Motor

El futuro de Porsche: un deportivo eléctrico para frenar al Tesla Model S

Porsche 918 Spyder, el superdeportivo híbrido enchufable. Foto: Archivo

Porsche podría añadir a su gama próximamente un nuevo coche alimentado por baterías eléctricas para finalizar los planes de crecimiento con los que espera satisfacer la creciente demanda de vehículos deportivos de alta gama.

"En un futuro no muy lejano, presentaremos un séptimo modelo para nuestra gama" que llegará al mercado en 2020, ha declarado hoy Matthias Mueller, consejero delegado del fabricante alemán, en la conferencia de prensa anual de Porsche. "Los planes son prometedores, pero aún no hay decisión por parte de la junta".

La división de coches deportivos del Grupo Volkswagen considera la opción de ofrecer en su gama un coche eléctrico para cumplir con las regulaciones ambientales y, al mismo tiempo, contrarrestar el auge de Tesla Motors y su Model S. Lanzar un híbrido, que hace unos años habría sido calificado de locura y traición a los valores deportivos de Porsche, sería finalizar el camino de profunda renovación de su gama, en la que ya hay desde todoterrenos hasta superdeportivos híbridos enchufables, pasando por coches diésel.

Por otro lado, desde Porsche también se ha anunciado que podría ampliar la familia del Panamera con una versión más pequeña o con una más amplia en versión Shooting Brake. Además, la firma también baraja la posibilidad de lanzar un nuevo deportivo que se sitúe entre el 911, tope de gama estándar, y el superdeportivo híbrido 918 Spyder. La idea sería enfrentar el nuevo modelo directamente a la gama de Ferrari.

Porsche planea vender más de 200.000 vehículos por primera vez este año, impulsado por la notable demanda de su reciente SUV, el Macan, en el mercado desde abril de 2014, en esa tendencia al alza que están experimentando también el resto de fabricantes de automóviles de lujo como Audi, Mercedes, BMW...

En otro orden de cosas, Porsche también ha anunciado su intención de centrar sus esfuerzos de desarrollo en la mecánica y la conducción, por encima de la moda de ofrecer los últimos avances tecnológicos relacionados con Internet y la conducción autónoma. Los clientes de la marca "no quieren un smartphone sobre cuatro ruedas ni la mayor pantalla táctil en la consola central", afirma Mueller.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin