Deporte y Negocio

Las consecuencias económicas de los Juegos de Tokio: 670 millones por la ausencia de público

  • Los organizadores tenían previsto vender 9 millones de entradas, todo un récord
Imagen: Reuters

La ministra olímpica de Japón, Tamayo Marukawa, anunció este jueves que los Juegos Olímpicos de Tokio se celebrarán sin espectadores en las gradas, ni siquiera de origen local, debido al repunte de contagios en la capital, y dando marcha atrás a la medida anunciada hace dos semanas de contar con hasta 10.000 espectadores en los estadios.

Los organizadores, que también decidieron hace meses vetar la entrada al país de visitantes foráneos durante los Juegos, tenían previsto ingresar unos 670 millones de euros a partir de la venta de entradas para los Juegos. En concreto, 9 millones de entradas que habrían significado un auténtico récord. 

"Se esperaba que la venta de entradas generara ingresos de 670 millones de euros para el OCOG (Comités Organizadores de los Juegos Olímpicos) de Tokio 2020, lo que lo convertiría en la tercera fuente de ingresos más importante del OCOG y también ayudaría a financiar el 12% del presupuesto general", tal y como cuenta Liam Fox a MarketWatch, analista de la empresa de análisis GlobalData.

Además de esta pérdida, la ausencia de público podría llevar a los patrocinadores a reevaluar algunos de los acuerdos de estos Juegos Olímpicos. "Las inversiones de patrocinadores nacionales habían batido todos los récords anteriores de los JJOO con una inversión de 2.778 millones de euros. Sin embargo, sin público en las gradas, estas previsiones se han reducido drásticamente", augura Fox.

Máxima precaución

Las autoridades metropolitanas de Tokio notificaron este miércoles 920 nuevos casos de COVID-19, un dato sin precedentes desde mediados del mes de mayo. Los datos de la última semana sitúan a la capital nipona por encima del umbral de casos que el Gobierno considera de máxima preocupación, en un momento clave ante el temor de que la cita deportiva suponga una expansión de la pandemia de la COVID-19 en el país asiático.

La responsable del comité organizador, Seiko Hashimoto, afirmó durante la reunión que para prevenir una expansión de los contagios "es necesario enviar un mensaje fuerte y claro", y señaló que los responsables del evento debían "tomar una decisión difícil".

El presidente del COI, Thomas Bach, dijo por su parte que los organizadores "han mostrado responsabilidad desde el día en que los Juegos fueron pospuestos", y afirmó que apoyaría "cualquier medida que sea necesaria para celebrar unos Juegos olímpicos y paralímpicos seguros para el pueblo japonés y todos los participantes".

Inversión de 12.680 millones

En lo que al aspecto económico refiere, la inversión realizada para Tokio 2020 es de 12.680 millones de euros, según la última versión del presupuesto anunciada por los organizadores, casi unos 2.000 millones más en comparación con los Juegos de Río 2016 -10.990 millones de euros-. Una cantidad parecida a Londres 2012 -unos 11.592 millones de euros- o Atenas 2004 -unos 8.954 millones de euros-. Y nada que ver con los, aproximados, 26.151 millones de euros de Pekín 2008 o los 4.106 millones de Sidney 2000.

La diferencia económica entre estos Juegos y los de Río 2016 radica, principalmente, en el citado sobrecoste por la pandemia sumado a las medidas sanitarias, la devolución de entradas, el aumento de los costes de los seguros, los gastos laborales extra o la creación de nuevas infraestructuras seguras.

Unos gastos asumidos por el Gobierno de Tokio, que aportará más de 800 millones de euros, mientras que desde las arcas nacionales se inyectarán casi 600 millones de euros más. El resto de capital procederá de un fondo privado financiado por el comité organizador, con el fin de aumentar el número de patrocinios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin