Deporte y Negocio

Los Juegos de Tokio necesitarán ser rescatados con 660 millones de euros si se celebran sin público

Saúl Craviotto y Mireia Belmonte, abanderados españoles de la ceremonia de inauguración de los Juegos. europa press
Madrid

Falta poco más de un mes para que la llama olímpica se encienda en la ciudad de Tokio y todavía no hay una decisión tomada sobre la posibilidad de asistencia de espectadores. Un hecho que preocupa y activa todas las alarmas del país nipón, ya que necesitaría un rescate público de unos 660 millones de euros si los juegos se celebran a puerta cerrada, según datos del Financial Times.

Un análisis llevado a cabo por el citado medio desgrana que, si se celebra el evento sin público, el Gobierno japonés solo podría financiar el reembolso de las entradas ya vendidas con un nuevo subsidio de los contribuyentes, ya que la recaudación que obtuvo con los boletos ya ha sido gastada por la organización.

De los ingresos de 668.000 millones de yenes (5.030 millones de euros) que el comité organizador ha presupuestado para este año, se supone que 90.000 millones de yenes provienen de la venta de entradas, lo que representa aproximadamente la mitad de los ingresos comerciales para los Juegos de Tokio 2021.

Las entradas solo se podrían reembolsar con un nuevo subsidio de los contribuyentes

La decisión de permitir la entrada de espectadores será tomada a finales de este mes. Mientras tanto, el grupo de trabajo del Gobierno oriental sobre el Covid-19 plantea diferentes alternativas al respecto. En este sentido, el Gobierno japonés se plantea sustituir el estado de urgencia sanitaria -que terminaría el próximo 20 de junio- por medidas calificadas de casiurgencia, en las que podría encajar la presencia de espectadores en acontecimientos públicos, no solo deportivos, incluidos los Juegos de Tokio. Se baraja un porcentaje del 50% de la capacidad de los recintos o de 10.000 espectadores como máximo.

Pese a que el primer ministro japonés Yoshihide Suga y los organizadores de la gran cita deportiva han asegurado que pueden organizar unos Juegos "seguros y protegidos", los médicos y expertos en salud pública han aconsejado a Japón que los celebre sin espectadores para evitar la propagación del Covid-19. Shigeru Omi, el principal asesor médico del Gobierno sobre la pandemia, ha instado al país nipón a evitar un "ambiente festivo" en los juegos. Una opinión que coincide con la de Haruo Ozaki, presidente de la Asociación Médica de Tokio, que indicaba en rueda de prensa que "la única opción de llevar a cabo los Juegos es sin espectadores".

Entre funcionarios, periodistas, personal de apoyo y deportistas, son casi 100.000 las personas que viajarán a Tokio y volverán después a sus ciudades de origen. Un hecho que, según los expertos sanitarios, "puede provocar una enorme transmisión", así como "un incremento de posibilidades de que se desarrolle una nueva variante", teniendo en cuenta que, actualmente, las cifras de contagios de Japón no son favorecedoras y es uno de los países de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos con la tasa más baja de vacunación, con menos de un 15%.

Abanderados españoles

El piragüista Saúl Craviotto y la nadadora Mireia Belmonte serán los abanderados españoles en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio. Por primera vez en la historia, España contará con una doble representación en este acto, un hombre y una mujer.

El Comité Olímpico Internacional (COI) promovía este cambio de norma en marzo del año pasado, justo antes de que la crisis sanitaria obligara a aplazar los juegos un año. Thomas Bach, presidente del COI, animó a todos los comités olímpicos nacionales a apostar por la opción de llevar dos abanderados, un hombre y una mujer, como señal de igualdad. Los olímpicos, que recibían la noticia de ser los elegidos por la Junta de Federaciones Olímpicas para representar al país con una gran alegría, suman históricas victorias a sus espaldas. Belmonte fue la primera mujer española campeona olímpica. Lo consiguió cuando ganó los 200 mariposa en Río 2016 y cuenta con cuatro medallas olímpicas. Las mismas que Craviotto, que ha conseguido alzar una de oro, dos de plata y otra de bronce.

Medidas sanitarias

Con todo en el aire y sin ninguna solución clara, la organización de Tokio ya ha preparado un exhaustivo protocolo para limitar al máximo el riesgo de contagio. Entre las medidas contempladas en el documento, destaca la sugerencia de vacunación a todos los participantes (deportistas, entrenadores, staff técnico, periodistas, ejecutivos...). Un requisito que no es obligatorio, pero el Comité Olímpico Internacional (COI) ha llevado a cabo gestiones para garantizar la vacunación de la mayor parte de la familia olímpica. Además, se prohíbe el uso del transporte público por parte de los olímpicos; se realizarán pruebas diarias a todos los asistentes; uso de mascarilla obligatoria y controles de temperatura periódicos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin