Ecoaula

Empleo en el sector de la auditoría (contra el tópico)

  • Optar por un primer empleo en el sector de la auditoría es pues un extraordinario inicio para la carrera profesional
Antoni Gómez, Presidente del Col·legi de Censors Jurats de Comptes de Catalunya (CCJCC)
Madrid

Cada año el sector de la auditoría de cuentas recluta miles de recién titulados universitarios y es uno de los que ofrece una mayor empleabilidad para el conjunto de titulados en Administración y Dirección de Empresas. Una parte de estas personas incorporadas lo hacen con la perspectiva de permanecer en sus firmas un cierto periodo de tiempo, en torno a 4 o 5 años, para con posterioridad decidir si continúan en el sector o bien dan un salto a otros ámbitos profesionales.

En un año complejo como fue 2020 a consecuencia de la afectación por el Covid-19, las firmas de auditoría crecieron en ocupación con la creación de cerca de 1.700 nuevos empleos. Desde luego la contratación de nuevos titulados fue mucho mayor, si consideramos la alta rotación que caracteriza a esta actividad.

Más allá de las oportunidades que se brindan para acceder a un primer empleo en que no se exige una experiencia previa, hay otras razones importantes para los nuevos graduados para su incorporación al sector de la auditoría.

Las personas tituladas que acceden al sector se benefician de un amplio programa de formación tanto teórica como práctica, no solo en una etapa inicial, sino de manera continuada. Además, a lo largo de su permanencia en la firma van adquiriendo nuevas capacidades lo que les convierte en profesionales extraordinariamente bien preparados para cualquier opción laboral que se deseen plantear en el futuro.

Diversos estudios efectuados por el Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE), principal organización representativa del sector de la auditoría en el país, muestran que el nivel de satisfacción de trabajar en auditoría es alto y que, en este contexto destacan, entre otros, los aspectos relativos a la formación recibida por sus firmas.

Pero, ¿por qué razones se produce una amplia rotación de personas en las firmas de auditoría? ¿qué sucede en nuestro país para que, con frecuencia, estas tengan dificultades para cubrir todas las vacantes?

Sin duda la conocida estacionalidad que caracteriza a nuestro trabajo y que obliga en determinadas épocas a jornadas laborales extensas, puede estar detrás de la reticencia a iniciar o continuar una trayectoria profesional en auditoría. No obstante, el sector está adaptando cada vez más su organización al objeto de racionalizar sus horarios. La experiencia forzada por la pandemia ha mostrado cómo es posible introducir mucha más flexibilidad en los horarios, sin que la calidad del trabajo se vea afectada. Sin duda estamos ante un avance significativo hacia la superación de un problema importante para la atracción y retención de talento.

Algunas consideraciones adicionales pueden también ayudar a explicar la situación. Desde el ICJCE se destaca que "cuanto más se conoce la auditoría, mejor imagen se percibe". Pero tan solo un 46% de los estudiantes consultados por la entidad han cursado la asignatura de auditoría (un tercio lo han hecho de forma voluntaria): quienes la han cursado expresan su satisfacción con ella. Creemos que la incorporación de más materias de auditoría en los planes de estudio académicos ofrecería a los estudiantes, con independencia de su ocupación final, criterios de rigor y análisis muy importantes para su formación.

Nos situamos ante un efecto más del desconocimiento que la sociedad tiene de la auditoría y del trabajo que realizamos el conjunto de profesionales de la auditoría de cuentas. Con frecuencia –y de forma errónea– se considera la de auditor una tarea rutinaria y destinada a detectar irregularidades en las cuentas, que entorpece y pone problemas a la ya difícil gestión. En definitiva, un papel antipático.

Pero el trabajo en una firma de auditoría dista mucho de ser monótono. Por esa razón aporta una valiosa experiencia a los nuevos titulados. A lo largo del año se analizan las cuentas de distintas organizaciones, con espíritu crítico, y se estudian sus realidades económicas.

Cabe señalar que las valoraciones sobre la auditoría de los profesionales que ya trabajan en este ámbito son muy superiores a las de aquellos que la desconocen o que tienen una visión meramente superficial. Entre los primeros, un 88% manifiesta que recomendaría el trabajo en auditoría a otras personas.

Desde hace muchos años la auditoría de cuentas contribuye a la confianza en la gestión de las empresas, y también las ha nutrido de profesionales altamente cualificados que ocupan posiciones en su alta dirección y en las direcciones financieras. Unos profesionales que han contribuido a situar a numerosas compañías y, por consiguiente a la economía española, en posiciones de cabecera, tanto en el ámbito nacional como internacional.

Optar por un primer empleo en el sector de la auditoría es pues un extraordinario inicio para la carrera profesional, tanto para continuar en el sector como para ejercer otros puestos de máxima responsabilidad en las organizaciones.

Elaborado por Antoni Gómez, Presidente del Col·legi de Censors Jurats de Comptes de Catalunya (CCJCC)

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin