Economía

Los bonos portugueses culminan el adelantamiento a los bonos españoles: el interés es más bajo por primera vez desde 2009

El resultados de las elecciones en Portugal ha sido acogido con calma por el mercado, que se refleja en los rendimientos que ofrece su deuda. En concreto, la rentabilidad del bono a diez años se sitúa en mínimos históricos en el 0,117%. Por primera vez desde 2009, los intereses del bono son inferiores a los del bono español, que ha cerrado en el 0,122%.

La repetición electoral y la incertidumbre sobre los resultados de las elecciones del 10 de noviembre en España han permitido el sorpasso de la deuda lusa a la española, una vez que la victoria de Antonio Costa en los comicios de Portugal deja el camino despejado para un Gobierno estable en el país vecino.

Es el principal motivo para que los inversores premien a la deuda portuguesa ante la española. La rentabilidad del bono a diez años se sitúa por debajo del patrio por primera vez desde 2009. En concreto, ha cerrado la sesión ofreciendo unos intereses del 0,117% frente a los 0,122% de los bonos españoles.

En consecuencia, en la prima de riesgo de ambos países también ha habido un adelantamiento. El diferencial luso con el bund alemán se sitúa en 70 puntos básicos, mientras el de España se sitúa en 71 puntos.

El rendimiento de la deuda española se ha alejado ligeramente de sus mínimos históricos desde agosto, mientras se hacía realidad la repetición electoral ante el bloqueo político. Pese a ello, tanto los bonos españoles como los portugueses se están beneficiando del escenario de tipos negativos y de la ausencia de perspectivas de inflación, dirigiéndose a terreno negativos.

Las medidas anunciadas por el BCE con bajada en la tasa de depósitos, el interés que cobra el banco a las entidades financieras, al -0,5% y la reactivación de las compras de deudas soberanas todavía ha animado más el precio de los bonos periféricos en el mercado. El dinero ha fluido a estos activos ante los intereses negativos que ofrece la deuda alemana o francesa en el mercado secundario. Hasta el punto que los bonos de Irlanda, uno de los países rescatados en la crisis de deuda soberana, también ha entrado en tipos negativos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0