Motor

El Toyota RAV4 híbrido enchufable, con "mucho más" de 50 km de autonomía, llegará después del verano

  • Cuenta con un motor 2.5 de gasolina combinado con un propulsor eléctrico
  • Sus 306 CV de potencia conjunta le permiten acelerar de 0 a 100 en seis segundos
Después del verano llega otro "plato fuerte enchufable": el Toyota RAV4

Toyota lanzará en la segunda mitad de este año la versión híbrida enchufable de su todocamino RAV4, que llegará con una autonomía eléctrica "muy por encima" de los 50 kilómetros que recorren de media los europeos para ir y volver al trabajo y montará una mecánica de hasta 306 caballos de potencia.

Los responsables de la firma japonesa han destacado la importancia de su todocamino compacto, que fue "pionero" en su categoría en el año 1994 y que ha alcanzado unas ventas acumuladas de más de 10 millones de unidades en todo el mundo.

"Mucho más de 50 kilómetros" de autonomía prometen los responsables de Toyota en el RAV4 enchufable

Tras el lanzamiento en 2019 de la quinta generación del RAV4, este año llegará al mercado su versión híbrida enchufable, con un motor de gasolina de 2.5 litros combinado con un propulsor eléctrico que juntos alcanzan una potencia de hasta 306 caballos, lo que permite al modelo acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en seis segundos.

Llega otro peso pesado a la cruenta batalla que se prevé entre los híbridos enchufables: el Toyota RAV4

Toyota también ha indicado que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de su nuevo híbrido enchufable, con datos previos a la homologación, son las "más bajas" de la categoría. Además, la autonomía eléctrica de este nuevo modelo estará "muy por encima" de los 50 kilómetros y su motor 'cero emisiones' podrá alcanzar los 135 kilómetros por hora sin consumir gasolina.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.