Economía

El salario mínimo sube hasta los 950 euros al mes tras el acuerdo entre Gobierno, patronal y sindicatos

  • Trabajo se reunió hoy por primera vez con sindicatos y empresarios

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha anunciado este miércoles la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 950 euros mensuales en este 2020. Es fruto del acuerdo alcanzado con los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, y los presidentes de CEOE, Antonio Garamendi, y Cepyme, Gerardo Cuerva.

Al tratarse de 14 pagas al año, la subida situará el salario mínimo en 13.300 euros brutos anuales. El incremento se hará con carácter retroactivo a 1 de enero, aunque se desconoce cuándo, y afectará a más de 2 millones de trabajadores.  La subida supone un 5,5% más que en 2019, cuando el Ejecutivo de Pedro Sánchez lo elevó un 22,3%, hasta los 900 euros. 

Díaz ha remarcado que hoy es un "gran día para la democracia" con este primer "gran acuerdo social" alcanzado con los agentes sociales, y que el incremento es "una pequeña herramienta y la llave" para enfrentar la desigualdad en España.

Además, Díaz ha descartado que la subida tenga un efecto negativo en el empleo, indicando que los informes de los que disponen "dan la razón al Gobierno y los sindicatos" y las "muchas voces" del mundo económico de España, incluso las "ortodoxas", que constatan que no impacta en el empleo y hay que mejorar los salarios. "Lejos de tener un impacto directo, es un elemento positivo", ha defendido Díaz. 

Los sindicatos han celebrado el incremento, aunque aún lo consideran insuficiente. En esta línea, Sordo ha recordado que la voluntad sindical es "que el SMI se sitúe en España en el 60% de la media salarial" y que el actual acuerdo se sitúa "en esta senda", mientras que Álvarez reiteró la necesidad de que "el diálogo social sea la base sobre la que se produzcan todas las reformas en nuestro país".

Díaz defendía hace unas semanas la subida "inmediata" del SMI hasta los 1.000 euros

Por su parte, la patronal ha dejado claro que es una cifra demasiado alta desde su punto de vista. Cuerva ha incidido en que el nuevo SMI "para la pyme no es bueno, pero es menos malo que subir a 1.000 euros", mientras que Garamendi ha recalcado que les hubiera gustado "que fuese algo menos". Además, el presidente de la CEOE ya había apuntado previamente que no quieren negociar subidas a varios años vista.

Esta mañana, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, habló de prudencia en el incremento salarial, y ya dio a entender que no se subiría a 1.000 euros, como el acuerdo preestablecido entre PSOE y Unidas Podemos.

El nuevo Ejecutivo de coalición se ha marcado como objetivo, tal y como se recoge en el acuerdo programático suscrito entre el PSOE y Unidas Podemos, situar el salario mínimo en el 60% del salario medio a final de legislatura, lo que equivaldría a unos 1.200 euros, como recomienda la Carta Social Europea.

S&P ve margen para subir el SMI

La agencia de calificación crediticia S&P Global Ratings considera que España cuenta aún con margen para subir el salario mínimo, puesto que aún está lejos del 60% del salario medio, incluso después del alza del 22% realizada el año pasado. "El SMI en España era muy inferior al de otros países y aún está lejos del 60% del salario medio", ha expuesto Marko Mrsnik, director de ratings soberanos de S&P Global Ratings.

El analista de S&P ha defendido que durante varios años en España se han registrado importantes incrementos de los beneficios empresariales y ha subrayado la necesidad de tener en cuenta la realidad social del país. Mrsnik recuerda que los recortes salariales acometidos en España han contribuido a mejorar la competitividad de la economía, algo que se ha visto intensificado gracias a la bajada de los costes financieros de las empresas como consecuencia de los bajos tipos de interés, lo que ha impulsado al alza los beneficios empresariales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud