Distribución

Tesco anuncia más despidos por la crisis del retail: quiere suprimir 1.700 puestos de trabajo

  • En el último año la compañía ha eliminado más de 4.500 empleos

Tesco, el mayor minorista británico, ha anunciado este lunes que hasta 1.700 empleados se verán afectados por la aplicación de una serie de cambios que tienen como objetivo la simplificación de su estructura operativa para mejorar la eficiencia. l El Apocalipsis del retail solo acaba de empezar: más de 30.000 millones de deuda desatará una espiral de quiebras

Tesco eliminará las figuras del 'people manager', 'compliance manager' y 'customer experience manager' de sus establecimientos en Reino Unido, lo que afectará a hasta 1.700 puestos de trabajo. "Se intentará encontrar un nuevo papel dentro del negocio a los afectados siempre que sea posible", ha informado la cadena de supermercados.

Reducción neta de plantilla

Al mismo tiempo, ha indicado que se crearán 900 nuevas figuras con competencias más amplias, con lo que la cifra neta de reducción de puestos de trabajo se quedaría en 800.

"Estos cambios eliminarán la complejidad y ofrecerán una experiencia más sencilla a los clientes. Reconocemos que estos son cambios difíciles de realizar, pero son necesarios para garantizar que nuestra empresa siga siendo competitiva y esté preparada para el futuro", ha indicado el consejero delegado de Tesco para Reino Unido e Irlanda, Matt Davies.

A su vez, explicó que la prioridad del grupo ahora se centra en apoyar a los compañeros afectados por estos cambios de la forma en que se pueda. "Esperamos retener en la mayor parte de las nuevas vacantes disponibles a los compañeros afectados", aseguró el directivo.

Tesco estableció en octubre de 2016 un plan de reducción de costes operativos en 1.500 millones de libras (1.710 millones de euros) de tres años a través de la mejora de la eficiencia de su red de distribución y establecimientos, y mediante el ahorro en las compras.

En enero de 2017, el minorista británico recortó 500 empleos, un mes después despidió a otros 1.700 empleados, mientras que el pasado mes de junio se deshizo de un total de 2.300 puestos de su oficina central y con el cierre de un centro de servicio al cliente en Cardiff.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin