Motor

Renault suprimirá 15.000 empleos en un plan de ajuste en tres años: las fábricas en España seguirán

  • Aplicará medidas de reconversión, de movilidad interna y de salidas voluntarias
  • De los 15.000 puestos que planea suprimir, 4.600 serán en Francia
  • El plan se escalonará en tres años y no afectará a las fábricas en España

Renault ha avanzado este viernes un plan de ajuste con el que pretende reducir en unos 2.150 millones de euros su estructura anual de costes y que supondrá la supresión sin despidos de unos 15.000 empleos en el mundo, de los cuales 4.600 en Francia aunque no implicará el cierre de ninguna de sus plantas.

Según indica el grupo en un comunicado, la reducción de efectivos afectará al 8% de su plantilla global y se escalonará en los tres años de puesta en marcha completa del plan. En concreto, el grupo automovilístico francés aplicará "medidas de reconversión, de movilidad interna y de salidas voluntarias". El recorte anunciado deja de lado la cuestión de en qué medida seguirá recurriendo o no a interinos y trabajadores con contratos temporales.

El presidente de la compañía, Jean-Dominique Senard, ha confirmado en rueda de prensa 'online' que se pretende reducir costes en 2.150 millones de euros hasta 2022 y que el objetivo de este nuevo programa hasta 2023 costará 1.200 millones de euros y busca devolver la competitividad a la compañía y garantizar su desarrollo a largo plazo en el marco de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

Estudiará su realidad industrial en Rusia

Si bien no cerrará sus fábricas, sí paralizará todos sus planes de aumento de capacidad productiva, como los previstos en Marruecos y Rumanía, y estudiará su realidad industrial en Rusia y realizará un estudio de la racionalización de la fabricación de cajas de velocidades en todo el mundo.

En su comparecencia, Senard ha explicado que Renault venderá a Dongfeng Motor la participación que mantiene en la 'joint venture' Dongfeng Renault Automotive Company en China y pondrá fin a la comercialización de vehículos bajo su marca en China.

En cuanto a Francia, la multinacional automovilística iniciará un proceso de consultas para la creación desde las plantas de Douai y Maubeuge de un centro de excelencia optimizado para vehículos comerciales eléctricos y ligeros en el norte de Francia.

También se plantea la reconversión de la instalación de Dieppe al final de la producción del modelo Alpine A110 y en Flins creará un "ecosistema de economía circular", que contempla la transferencia de actividades de Choisy-le-Roi. También hará una revisión estratégica de sus operaciones de fundición en Bretaña.

El diálogo comenzará a mediados de junio

A partir de mediados de junio se abrirá en Francia un procedimiento de consulta de información con los representantes de los empleados. La empresa subraya que el ajuste se llevará a cabo mediante "un diálogo ejemplar" con los trabajadores y también con las autoridades locales en cada país.

Esta semana, el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció ayudas en torno a los 8.000 millones de euros a los fabricantes automovilísticos galos, después de que estos se comprometiesen a reubicar la producción de "valor añadido" en Francia y a "consolidar y mantener" toda la producción industrial actual en las plantas francesas.

El anuncio de los planes de Renault llega tras días de rumores y después de que el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, lamentase la grave situación que vive la compañía automovilística debido a la crisis del coronavirus y llegase a asegurar que "se juega la supervivencia" y "puede desaparecer".

En el primer trimestre de este año, Renault perdió más de 5.000 millones de euros tras caer su facturación un 19,2%. Sus ventas de vehículos sufrieron un recorte del 25,9%, hasta 672.962 unidades.

Además, un día antes de la presentación del plan, la agencia de calificación Moody's había bajado la calificación de Renault de 'Ba1' a 'Ba2' (ambas en grado de especulación) y con perspectiva 'negativa' debido a la "desaceleración" provocada por el coronavirus que ha causado un "debilitamiento" de la compañía.

Las fábricas de España seguirán

Según ha indicado Senard durante la rueda de prensa, Renault no contempla la reducción de su producción en sus cuatro fábricas en España (Valladolid (2), Palencia (1) y Sevilla (1)).

El fabricante francés emplea a más de 11.000 trabajadores en territorio español, unos 9.000 de ellos en producción, distribuidos en cuatro fábricas, en Palencia, Sevilla y Valladolid (donde cuenta con dos, una de carrocería-montaje y otra de motores).

El 16 de marzo, dos días después de aprobarse en España el estado alarma, la empresa decidió parar toda su actividad industrial en España y anunció la aplicación de un ERTE a los 11.000 trabajadores.

Tras el anuncio de Senard, UGT y CCOO han sentido alivio por el caso de España pero muestran preocupación por la suspensión de 15.000 empleos en el mundo y urgen a las administraciones españolas a garantizar que no se pierda capacidad productiva en el sector.

Renault anuncia sus planes de futuro en la misma semana que su alianza con Nissan y Mitsubishi y la propia marca Nissan han hecho lo propio, dejando a la firma francesa como líder de la alianza en Europa, Sudamérica, Rusia y Norte de África y centrada en los vehículos conectados.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ana
A Favor
En Contra

Por cierto la Ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, de este Gobierno social-comunista, tambien tiene mucho que ver en este tema de la automoción ya que aboga por la supresión de los vehículos diesel (subiendo sus impuestos, incluido el del combustible) y despues, de los de gasolina, ¿iremos en triciclo?, trabajadores de la Nissan (y de la automoción en general y periférica) con todas estas declaraciones ¿qué empresas del automovil querran quedarse en España?

El automóvil, de gas-oil y de gasolina, son necesarios, el coche de motor de explosión, es necesario, hay que ir a mejorar sus emisiones y reducirlas.

A los coches eléctricos, les queda todavía mucho recorrido, al igual que los puntos de recarga, tiempos de recarga y su autonomía.

Mi coche tiene una autonomía de unos 1.200km y reposto los 71 litros de capacidad en unos 4 minutos.Cuando un coche electrico me ofrezca lo mismo, me lo pensaré.



Cuando las barbas de tu vecino veas afeitar, pon las tuyas a remojar.

Puntuación 22
#1
ed
A Favor
En Contra

Ana, sabrás mucho de muchas cosas, pero de automóviles no mucho.

Lo primero es necesario quitar vehículos contaminantes lo antes posible (nos estamos autoasesinando poco a poco).

Segundo el coche eléctrico y Nícola Tesla, si quieres podemos debatir como se cargaron a este hombre y su planes ambiciosos de democratizar la energia eléctrica y los coche eléctricos (Sin baterias!!!!) y los magnates a los que tú seguro defiendes se cargaron todos sus proyectos hasta hacerlo morir.

Tercero, no existen más puntos de recarga porque sabes quien posee una buena parte de las acciones de eléctricas?? oh si señora las petroleras, y claro no soltarán lastre hasta que no las convenga por supuesto.

Cuarto, el sistema de distribución eléctrico (subvencionado por el estado de manera vergonzosa (dinero que se va en su mayoría a fondos de inversion ingleses y N Americanos) no puede soportar cierto número de demanda eléctrica ni tienen intención de dimensionarla para tratar de resistir posibles picos de potencia futura...

Bueno ayer vi como todos los facistas ayer criticabais los despidos de Nissan al gobierno, etc etc... hoy habrá que felicitarle por aguantar las fabricas de renault en España y que haya conseguido que se cierren en Fancia??? o eso no? no tenéis criterio!! y por supuesto conocimiento

Puntuación -10
#2
Usuario validado en elEconomista.es
OPEP-PETROLEO
A Favor
En Contra

Renault es la que Nissan dejará su mercado en Europa, por eso recorta los empleos y no cierra las fabricas

Puntuación 5
#3
LAS VERDADES DUELEN
A Favor
En Contra

Yo jamás he tenido la necesidad de sacarme el carné de conducir (de coche, de moto, de camión o de furgoneta).

Existen otros medios de transporte: ir caminando, en bicicleta o en transporte público.

Y si de verdad necesitas un coche, cómpratelo 100 % eléctrico. Siempre y cuando tu lugar de trabajo esté, como mínimo, a 100 kilómetros de tu domicilio, en medio de la nada, donde no llegue el tren.

Las gasolineras tienen los días contados. En Barcelona (España), ya se han desmantelado dos gasolineras, que yo haya comprobado (y, seguramente, se hayan desmantelado muchísimas más). Donde estaban las gasolineras, van a construir pisos de lujo. Un edificio estrecho, pero de lujo. A ver quién va a querer vivir en pisos enanos, de 30 metros cuadrados, por muy de lujo que sean. Yo no construiría absolutamente nada. Hubiera sido mejor una zona ajardinada con bancos de madera para poder sentarse.

Puntuación -1
#4