Divisas

La libra se desploma con el desmoronamiento del Gobierno de May y las dudas sobre el acuerdo del Brexit

  • La divisa británica registra su mayor caída en año y medio
Gráfico del descenso de la libra frente al dólar.

La libra esterlina cae un 1,65% frente al dólar y un 1.81% frente al euro a las 10 de la noche, en una jornada decisiva para el futuro del Reino Unido, después de la dimisión de varios altos cargos del Gobierno, como el del ministro dedicado a negociar el Brexit con la Unión Europea, Dominic Raab. Ayer Reino Unido y la Unión Europea anunciaron que alcanzaron un acuerdo para la salida del país del bloque comunitario. La caída de la libra es la mayor desde junio de 2017, coincidiendo con el inicio de las negociaciones. La rentabilidad del bono británico a diez años baja con fuerza al 1,4%.

Raab, en su carta de dimisión publicada en Twitter, indica que no puede aceptar el acuerdo al que ha llegado May por poner en peligro la integridad territorial de Reino Unido.

La divisa británica había repuntando con fuerza en las últimas semanas por las expectativas que se habían generado alrededor del Brexit. Pero pese al anuncio oficial de acuerdo, los inversores están empezando a desconfiar de que termine a buen puerto.

¿Qué pasaría si Theresa May es derrocada? Desde ING Economics apuntan a caídas de la libra de entre el 3% y el 4%. 

Por su parte el precio de los bonos británico suben con fuerza y cae su rentabilidad al 1,4%. El movimiento es una señal de pánico entre los inversores que buscan refugio en la deuda británica. La caída de rentabilidad implica que para el mercado se abre un escenario recesivo con una salida desordenada del Reino Unido. 

La primera ministra británica, Theresa May, logró ayer arrancar el apoyo de su gabinete al pacto alcanzado con Bruselas, tras un largo Consejo de Ministros. Pero hoy por la mañana ya van cuatro ministros que han dimitido. Raab, el ministro encargado de Irlanda del Norte y la ministra de Trabajo, entre otros cargos importantes.

May tiene que convencer de las bondades del pacto con Bruselas a los suyos, en mitad de fuertes rumores de rebelión de los tories, y al Parlamento británico

El acuerdo del Brexit todavía tiene un tortuoso camino que recorrer para que salga adelante. May tiene que convencer de las bondades del pacto con Bruselas a los suyos, en mitad de fuertes rumores de rebelión de los tories, y al Parlamento británico.

La debilidad de May es más que una evidencia que supera las críticas desmesuradas del ala euroescéptica de su partido, liderada por el exministro de exteriores Boris Johnson. Hoy la premier ha llevado el acuerdo al Parlamento británico, pero todavía no hay fecha para las votación. May deberá obtener el apoyo de 320 diputados de los 650 que componen la Cámara.

El Brexit podría llevar a la quinta mayor economía del mundo hacia lo desconocido. Muchos temen que dividirá a Occidente mientras se enfrenta a la no convencional presidencia de Donald Trump en Estados Unidos y la creciente asertividad de Rusia y China.

Partidarios del Brexit admiten que habría algún dolor a corto plazo para la economía de 2,9 billones de dólares. El acuerdo le dará al enorme centro financiero británico, la mayor fuente de sus exportaciones e ingresos tributarios, sólo un nivel básico de acceso a los mercados del bloque europeo.

El actual pacto le daría a Reino Unido un nivel similar de acceso a la UE al que tienen las principales firmas de Estados Unidos y Japón

El actual pacto le daría a Reino Unido un nivel similar de acceso a la UE al que tienen las principales firmas de Estados Unidos y Japón, aunque ligándolo a muchas normas financieras del bloque en los próximos años.

Pero los que respaldan la separación aseguran que, en el largo plazo, Reino Unido prosperará cuando se libere de la UE, que consideran un experimento fallido en la integración europea dominado por Alemania.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, recomendó ayer que los líderes de la UE realicen una postergada cumbre para sellar el acuerdo. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha convocado una cumbre extraordinaria diplomáticos para el próximo 25 de noviembre.

Pero el jefe negociador del bloque, Michel Barnier, advirtió que el camino para asegurar un Brexit sin sobresaltos aún era largo y potencialmente difícil.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

AROUND THE WORLD
A Favor
En Contra

UY!.

Ni siquiera necesita de la mitad mas uno de los parlamentarios? (320 de 650).

Curioso para una decisión de semejante calado.

Puntuación 0
#1