Economía

Calviño asegura que España no renuncia a la 'tasa Google' mientras espera que la OCDE defina su propuesta

  • Este impuesto está incluido en el programa electoral del PSOE
Davos

La vicepresidenta tercera para Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha indicado este miércoles que España no renuncia a implantar un impuesto digital, conocido como 'tasa Google', a la espera de que la OCDE defina una "buena" propuesta en el ámbito internacional.

Calviño, en declaraciones a la prensa desde el Foro de Davos, ha recordado que este impuesto está incluido en el programa electoral del PSOE y que ya se aprobó en la anterior legislatura, aunque finalmente decayó, por lo que el Gobierno no renuncia a implantarlo.

Respecto al acuerdo alcanzado entre Estados Unidos y Francia acerca del impuesto digital en el país galo, la ministra indicó que sólo se ha pactado la posibilidad de retrasar la entrada en vigor de dicho tributo porque ya está aprobado por el Parlamento francés.

Calviño, que se ha reunido en Davos con el consejero delegado de Google Europa, Matt Brittin, junto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó que en la reunión no se ha mencionado la idea de España de implantar el impuesto digital, sino únicamente el compromiso de esta empresa con España y su interés de seguir desarrollando sus operaciones en el país, así como estrechar la colaboración con el Gobierno para reforzar la capacitación digital de los ciudadanos y de las pymes o el desarrollo del 5G.

La posición es común entre los europeos. Calviño ha estado en contacto con su colega francés, Bruno Le Maire, quien también ha consensuado la respuesta con su homólogo italiano, Roberto Gualtieri y el británico Sajid Javid.

Le Maire informó el miércoles a los periodistas que "todos compartimos la misma convicción". Si hay una "solución creíble" por parte de la OCDE sobre el modelo para todos los países, no existe necesidad de impuestos nacionales. Pero para que sea creíble no tiene que ser voluntario, como quiere EEUU.
Francia ha llevado la delantera en esta iniciativa en Europa y en el planeta. Su tasa del 3% sobre los ingresos de Google, Amazon, Facebook y otras multinacionales digitales es similar al modelo español. También sigue las líneas de la propuesta de la UE bloqueada el pasado año, a la espera de ver cómo evolucionaba el debate en la OCDE. Como parte del acuerdo entre París y Washington acordado este lunes, EEUU congelará la aplicación de su tasa digital, aprobada el pasado abril, hasta finales de este año. Mientras, la Administración de Trump no aplicará los aranceles a 2.400 millones de dólares de exportaciones francesas, como vinos y productos de lujo.

Por su parte, Sánchez, desde su cuenta de Twitter, ha calificado el encuentro con el consejero delegado de Google Europa como "muy productivo", y ha añadido que hay "grandes oportunidades" para trabajar conjuntamente en Inteligencia Artificial, digitalización y formación, aprovechando su desarrollo para luchar contra la despoblación y hacer frente al reto demográfico.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo ha mantenido otro encuentro con el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, del que ha destacado la digitalización como "desafío", pero también como oportunidad para el crecimiento, al tiempo que han abordado asuntos como la implementación del desarrollo digital en la economía, la enseñanza o la Administración.

EEUU sobre la tasa digital

Mientras, EEUU dio una de cal y una de arena. En uno de los paneles de Davos, el secretario del Tesoro de EEUU, Steve Mnuchin, indicó sobre el impuesto digital que "todos estamos de acuerdo en que algo tiene que suceder, y debería ser de una manera internacional". "Este año puede ser el año del cambio", añadió.

Pero también advirtió de que "si la gente quiere aplicar arbitrariamente impuestos sobre nuestras compañías digitales, consideraremos aplicar impuestos de manera arbitraria sobre las compañías de vehículos". Un serio aviso para las economías europeas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.