrícola de bajo valor añadido (graneles y venta de productos con escasa transformación) se ha ido manteniendo gracias a los fondos directos de la Política Agraria Comunitaria (PAC) y a un mecanismo de precios de garantía (Fega) a cambio de imponer a los agricultores precios bajos en origen y asegurar, con ello, la seguridad alimentaria; generando un negocio de márgenes muy estrechos. Sin embargo, la presión de los costes salariales, unida a la expectativa de incremento de los precios energéticos, ha provocado que lo que era asumible hasta la fecha se convierta en algo imposible, abocando a las pequeñas explotaciones al cierre y provocando una rebelión de los agricultores, que dependen entre un 30% y un 40% de su renta disponible de los pagos directos de la PAC, que son las regiones protagonistas de las protestas.

Por tanto, hay que dejar atrás el pasado y centrarse en seguir construyendo un sector agroalimentario español potente y que ha sabido transformarse y generar posiciones de competitividad en el mundo en los últimos años en segmentos como el porcino, el vino, las frutas y verduras o los frutos secos.

comentarios12WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 12

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

tu angel matias
A Favor
En Contra

el LINO si que era trigo limpio, no dejaba ni huella ecologica ni nada, una vez que cobrabas y lo quemabas--

Puntuación 5
#1
.
A Favor
En Contra

Buen artículo. La cosa es que en este país la cultura económica es nula

Puntuación 12
#2
PERROFLAUTAS
A Favor
En Contra

El PSOE ha hecho muchísimo daño a este país.

Puntuación 11
#3
TU PM
A Favor
En Contra

SE LLAMA ESPAÑA

LOS QUE DECÍS "ESTE PAÍS" SOIS GLPLLAS

Puntuación 7
#4
Rojos y piojos
A Favor
En Contra

Un pais donde en una de sus provincias con más paro como Huelva, se ofrecen a través de la junta de Andalucía 10.000 plazas para recoger fresas y no se cubren ni 1000 con casi 10000 personas cobrando el PER. Y los empresarios tienen que buscar mano de obra en Marruecos y países del Este, está claro que tiene un problema y muy grande.

Una economía subvencionada y hecha para comprar votos, no se puede sostener, y ahora las quejas.

Puntuación 21
#5
Usuario validado en elEconomista.es
Norlingen
A Favor
En Contra

Se olvida el articulo del valor añadido del producto......

Se olvida del necesario retorno en inversiones productivas y en eso del I+D+I

Se olvida de que un fulano con 4 vacas porque su abuelo tenia 2 vacas en el mundo de hoy no funciona....Si se unen 5000 y ofertan calidad.....el tema puede cambiar y mucho

Y la PAC la pagaba UK.....tiene los dias contados.

Suerte......

Puntuación 0
#6
Cum fraude y enano bolivariano
A Favor
En Contra

Desestructurada como todo, industria, turismo.. al final se lo llevan los de fuera trayendo sus naranjas o tomates a 0,1 o controlando el aceite la mafia, los coches de multinacionales después de cargarse SEAT o Pegaso, y hta turoperadores se lo llevan crudo.

Subvenciones a civilizagorrones, PERes.. importaciones sin aranceles ni control, y exportaciones a Trump.as con aranceles, badulakes sin impuestos a chinos, moros.

Como no hay de dónde rascar más impuestos y medidas a los ricos! Y la tasa Google?Jajaja

Puntuación 3
#7
CAMPO RUINA
A Favor
En Contra

LA PAZ EL INVENTO PARA NO PRODUCIR Y ACAPARAR PASTA, ME CONTABA HACE UNOS DÍAS CUANDO SE A VISTO EN ESTOS 40 AÑOS COBRAR POR NO TRABAJAR LA TIERRA, PUES ESO ES LO QUE PASA , SI SE CONCEDEN 40.000 EUROS DE LA PAZ QUE YO CONOZCO, HAY QUE CONTRATAR 4 EMPLEADOS PUES A CONTRATARLOS ASÍ SE ACABA EL PARO, NO COMPRAR PROPIEDADES QUE NO TIENEN QUE VER CON EL SECTOR, MIRAR QUE SENCILLO ES.

Puntuación 0
#8
POLíTICAS DEL CAMPO HORRIBLES
A Favor
En Contra

LA PAZ EL INVENTO PARA NO PRODUCIR Y ACAPARAR PASTA, ME CONTABA HACE UNOS DÍAS CUANDO SE A VISTO EN ESTOS 40 AÑOS COBRAR POR NO TRABAJAR LA TIERRA, PUES ESO ES LO QUE PASA , SI SE CONCEDEN 40.000 EUROS DE LA PAZ QUE YO CONOZCO, HAY QUE CONTRATAR 4 EMPLEADOS PUES A CONTRATARLOS ASÍ SE ACABA EL PARO, NO COMPRAR PROPIEDADES QUE NO TIENEN QUE VER CON EL SECTOR, MIRAR QUE SENCILLO ES.

Puntuación 0
#9
Sanchinflas
A Favor
En Contra

HISTORIA DE ESPAÑA! PERO QUE DICE? Y YO QUE SÉ!

Si #3, desde que entró el sr. X y apareció más tarde en escena Zparo, empezaron a desbaratar y dilapidar todo lo que se había avanzado en producción con su odiado franquismo: privatizando empresas públicas, creando cortijos improductivos y después las CCAA con más parásitos y duplicidades (con genios como Chaves, Griñan, Puyol, Mas,..), mientras caían la Barreiros, SEAT, Pegaso,.. y trincaban con el AVE, Roldán, Filesa, Malesa,.. porque lo "progre" era el despelote y pasar de los valores éticos y morales, al todo vale.

Por medio a Ansar le cogió la entrada en la UE, el IVA, y empezaron también a prevaricar y a trincar algunos, que sobraba el dinero público para obras. Tampoco se quedaron cortos los sindicalistos con sus VPOs para ellos o para meter la mano, Redondo, El Gordo y el Flaco o Faemino y Cansado, Tania..

A Zparo le pilló de imprevisto la burbuja pensando que era un genio de la economía en 2 horas y estaba en la champions, y después a malvender reservas de oro, engordar el déficit, hasta que empezaron a subirnos las primas de riesgo como a primos.

Ahora que los tipos son hta negativos, que no nos pase nada con Sanchinflas y sus secuaces bolivarianos, golpistas y exterroristas!

Puntuación 4
#10
Thor
A Favor
En Contra

Si las cooperativas dispusiesen de una tienda en su lugar de origen donde vender productos directamente de otras cooperativas tendrian miles de puntos de distribucion y miles de empleos en la españa avandonada y una competencia muy favorabre para ellos.

Pregunta: por que no lo hacen?

Puntuación 1
#11
Disfrutad de lo votado
A Favor
En Contra

Eso pasa por votar a estos hijos de la gran p.... Degenerados y drogadictos.

Puntuación 2
#12