Deporte y Negocio

UGT espera una llamada de LaLiga para negociar el convenio colectivo del fútbol masculino

  • Quiere cubrir los vacíos dejados por AFE, que se remite al actual convenio
  • La patronal es prudente y dice que el asunto no está aún sobre la mesa
Foto: Getty.
Madrid

La Unión General de Trabajadores (UGT) se ha decidido a entrar en el mundo del fútbol. El que es uno de los dos sindicatos mayoritarios de España ya ha aparecido en la escena del balompié femenino con su participación en la fallida primera negociación por el convenio colectivo y pretende hacer lo propio en el masculino. De hecho, espera una invitación de LaLiga de cara a las próximas reuniones que pueda organizar la patronal.

El sindicato no ha sido invitado a la Comisión Negociadora del Convenio, que ha propiciado tres encuentros entre LaLiga y Futbolistas ON, con la ausencia de AFE (Asociación de Futbolistas Españoles), único sindicato con funciones en el fútbol hasta 2018 y que no ve necesidad de entrar ahora en conversaciones para renovar un acuerdo que finaliza en 2020. En este sentido, la intención de UGT es tomar parte en las reuniones destinadas al próximo convenio. LaLiga, preguntada por este diario, es prudente: "No tenemos sobre la mesa esta consulta".

La puesta en escena del sindicato se produce por lo que, considera, es un olvido de la protección a los jugadores de categorías inferiores. José María García, de UGT, declara a este diario que se ha perdido en cierto sentido la confianza en la AFE, a la que reprochan haber actuado solo en campos concretos e incluso haber denunciado el convenio firmada por esta misma asociación, junto a LaLiga. 

UGT asegura que se introducirá en otros deportes además del fútbol, donde establece dos prioridades: el avance en temas de igualdad (de ahí su presencia en la negociación del convenio colectivo, invitada por la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino) y garantizar la reincoporación de los futbolistas de categorías inferiores al mercado laboral, fomentando su formación en parelelo a su actividad deportiva.

A diferencia de Futbolistas ON, UGT descarta pedir una parte del reparto de las ayudas que LaLiga da a los sindicatos a través del Fondo Social y del decreto-ley de comercialización de los derechos televisivos, partidas que para este curso representan más de 10 millones de euros. El sindicato aclara que, a pesar de ello, no se oponen a ellas ni propondrán su eliminación.

La UGT achaca a la AFE querer mantener una suerte de monopolio sindical e insiste en la necesidad de un diálogo entre sindicatos. En este sentido, recuerda que, al ser uno de los dos sindicatos mayoritarios del país (junto a Comisiones Obreras, es el único con más de un 10% de representatividad) podría, llegado el caso, apartar a AFE y a Futbolistas ON para encabezar las negociaciones si éstas se encallan, aunque es un extremo muy, muy lejano.

AFE insiste: hay convenio

AFE lo tiene claro. Fuentes del sindicato consultadas por este diario aseguran que no hay debate al respecto, por lo menos en cuanto al actual convenio: "Es hasta 2020 y está perfecto tal y como ésta en este momento". Así, descartan su presencia en todas las reuniones que LaLiga pueda convocar si tienen como aspecto a tratar materias ya reguladas en el acuerdo. De la misma manera, niegan que hayan denunciado un convenio redactado por ellos mismos.

El vicepresidente de la entidad, Jesús Barbadilla 'Jesule', reconoce que su asociación ha recibido peticiones por parte de LaLiga para reformar una parte del convenio, pero siempre con la misma respuesta, negativa. Estos requerimientos se deben a la desprotección de los jugadores a causa del control económico de LaLiga y el riesgo de que se queden sin ficha una vez la competición los niegue por criterios de presupuesto. 'Jesule' asegura que para esos casos ya existe una comisión paritaria y que, por lo tanto, no es necesaria la reforma del convenio.

El vicepresidente de la AFE es crítico con la UGT: "No lo entendemos". Asegura que la decisión del sindicato de introducirse en el fútbol no tiene sentido al chocar con una tendencia de no intervención durante décadas.

Respecto a Futbolistas ON, creado en 2018, es claro en el tema de los ingresos por subvenciones: no tienen derecho a participar en el 0,5% al no estar esta partida recogida en el convenio colectivo y, en lo relativo al Fondo Social (que este año ha repartido tres millones de euros), no puede participar, por lo menos, hasta que termine el actual convenio.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

OGT
A Favor
En Contra

Paguen su mordida Ricachones!!!!! (acento mexicano).

Puntuación 0
#1