Deporte y Negocio

El estricto órgano de la FIFA para vigilar el dinero que se mueve con los fichajes

  • El máximo organismo pondrá en marcha en 2021 la Cámara de Compensación
  • Tratará de remitir a los clubes de formación el 5% del pago por un jugador
  • Además, limitará el poder de los representantes en una operación al 10%
Foto: Reuters.

La FIFA pondrá en marcha, a partir de 2021, el Cleaning House o Cámara de Compensación. Un revolucionario nuevo órgano, al que durante los últimos meses se le ha dado forma y con el que pretende vigilar y controlar todo el dinero que se mueve durante un fichaje, con el fin de que su reparto sea de la forma más justa.

"En 20 años el sistema que ha venido funcionando, necesitaba una reforma. Antes había entre 300 o 400 movimientos entre clubes y ahora hay alrededor de 17.000, mientras que los pagos han pasado de unos 200 millones a 7 billones de dólares". Fueron las palabras de Emilio García, el jefe de asuntos jurídicos de la FIFA, durante el World Football Summit 2019, las que confirmaron algo que la máxima institución del fútbol venía pidiendo a gritos durante el último año, un cambio en el mercado de fichajes.

Así nacerá la Cámara de Compensación, un órgano regulador y que el ejecutivo de Gianni Infantino ya ha aprobado y tratará de poner a funcionar "a partir del invierno de la 20/21 o el verano de 2021". Además, este se centrará tres temas primordiales para la FIFA: el dinero destinado a los clubes formativos, la comisiones de los agentes y las cesiones.

"Lo que intenta esta Cámara es que el dinero de formación con los clubes se pague. El club comprador debe pagar el 5% de la transferencia entre los clubes que tuvieron al jugador entre los 12 y 23 años. Sin embargo, algunos equipos no pagan o hay otros que dejan de recibir este monto porque han desaparecido, son muy pequeños o sus directivas han cambiado. Son 500 millones los que calculamos que habría que pagar anualmente y sólo llegan unos 70 u 80", dejó caer el directivo de la FIFA.

En total, menos de un 1% del dinero de un fichaje va hacia la entidad que formó al jugador en sus primeros años. Algo que cambiará con la próxima reforma y con lo que el organismo del fútbol ya está buscando "un socio para que gestione el dinero". El elegido, recibirá el dinero de los clubes compradores y montará una ficha del jugador para destinar a cada parte su correspondiente pago. "Si el club no paga, podría no poder fichar en la próxima ventana", avisó García.

Se estima que en una temporada los intermediarios llegan a ganar 400 millones de euros por los traspasos

Además, la nueva cámara de control regulará las comisiones de los agentes e intermediarios en operaciones, que se estima en 400 millones por temporada. Desde la 2021, el representante solo podrá cobrar dinero de una de las tres partes involucradas en un traspaso (vendedor, comprador o jugador) y así no podrá ser parte de las tres a la vez como ha sucedido en algún movimiento. Si adquiere el dinero desde el vendedor, el tope que pone la FIFA sería de un 10% del total del fichaje, mientras que si es del comprador o del futbolista, éste se reduciría al 3%.

Por último, el tercer aspecto clave de esta Cámara de Compensación será reducir el número de cesiones que puede hacer un club. Con el fin de evitar especulación, el organismo del balompié tratará de que una entidad preste a sus jugadores solo por interés formativo. Así, se limitará a ocho el número de cesiones por curso, con la clara idea de reducirlo a seis en años posteriores.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0